Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 s 11 s 2006 INTERNACIONAL 35 Florentino Portero Irán anuncia que en 2007 ya producirá su propio combustible nuclear El Organismo Internacional de Energía Atómica duda de que Teherán pueda avanzar tan rápido, pero constata su voluntad de desafiar a la ONU ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, volvió ayer a dejar claro que su país no sólo no atenderá la exigencia de la ONU de que paralice su programa atómico, sino que planea acelerarlo. Según la Radio Nacional iraní (Irib) el dirigente persa anunció que el próximo año Irán será capaz de procesar su propio combustible nuclear. Para ello, Teherán tendría que multiplicar por mucho su actual capacidad técnica. Según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) los científicos iraníes apenas han logrado procesar hasta la fecha 34 kilos de uranio poco enriquecido empleando una serie de 164 centrifugadoras de gas de uranio. Para obtener uranio en cantidad y riqueza suficiente para poder emplearse en una central nuclear (y también en un arma atómica) Irán necesitaría unas 50.000 de estas máquinas trabajando a pleno rendimiento. A principios de año, las autoridades persas anunciaron que dispondrían de 3.000 a final de 2006, aunque Ahmadinejad fue ayer más optimista y aseguró que en 2007 ya serán 60.000. Independientemente de que este calendario sea factible técnicamente, las palabras del presidente iraní ratifican su desafío al Consejo de Seguridad de la ONU que ha urgido a EL RÉGIMEN IRANÍ GANA E n diplomacia, como en la vida, es de prudentes medir las palabras y no amenazar cuando no se está en condiciones de llevar hasta las últimas consecuencias lo dicho. Bush, con toda la razón del mundo, incluyó a Irán en el Eje del Mal y comunicó su decisión de promover un cambio de régimen. Tiempo después la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) confirmó que Irán estaba violando el Tratado de No- Proliferación Nuclear, al desarrollar en secreto un programa de enriquecimiento de uranio. Entonces a las bravuconadas de Bush se sumaron las de los europeos, en especial los tres grandes- Alemania, Reino Unido y Francia- que amenazaron con graves sanciones al régimen de los ayatolás si perseveraba en la violación. Pero a bocazas es difícil ganar a los actuales dirigentes de Irán. A las amenazas contestan con amenazas, negando el Holocausto judío y advirtiendo de la pronta desaparición de Israel. Son fanáticos, pero hasta la fecha han demostrado ser mucho más realistas e inteligentes que sus interlocutores. Estudiaron la situación y llegaron a la conclusión de que los europeos ni tenían arrestos ni influencia internacional para llevar adelante sus amenazas. Tenían razón. Europa se apresta dignamente a ver como Irán construye su arma nuclear mientras el régimen de no- proliferación cae hecho añicos. Tras Irán llegarán otros, empezando por Egipto. Mientras tanto el europeo de a pie está tranquilo. Al fin y al cabo si Irán está en contra de Estados Unidos no puede ser tan malo. Washington se encuentra con las presiones israelíes para actuar, la negativa de Rusia y China a aplicar sanciones, el fatalismo europeo que asume lo que considera inevitable y la crisis de Irak empantanada. El Consejo de Seguridad madura una resolución de la que nadie espera nada. El sistema multilateral renuncia a afrontar el problema más grave que tenemos ante nosotros. Mientras, Irán, seguro de sí mismo, solicita ayuda a la AIEA para desarrollar su nueva central nuclear, en una clara burla a todos nosotros. Israel confía en el apoyo de Bush si decide atacar EFE JERUSALÉN. El presidente de EE. UU. George W. Bush, entendería a Israel si este país decide atacar Irán, según destacó ayer en titulares el diario israelí Haaretz El rotativo de Tel Aviv, que no cita fuentes concretas, cuenta que, durante una reciente entrevista con su homólogo francés, Jacques Chirac, Bush le comentó a éste la posibilidad de que Israel atacara las instalaciones nucleares en Irán. Bush también dijo que si se produjera ese ataque, él lo comprendería refiere el periódico, que en Israel tiene reputación de serio. No obstante, el diario considera que Condoleezza Rice no sería tan comprensiva Ahmadineyad con el presidente de Zimbabue ayer en Teherán detener cualquier actividad relacionada con el enriquecimiento de uranio. Sin embargo, las discrepancias entre EE. UU. y la UE, partidarios se sancionar a Irán, y China y Rusia, que apuestan por negociar, han bloqueado cualquier iniciativa de presión a Teherán. Al mismo tiempo, el OIEA estaría a punto de bloquear la petición iraní para recibir asistencia técnica en la construcción de la planta de agua pesada de Arakm, en la que Irán afirma que producirá isótopos radioactivos con fines medicinales. EPA Las fuentes diplomáticas consultadas por ABC en Viena, sede del OIEA, entienden que la solicitud iraní es sólo una maniobra de distracción para dividir a la comunidad internacional y complicar aún más el debate sobre su programa atómico. Blair asegura en Kabul que las tropas británicas seguirán en Afganistán MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL HERAT. Tras un fin de semana en el vecino Pakistán, el primer ministro británico, Tony Blair, llegó a Kabul para mostrar su apoyo al gobierno de Hamid Karzai. Fue la segunda visita de Blair desde que en 2002 sus tropas llegaran de la mano de las estadounidenses para luchar contra el terrorismo en el marco de la operación Libertad Duradera El paso del tiempo y la llegada de miles de soldados extranjeros- -más de treinta mil de 37 países diferentes en estos momentos- sin embargo, no ha podido borrar la presencia unos talibanes que cada vez están más fuertes en las provincias del sur. Los afganos merecen vivir en un país democrático y sin opresión. El crecimiento económico es importante y la reconstrucción va por buen camino, así que la comunidad internacional tiene sólo una opción: seguir apoyando a su presidente. Las tropas británicas seguirán aquí confesó el mandatario tras mantener un encuentro con el presidente, Hamid Karzai, en el que, además del problema de la seguridad, se pusieron sobre la mesa temas como el de la lucha contra las drogas o las relaciones con Pakistán. Las raíces del terrorismo y de Al Qaida son muy profundas ya que en este país tuvieron su sede durante largos años, así que nos va a llevar tiempo vencer esta guerra con- tra el terrorismo. Sin embargo, soy optimista indicó un Blair. En el seno de la población afgana la ilusión de las promesas iniciales se empieza a apagar y algunos sectores comienzan a cuestionar el papel de las tropas extranjeras. Los bombardeos aéreos e incursiones terrestres en zonas rurales pobladas en el sur del país producen víctimas civiles cada día, la seguridad en ciudades y carreteras es muy baja y la policía afgana no termina de asumir sus funciones. Estos son algunos de los factores que hacen que el trabajo de la comunidad internacional sea menos popular jornada a jornada.