Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA MARTES 21 s 11 s 2006 ABC COMUNICACIÓN Real Madrid, Barça, Sevilla y Zaragoza, en las mismas manos MADRID. El futuro del fútbol en las próximas temporadas lo decidirá Mediapro, la productora catalana que es el socio de referencia de La Sexta. En la actualidad posee los derechos del Real Madrid, Barcelona, Sevilla y Zaragoza, o lo que es lo mismo, los de los cuatro equipos que encabezan la clasificación de la Liga. No sería nada extraño que hasta 2008 Sogecable pretenda deshacerse de su negocio digital y que aparezca alguna plataforma nueva para explotar estos derechos de televisión. Una de las fórmulas podría estar asociada a la televisión por cable, donde también se paga. La guerra del fútbol está adquiriendo cifras inéditas IGNACIO GIL Mediapro arrebata a Telemadrid y Sogecable los derechos del Madrid El club blanco percibirá más de 1.100 millones en los próximos siete años JULIÁN ÁVILA MADRID. Ramón Calderón durmió plácidamente la madrugada del domingo al lunes. A eso de las dos y media de la mañana acababa de llegar a un acuerdo multimillonario con la productora Mediapro para ceder los derechos de televisión del Real Madrid- -más de 1.100 millones a repartir en siete temporadas- -hasta la campaña 2012- 2013. Con esta decisión despreciaba las ofertas que Sogecable y Telemadrid, los otros postores, habían puesto sobre la mesa. En la actualidad, el Madrid tiene contrato con Sogecable, a razón de 55 millones por año, hasta 2008. Con esta jugada económica, el presidente mete una inyección de euros a la caja de caudales, mantiene el estatus de deuda cero, solapa su imagen de hombre incumplidor y afronta con más tranquilidad la complicada asamblea del próximo 3 de diciembre. Las negociaciones han sido complejas, a muchas bandas y con altibajos. Sobre todo en las últimas semanas y en el intenso fin de semana. Para desmenuzar la operación hay que situar a los agentes y viajar en el tiempo. Los protagonistas han sido Sogecable, Telemadrid y Mediapro. La película arranca en la campaña para las presidenciales del Madrid (junio) Entonces, Mediapro oferta a los principales candidatos 120 millones por año, mientras Sogecable presiona a los aspirantes con un apoyo mediático durante y después de la campaña e igualar la oferta de Mediapro. Paralelamente, Sogecable ofrece a Mediapro entrar en el accionariado de Audiovisual Sport (la plataforma que explota el fútbol bajo la modalidad de pago por visión) con una dirección general y un 25 por ciento en los derechos del fútbol internacional a cambio de apartarse de la puja. nero público, podía irse al traste si el Consejo de Administración de Caja Madrid, dividido a la hora de dar el visto bueno a la propuesta, se echaba atrás, o bien si llegase a intervenir el Tribunal de Defensa de la Competencia en caso de denuncia. Paralelamente, los responsables de Sogecable, empeñados en pagar una cifra muy por debajo de la pretendida por el Real Madrid, llegan a un pacto con Telemadrid. Un trato contra natura. La semana pasada lograron un acuerdo (Sogecable ponía una cantidad de dinero y Telemadrid otra que alcanzaba los 120 millones) con unos intereses convergentes. Habría fútbol en abierto y de pago y, de paso, el grupo mediático que sostiene a Sogecable se comprometería a galvanizar las relaciones institucionales con los gestores de la cadena autonómica. Este plan fue filtrado a Calderón y éste, el viernes, llamó a la puerta de Mediapro para comprobar si seguía en pie la oferta del verano. Brindaron con champán Seguía vigente. Incluso con mejores cifras y calendario de pagos. Entre el sábado y el domingo, Jaume Roura y Tacho Benet, en representación de Mediapro, y José Ángel Sánchez y Ramón Calderón, como máximos responsables del Madrid, cerraron el acuerdo y brindaron con champán del caro. De hecho, según ha podido saber este periódico, ya se ha rubricado el mismo y el Real Madrid ya ha percibido la cantidad que le corresponde por su primer año de contrato- -el club cobrará estas dos primeras temporadas sin que Mediapro tenga aún los derechos, cuya explotación corresponde a Sogecable hasta 2008- Caja Madrid no lo veía claro Con esa artimaña, Sogecable pretendía no pagar los 120 millones ofertados. Lo creía tener todo controlado cuando apareció Telemadrid con una proposición conjunta (Real Madrid, Atlético y Getafe) mareante que superaba los 600 millones y que precisaba el aval de Caja Madrid. Esta jugada dejaba el fútbol en abierto y supondría el final del PPV O lo que es lo mis. mo, un varapalo para Audiovisual Sport porque Sogecable acumula unas pérdidas multimillonarias. El paso obligó a nuevas estrategias. De un lado, Ramón Calderón entendía que la oferta de Telemadrid era baja y que la operación, financiada con di- La crispación hunde la credibilidad de la radio, según un informe de la APM ABC MADRID. La radio despierta cada vez menos confianza entre la audiencia española, según se desprende de una encuesta sobre credibilidad de los medios incluida en el Informe Anual de la Profesión Periodística 2006, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid. Según las conclusiones del informe, que será dado a conocer en su integridad el próximo 1 de diciembre, la politización de los contenidos y la crispación mediática que se ha apoderado del medio estarían en la base de este paulatino descrédito. La prensa diaria y la TV son las grandes beneficiadas por la pérdida de fiabilidad de la radio, mientras que el resto de soportes (Internet, revistas) se mantiene en niveles discretos. De acuerdo con los datos de la encuesta, la televisión el medio dotado de mayor credibilidad para la audiencia femenina (así lo afirma el 39,5 por ciento de las entrevistadas) mientras que para la masculina lo es la prensa diaria (31,8 por ciento) Del mismo modo, los hombres parecen depositar más confianza en Internet que las mujeres (7,2 frente a 4 por ciento) aunque las distancias se han acortado el último año. Por otro lado, la televisión va ganando en credibilidad a medida que envejece su público (es el medio más fiable para los entrevistados mayores de 65 años) mientras que los diarios y la radio cosechan sus mejores promedios en la franja de edad madura (45- 64 años) Asimismo, la TV es el medio más creíble entre las capas de la población peor formada (43,4 mientras que se antoja poco fiable para los titulados universitarios (18,3 por ciento) al contrario de lo que ocurre con la prensa escrita.