Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MARTES 21 s 11 s 2006 ABC Un padre rapa y golpea a su hija, francesa, por relacionarse con un no musulmán J. P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Una joven francesa de origen tunecino, de 18 años, ha denunciado a su padre y a su hermano mayor por haberla rapado, golpeado y amenazado de muerte. La causa: la chica estaba saliendo con un joven francés de origen español, en Oullins, al sur de Lyon, la segunda ciudad de Francia. La madre de la joven asistió a la escena, cuando padre e hijo apalearon a la muchacha por tener un novio que no es ni musulmán ni norteafricano. La joven intentó suicidarse tirándose por una ventana de un sexto piso, pero otra hermana la retuvo. Toda la familia, salvo la agredida, fue detenida, aunque la madre y la hermana quedaron en libertad sin cargos un día después. El padre, de 62 años, y el hermano, de 22, para los que se había prorrogado el arresto, comparecieron ayer ante el juez, que pueden ser juzgados de urgencia por el Tribunal Correccional de Lyon. El Kremlin niega estar implicado en el envenenamiento de Litvinenko Son muchos, no obstante, los que opinan que sólo una organización poderosa puede haber sido capaz de poner veneno en la comida del ex espía RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. El Kremlin calificó ayer de absurdas las acusaciones lanzadas desde distintos frentes contra la cúpula rusa por su supuesta implicación en el envenenamiento del ex teniente coronel de los servicios secretos rusos, Alexánder Litvinenko, quien se encuentra ingresado en estado grave en un hospital londinense. El Servicio Exterior de Inteligencia ruso (SVR) también ha asegurado no tener nada que ver con ese repentino empeoramiento del estado de salud de Litvinenko. Oír otra cosa hubiese resultado chocante. Carecen completamente de sentido las afirmaciones vertidas contra la dirección rusa, dijo ayer Dmitri Peskov, uno de los responsables del servicio de prensa del Kremlin. Lo mismo vino a decir Serguéi Ivanov, portavoz del SVR. ENVENENAMIENTO POR TALIUM La policía británica investiga un supuesto complot para matar por envenenamiento a un ex espía ruso en un restaurante japonés de Londres. Informaciones de medios dijeron que Litvinenko había sido envenenado con el mortífero químico talium, utilizado en insecticidas Usos Raticida e insecticida. Fue prohibido en EEUU en 1975 Usado en el tratamiento de infecciones de la piel, fue prohibido a causa de su toxicidad Utilizado en la fabricación de componentes electrónicos, lentes ópticas, semiconductores, USOS termómetros de baja temperatura, equipos de detección de rayos gamma y aleaciones Nombre: Talium (Tl) Descubierto: 1861 Número atómico: 81 Apariencia: Metal pesado, se asemeja al estaño, pero cambia de color cuando está expuesto al aire. Características: Ligero y maleable Antídoto: Azul de Prusia Envenenamiento Ocurre con la ingestión oral, la inhalación de polvo contaminante o la absorción cutánea Dolor y tensión en el pecho tras la exposición Comienza a caerse el pelo (2- 3 semanas) Puede causar temblores, convulsiones, coma y la muerte (2- 5 días) Escamas en palmas y plantas, síntomas de acné en la cara La eliminación es lenta, de 3 a 30 días, y depende de la dosis de exposición Dolor abdominal severo, vómitos, diarrea, deposición con sangre (a las 3- 4 horas) ABC Reuters Debilidad y entumecimiento (a los 2- 5 días) Sarkozy dejará Interior para preparar su candidatura a la Presidencia J. P. Q. CORRESPONSAL PARÍS. Nicolas Sarkozy estudia la fecha exacta de su dimisión como ministro del Interior, para consagrarse por entero a la campaña de su candidatura a la Presidencia de la República, acosado por la guardia pretoriana de Jacques Chirac y espoleado por la entrada en campaña de Ségolène Royal, candidata oficial del Partido Socialista. Varios consejeros de Sarkozy lo están invitando a