Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 20 s 11 s 2006 ABC Los grandes de la música popular contemporánea no descansan Tom Waits y U 2 coinciden esta semana con dos lanzamientos: un álbum triple y un recopilatorio con dos canciones nuevas PABLO MARTÍNEZ PITA MADRID. Ambos nombres están cincelados con letras de oro en la historia de la música popular contemporánea, y ambos coinciden esta semana con nuevo disco en las tiendas. De esta forma, Tom Waits y U 2 se suman a The Who, otro de los grandes que hace unos días publicó álbum, Endless wire además de factura excelente. Pero el caso de Tom Waits es el más llamativo, aunque sólo sea por su exagerada creatividad. El cantautor y actor nacido en Ponoma (California) vive casi enclaustrado en su casa de Santa Rosa, un pequeño pueblo situado a 60 kilómetros de California, rodeado de la tranquilidad necesaria para componer canciones a un ritmo pasmoso. Hace un par de años lanzó Real gone y este martes pone a la venta un álbum triple, Orphans con 56 canciones, treinta de ellas nuevas, y un cuadernillo de más de noventa páginas. Además, hay versiones, naturalmente llevadas a su personal terreno, de Leadbelly- -compositor de blues y folk nacido en 1884- Ry Cooder, Daniel Johnston -genial autor estadounidense totalmente outsider Frank Sinatra y, lo más sorprendente, los Ramones y el Heigh go de Blancanieves y los siete enanitos -casi irreconocible, por cierto- También ha recogido textos de Jack Kerouac y Charles Bukovsky, y con todo ello Tom Waits ha tenido espacio suficiente para mostrarse áspero, bronco, tierno, accesible, experimental, duro, blando y, como siempre, capaz de tocar la fibra sensible del oyente y cambiarle el estado de ánimo durante unas cuantas horas. Incluso hay lugar, cómo no, para la crítica al gobierno norteamericano. Este músico es capaz, con su voz de una ronquera imposible, de llevar las enseñanzas de Bob Dylan hacia terrenos nunca horadados del pretado a dúo con la formación norteamericana Green Day. Esta canción, cuya autoría corresponde en realidad al grupo escocés The Kids, ha sido seleccionada como primer sencillo del disco, y los beneficios obtenidos con su venta estarán destinados a la organización Music Rising fundada, entre otros, por el guitarrista de la banda, The Edge, con el objetivo de ayudar a músicos de Nueva Orleáns afectados por el huracán Katrina. Dos sorpresas y un aperitivo Pero además hay una nueva composición, Windows in the skies que sirve de aperitivo para el trabajo discográfico que previsiblemente editará U 2 a finales del próximo año. Así, al menos lo anunció el propio Bono recientemente en Sarajevo. Y lo hizo con entusiasmo, asegurando que sería lo mejor que habían hecho nunca. Una exageración, sin duda. Por ahora, sus seguidores tendrán que conformarse con estas dos sorpresas incluidas en este repaso a la carrera de su grupo favorito, con temas como Beautiful day With or without you Sunday bloody sunday One o Vertigo El grupo irlandés U 2 publica 18 singles country, el jazz o el blues. El segundo lanzamiento de tronío, que aparecerá hoy mismo, es el del recopilatorio de U 2. Los irlandeses, que aparecen en la portada con cara de pipiolos veinteañeros, siempre son capa- ABC ces de generar gran ruido mediático con cualquiera de sus iniciativas, pero la mayor novedad del álbum 18 singles de título bastante explícito acerca de su contenido, es la inclusión del tema The saints are coming inter- FOLK Festival Wintercase Conciertos de Arab Strap y Violent Femmes. s Lugar: Joy Eslava (Madrid) s Fecha: 17- XI El tiempo de los gitanos JESÚS LILLO Se fueron Arab Strap- -para no volver, definitivo telón para un dúo que en su despedida quiso presentarse en formato de quinteto y sacrificar la intimidad de sus desengaños de alcoba- -y regresaron Violent Femmes, trío que celebra su veinticinco aniversario con una so- berbia puesta en escena de sus obras maestras. Aseguraba Brian Ritchie hace unas semanas en ABC que la banda seguía sin nuevas canciones y sin intención de componerlas, pero que, en cambio, cada vez interpretaba mejor su viejo repertorio. Tenía razón el bajista: poco se puede añadir, sino acentos y extras, a un catálogo de folk tan inspirado como el que los de Milwaukee grabaron hace más de dos décadas. A diferencia de la mayoría de los grupos de su época, no sólo trafican con nostalgia los Violent Femmes. Venden camisetas impresas con un eslogan- veinticinco años de rock en vivo y hecho a mano -que luego explican sobre las tablas. El público corea el estribillo de Add It Up de memoria, pero el argumento del espectáculo no es la previsible y rentable reconstrucción de un álbum de recuerdos, sino la actualización de un discurso que el trío interpreta como si le fuera ajeno, heredado, contado al oído por sus propios fantasmas. Es así como los Violent Femmes llegan a comportarse como gitanos que se traen entre manos la banda sonora que compusieron sus ancestros, la misma que hace más de dos décadas distorsionaron en la mesa de mezclas del punk y que ahora recomponen de la mano de los Horns of Dilemma, multitudinaria orquesta en la que caben cucharillas de postre, caracolas de mar, rastrillos de jardín, flautas, castañuelas, guitarras, timbales, xilófonos, saxos, mandolinas, banjos, cajones, contrabajos caseros y otros cachivaches, instrumentos de la cultura general de una tribu que se reúne para celebrar, sin compromisos, con desahogo, un folclore que les pertenece. A solas y en crudo Blister In The Sun Kiss Off sostenidos por el violín y el milagro Jesús Walking On The Water o sin otro guión que el de la distorsión Black Girls los Violent Femmes pusieron de manifiesto en Madrid que su obra quizás esté cerrada, pero no muerta. Al menos mientras los gitanos de Milwaukee se sigan juntando para cantar cosas de oídas, antiguas y sentidas, con el vigor de una fe verdadera, reñida con el rutinario desmayo de la nostalgia.