Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 s 11 s 2006 MADRID 51 LLUVIA ARTIFICIAL PARA MADRID presencia de nubosidad 1 Para realizar la operación se necesitaylacon temperaturas por de tipo estratiforme o cumuliforme debajo de cero grados, para que las sustancias químicas produzcan el efecto deseado 2 Un avión especial gana altura hasta alcanzar 1.300- 1.500 metros González critica la política de Zapatero sobre el agua El presidente del Canal de Isabel II y vicepresidente primero de la Comunidad, Ignacio González, se refirió ayer a la importancia que está adquiriendo el asunto del agua en el debate político y criticó las decisiones adoptadas por el Gobierno central y el Ministerio de Medio Ambiente respecto a la garantía de abastecimiento de agua. González afirmó que la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha basado su política, desde nuestro punto de vista equivocada y absurda, en la penalización del consumo, en responsabilizar a los usuarios y en la teoría de la escasez Esta postura- -dijo González- -no es razonable en una sociedad avanzada para, a continuación, volver a reclamar los 200 hectómetros cúbicos extra de agua prometidos por el presidente del Gobierno hace dos años Nubes 3 El avión descarga en las nubes cristales de yoduro de plata (un anhídrido resultante de la combinación de yodo y oxígeno) Lluvia son 4 Si las condicionesaguafavorables, se condensan las microgotas de en suspensión y se produce la lluvia. En pruebas realizadas el año pasado en Portugal, se registraron precipitaciónes durante 15 minutos, de entre 150 y 175 milímetros de agua Embalse El avión está equipado con sensores de observación para comprobar la formación de lluvia Depósito de yoduro de plata agua, al sobre 5 El embalsecaerrecoge el se en su mayor parte ABC Carlos Aguilera Dispensadores Sensores El objetivo es dar con un modelo matemático de la meteorología de todo el Valle del Lozoya Técnicos israelíes y madrileños trabajan ya en la lluvia artificial para El Atazar Hoy se firma un convenio para estudiar, entre otras cuestiones, las características meteorológicas del Valle del Lozoya MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. La lluvia por encargo en nuestra región puede dejar de ser una utopía y estar más cerca de lo que parece. La Comunidad de Madrid, a través del Canal de Isabel II, firmará hoy un convenio con representantes de trece empresas israelíes para, entre otras cuestiones, buscar el modelo matemático más adecuado al Valle del Lozoya y lograr, en el futuro, que las nubes descarguen más agua sobre el embalse de El Atazar. Así lo explicaba a ABC el gerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel, para quien la experiencia de los técnicos israelíes en materia de gestión y reutilización de agua es de gran utilidad para nosotros En realidad, el convenio que hoy se plasmará entre los expertos madrileños e israelíes tiene tres ejes. El primero tiene que ver con la tecnología punta que se utiliza en Israel para la reutilización del agua, especialmente en la agricultura. El segundo gira en torno a la gestión de las redes ya que, según se dice, en Israel son especialistas en no perder ni desperdiciar ni una gota de agua. El tercero se refiere a la gestión de los recursos básicamente orientada a la reorganización de acuíferos y al aprovechamiento de la lluvia. Es precisamente la posibilidad de que llueva más, de que sea una especie de lluvia a la Con yoduro de plata En Israel llevan treinta años fabricando lluvia por encargo La lluvia artificial se provoca sobre el Mar de Galilea, lo que ha permitido obtener un 18 por ciento más de precipitaciones La técnica consiste en sembrar la nube con yoduro de plata para que caiga más agua carta una de las que más curiosidad despierta entre los técnicos del Canal de Isabel II. Treinta años de ventaja Las explicaciones de su gerente, Ildefonso de Miguel, no dejan lugar a dudas. Ellos, los israelíes, llevan treinta años logrando que las nubes descarguen más agua. Ocurre en un embalse cerca del Mar de Gali- lea que es, aproximadamente, como diez veces nuestro embalse del Atazar. Desde luego que queremos mejorar el rendimiento de las lluvias. Por eso, los técnicos israelíes nos van a ayudar a encontra ese modelo matemático preciso y concreto para toda la cuenca del Lozoya y el embalse del Atazar. A nosotros, en el Lozoya, no nos vale el modelo matemático que utilizan ellos en Galilea. Hemos de dar con el nuestro propio a base de estudiar y combinar adecuadamente la presión de las temperaturas, tipo de nubes, factores del viento, evolución de las borrascas y otras cuestiones que nos faciliten nuestro propio modelo para obtener más lluvia en esa zona madrileña del Lozoya y, en especial, sobre El Atazar añade De Miguel. A continuación- -añade el gerente del Canal de Isabel II- habrá que ver lo que cuesta y dotar al proyecto del presupuesto necesario si es que se considera oportuno. ¿Y cómo se logra la lluvia por encargo? El pasado mes de junio, la propia presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, viajó a Israel y conoció de primera mano los proyectos en este país. En este país, como ya informamos en su día, se provoca la lluvia artificial desde hace treinta años sobre el Mar de Galilea, lo que les ha permitido tener un 18 por ciento más de precipitaciones. El proyecto cuesta un millón de dólares al año. Sembrar su base El sistema es sencillo pero lo primero que tiene que haber son nubes; esas grises y plomizas que, a veces, no descargan y pasan de largo. Una vez localizada y elegida la nube hay que determinar la trayectoria exacta que seguirá y en qué momento se situará sobre un lugar ya controlado. Los expertos israelíes fijan su objetivo y avisan a los pilotos. Vale con una hora de antelación. Las aeronaves deberán volar justo por debajo de la nube y sembrar su base con bengalas de yoduro de plata, lo que producirá una condensación del agua, que caerá por su propio peso.