Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 s 11 s 2006 DEPORTES 95 Pep Guardiola s Futbolista EL CEREBRO PARA EL MOTOR Sin apenas hacer ruido, Pep Guardiola anunció su retirada como profesional. Se va el mejor de los 4 que ha salido del Barça, un futbolista exquisito POR ENRIQUE YUNTA BARCELONA. No ha sido la mejor de las despedidas, la verdad. Medio retirado y después de ir dando tumbos en los últimos años por un fútbol menor, Josep Guardiola (Santpedor, 1971) anunció a mediados de semana que se va, que deja el deporte en activo, que abandona el tren. Y la noticia casi ha pasado desapercibida, silencioso adiós para uno de los mejores centrocampistas de la historia. El Dorados de Sinaloa, dirigido por su colega Juanma Lillo, fue la última estación del noi de Santpedor Hasta entonces, una dilatada y reconocida carrera que vivió sus años de esplendor en el Barcelona, siendo un emblema durante una década y sentando un precedente para todos los chavales de la cantera. Porque Guardiola es eso, otra joya pulida en el seno de La Masía. De hecho, es el producto estrella de la academia azulgrana. Esté quien esté en el banquillo del Camp Nou, una cosa queda clara: no se entiende el Barça sin la figura de un 4 marca de la casa. Y Guardiola es, por antonomasia, el modelo a seguir, el espejo para los Xavi, Arteta, Cesc, Iniesta y compañía. Un ídolo, una referencia. El mejor de los 4 El cuerpo, en este caso, ha ganado a la cabeza, que le pedía otra cosa. Pero Pep siempre se ha caracterizado por ser un tipo sensato, con cordura. Se le han fundido los plomos, aunque más temprano que tarde estará, como él desea, dirigiendo a algún equipo. Y no es de extrañar que el Barça de sus amores le abra la puerta como una inversión de futuro. Me encantaría entrenar a la cantera, a niños pequeños, porque hay que respetar todos los procesos Pep se deja querer. Era un jugador diferente. Más rápido que un lince para ver cualquier jugada, Guardiola deleitó durante años al Camp Nou con su exquisita conducción de la pelota y con sus asistencias milimétricas para que el delantero de turno se llevara la ovación. Un estilo refinado y pausado, un tipo que leía el fútbol como pocos saben hacerlo. Elegante, limpio y con toque. Un líder inigualable en todos los aspectos. Fue uno de los integrantes del Dream Team de Cruyff- -su mentor, el que le dio el mando a los 18 años- -que obtuvo cuatro Ligas consecutivas y ganó la Copa de Europa en 1992. En once años en el Barcelona disputó 386 partidos y ganó 16 títulos: seis Ligas, una Copa de Europa, una Recopa de Europa, dos Supercopas de Europa, dos Copas del Rey y cuatro Supercopas de España. Dopaje en Italia Tras dejar el Barça fichó por el Brescia, equipo de la Serie A del Calcio. Seguía a un gran nivel y dio el salto al Roma, pero no es un jugador que enganche con el perfil de Capello, en esos momentos en el club capitalino. Así, regresó al Brescia para compartir vestuario con otro mito, Roberto Baggio. No en vano su carrera estará marcada siempre por el positivo en un test de nandrolona efectuado en noviembre de 2001, motivo por el cual fue castigado con cuatro meses de suspensión, una multa de 2.000 euros y sentenciado a 7 meses de prisión. Guardiola se justificó asegurando que su cuerpo producía más nandrolona de lo normal, aunque la Fiscalía Italiana no le dio la razón. En 2003 fue contratado por el Al Ahly qatarí. Sus dos años allí le sirvieron para conocer otra cultura, compartir el torneo con Batistuta, Caniggia o Hierro y ser elegido mejor jugador extranjero en su primer año. Y ahora se va un genio de oro (Juegos de Barcelona) casi inalcanzable para el resto de los mortales. Guardiola impuso el ABC estilo allá donde jugó, también con España