dimitir a finales de este mismo mes de noviembre, o primeros de diciembre, para recobrar la libertad de acción y palabra que no siempre tiene un ministro del Interior, obligado a declarar una solidaridad política de fondo con el Gobierno, el de Dominique de Villepin, que no deja de ponerle obstáculos y peligrosas trampas. Villepin critica a media voz su política de seguridad en los suburbios. Se trata de críticas envenenadas, minando el terreno electoral del presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) Habladurías Todas esas habladurías no son más que invenciones desprovistas de fundamento aseguró Ivanov. Según sus palabras, los servicios secretos rusos no han vuelto a recurrir a la eliminación física de sus enemigos desde 1959 cuando fue envenenado el dirigente nacionalista ucraniano Stepán Bander. Son muchos, no obstante, los que opinan que sólo una organización poderosa puede haber sido capaz de poner veneno en la comida de Litvinenko. Algo así no puede ser obra más que de los servicios secretos, en donde se actúa cuando hay órdenes de arriba opinaba ayer en el diario ruso Kommersant el ex diputado y defensor de los derechos humanos Serguéi Kovaliov. Para el diputado comunista Víctor Iliujin está claro que Litvinenko conocía importantes secretos de Estado y se permitió encima amenazar con poner al descubierto la verdad sobre el asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya tiroteada en Moscú el pasado 7 de octubre. FOTOS: AP Alexánder Litvinenko en 2002 (abajo) y ayer en un hospital de Londres (arriba) El ex general del KGB Oleg Kaluguin sostiene que el antiguo espía traicionó a sus jefes y eso suele castigarse con la muerte Litvinenko, de 44 años de edad, y otros agentes del FSB (Servicio Federal de Seguridad) aparecieron ante las cámaras de televisión en noviembre de 1998 para denunciar a sus superiores por haberles encomendado la misión de matar al acaudalado empresario Borís Berezovski, de quien Litvinenko es asesor. Entonces, al frente del FSB estaba precisamente Vladímir Putin. El ex espía envenenado es además uno de los autores del libro El FSB dinamita Rusia en el que se acusa a los servicios secretos rusos de cometer atentados terroristas que eran después atribuidos a la guerrilla separatista chechena. Un empeoramiento obliga a ingresar en la UCI al ex agente E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Alexánder Litvinenko volvió ayer a la unidad de cuidados intensivos del hospital londinense en el que se encuentra ingresado, debido a un agravamiento de su estado de salud. La medida fue tomada por precaución, ante el riesgo de un mayor deterioro de su condición. Según los médicos que le atienden, existe el 50 por ciento de posibilidades de que el ex espía ruso pueda sobrevivir al envenenamiento sufrido. Fotografías de Litvinenko, de 43 años, fueron ayer difundidas para mostrar los efectos del tóxico en su cuerpo. Se le ha caído todo el cabello, tiene dañado el riñón, vomita constantemente y ha perdido casi todos los glóbulos blancos de la sangre, que son vitales para el sistema de inmunidad. Aunque Scotland Yard no se pronuncie sobre la sustancia ingerida por Litvinenko hasta que dentro de unos días estén los resultados de las pruebas toxicológicas, diversos especialistas apuntan a que al ex espía le fue suministrada una dosis letal de talium, quizás mezclada con alguna otra sustancia. No tiene gusto, es incoloro e inodoro. Basta un gramo en tu comida, como un pellizco de sal, para matarte ha declarado a la BBC el toxicólogo clínico John Henry sobre el talium, usado sobre todo antiguamente como matarratas. La Policía, que ha informado que Litvinenko ya fue objeto de un atentado en octubre de 2004 cuando una bomba de petróleo fue arrojada contra su casa de Londres, está interrogando a testigos del par de encuentros que el ex espía mantuvo el 1 de noviembre, fecha del posible envenenamiento.