Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MARTES 21 s 11 s 2006 ABC Miguel Sebastián asegura que no piensa afiliarse al PSOE Propone dos debates públicos al alcalde Ruiz- Gallardón, en febrero y en marzo MARIANO CALLEJA MADRID. El nuevo candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, el rival en las urnas de Alberto Ruiz- Gallardón que su partido ha tardado tanto tiempo en encontrar, tras varias negativas y descartes, ha querido dejar muchas cosas claras desde el primer momento. Una de ellas, que no está afiliado al PSOE, y que no piensa afiliarse ahora ni en el futuro, porque desde la independencia, dice, pueden defenderse también los valores de la izquierda. Sebastián se presentó ayer en sociedad ante los medios de comunicación de Madrid, en la sede nacional de Ferraz y no en la madrileña del distrito de San Blas. Acompañado del portavoz municipal, Óscar Iglesias, pero con la ausencia del secretario general del PSOE en Madrid, Rafael Simancas, el candidato hizo un repaso rápido de su biografía y se sometió al tercer grado de la prensa. Una vez más, quiso remarcar su madrileñismo quizás para responder a los que, como Juan Barranco, se refieren a él como ave de paso Nació en la calle de Juan Bravo y de los 49 años que tiene, 44 los ha vivido en Madrid. Ahora reside en Tetuán. De todas formas cree que de aquí a mayo- -una carrera de 200 días- -tiene tiempo para conocer todo a fondo, y también para que le conozcan a él. Las consultas en Google con su nombre, comenta, han pasado de 80.000 a 800.000. De momento, esta semana tiene programados dos actos sectoriales, uno de educación y otro de vivienda. No es nada casual, ya que el candidato quiere que estas áreas sean prioritarias en su programa. Cuando le recuerdan que a ese ritmo frenético tendrá unos 40 actos de aquí a las elecciones, y así es complicado ganar en Madrid, más si se parte prácticamente desde cero, Sebastián se defiende: esto es sólo el principio. Como iniciativa, ofreció al alcalde de Madrid dos debates en un lugar público, que podría ser la Asociación de la Prensa. Propuso incluso las fechas: en febrero y en marzo. Sebastián seguirá siendo asesor del presidente del Gobierno en asuntos económicos, con rango de secretario de Estado, hasta el 1 de diciembre. Hasta entonces no podrá volcarse plenamente en su tarea como aspirante a alcalde. Recordó además que es profesor. Lo cierto es que su manera de explicarse y de dirigirse al público le delata por completo. Habla despacio, casi dictando sus palabras, con intencionada seguridad, y cuando se refiere a la economía- -su fuerte- sólo le falta una pizarra para explicar por qué la deuda pública en una ciudad como Madrid es tan mala, mientras su auditorio- -en este caso los periodistas- -toman apuntes y luego preguntan. No es de extrañar que tenga como referencia al viejo profesor Tierno Galván. Sebastián no se siente segundo o tercer plato del PSOE como aspirante a las elecciones de mayo de 2007, tras las sucesivas negativas que se produjeron en su partido en la designación del candidato, entre otras la de José Bono. Como para ser hay que querer, explica Sebastián en plan docente, él es el primero que ha querido ser candidato, y por tanto se considera primer plato. ERNESTO AGUDO Los Príncipes, con los jóvenes del PP Los Príncipes de Asturias recibieron ayer en la Zarzuela al comité ejecutivo de Nuevas Generaciones del PP, encabezado por su nuevo presidente, Nacho Uriarte, quien les explicó su programa de futuro y sus inquietudes. Don Felipe y Doña Letizia recibirán mañana a una representación de las Juventudes Socialistas. El PP reconoce que no le entusiasma el encaje del término realidad nacional C. DE LA HOZ MADRID. Seis folios de texto dedica el PP en su web a explicar el acuerdo alcanzado con el PSOE sobre el Estatuto andaluz. Hay aspectos muy llamativos, entre ellos la asunción de que el encaje del término realidad nacional no entusiasma a nadie pero, también, la apelación al consenso como una exigencia moral. El PP admite que la expresión realidad nacional desata todo tipo de temores y susceptibilidades pero esta alusión es poco más que una cita literaria o un adorno retórico Esta alambicada fórmula, que sin duda no entusiasma a nadie- -dice el texto- constituye el punto de encuentro. Ni el PP podía admitir más ni el PSOE ha querido admitir menos aducen. Tras afirmar que la reforma del Estatuto andaluz cierra el paso al cualquier veleidad nacionalista o federalista el siguiente epígrafe desarrolla, bajo el título El valor del consenso que hay que sa- ber transigir con las cosas que carecen de consecuencias aún asumiendo que no faltará quien piense que se ha cedido demasiado y que lo correcto era no aceptar ni las banalidades Pero a continuación, el PP hace un alegato por las políticas pactistas al afirmar que el consenso en materia constitucional no es una oportunidad que se pueda considerar entre otras, sino una obligación. Estamos tan obligados moralmente a perseguir el consenso, que la carga de la prueba cae sobre quien lo rechace Finalmente, remiten al Estatuto, a la intervención de Mariano Rajoy en el Congreso el pasado día 2 y a la defensa que del texto hizo Javier Arenas en una aplaudida intervención en la Cope el viernes 3. Elección a dedo Además, contesta a los que dicen que es un candidato elegido a dedo por José Luis Rodríguez Zapatero, saltándose la democracia interna de su formación política. Este partido, sostiene Sebastián, tiene elecciones primarias, no como otros. Y cambia de asunto ante las miradas incrédulas de algunos periodistas. En sus planes, por lo demás, sólo entra ganar las elecciones. Por eso se niega en redondo a decir qué pasará si pierde. Ni se lo plantea: un candidato no puede hacer eso. Pero da una pista, porque asegura que nunca ha ascendido de puesto en su vida laboral, ya que tampoco le ha interesado. Es decir que si se queda como concejal, habrá que ver si continuará en el Ayuntamiento para tratar de ascender en la siguiente cita electoral. Respuesta eludida. Eso sí, si tiene que pactar con Izquierda Unida para ser alcalde, lo hará, porque comparte con esta formación buena parte de su programa electoral. Lo que no quiere decir que no pretenda disputar, al mismo tiempo, el centro político al PP.