Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS LUNES 20 s 11 s 2006 ABC Joan Manuel Tresserras Doctor en Ciencias de la Información y ex consejero del Consell Audiovisual Enric Marín Anterior responsable de la Secretaría de Comunicación de la Generalitat Josep Bargalló Ex conseller en cap de la Generalitat presidida por Maragall Maria Mercè Roca Escritora y diputada de ERC en el Parlamento catalán FOTOS: ABC Una cartera en busca de nuevo conseller La llegada de ERC al departamento de Cultura de la Generalitat abre las apuestas sobre el sustituto de Ferrán Mascarell como conseller: Joan Manuel Tresserras, Josep Bargalló y Maria Mercè Roca encabezan la lista DAVID MORÁN BARCELONA. Semana de nominaciones en el Palau de la Generalitat. Unos entran, otros salen y, en el trasiego de nombres, cargos y butacas, la cartera de Cultura gira como una peonza. En realidad, no ha dejado de hacerlo desde que Pasqual Maragall se sacó de la chistera el desconcertante nombramiento de Caterina Mieras y la cultura catalana se convirtió en una balsa repleta de agujeros y perdida en medio del océano. La remodelación de gobierno que el pasado mes de abril llevó a Ferran Mascarell a ocupar el cargo de Mieras sirvió para achicar aguar y enderezar el timón pero, tras apenas medio año de gestión, toca cambio. Otra vez. La cartera cambia de color, del rojo levemente anaranjado a una milimetrada mezcla de amarillo y rojo, y Mascarell, a quien durante las últimas semanas se ha visto multiplicando esfuerzos para dejar el máximo numero de cabos atados, tiene que alejarse de los focos y ceder la brújula de la cultura catalana a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) responsable a partir de ahora de gestionar una conselleria de Cultura que podría absorber también competencias de la secretaría de Comunicación y la relación con la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió (CCRTV) así como algunas materias de la desaparecida conselleria de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información. mientras que Enric Marín (4 por ciento) y Montserrat Palau, esposa de Bargalló (4 por ciento) ocupan los últimos peldaños de una lista de futuribles a la que habría que añadir otros dos nombres: los de Margarida Aritzeta e Isabel ClaraSimó. tacado por su condición de teórico todo terreno especializado en medios de comunicación de masas, pero su capacidad para gestionar un departamento como el de cultura sigue siendo una incógnita. De hecho, algunas voces recelan de ese perfil excesivamente teórico, poco idóneo para un área a la que polémicas como las de la Feria de Fráncfort han acabado por convertir en trinchera política. Esto último es lo que parece haber llevado a otro de los candidatos más lógicos, Josep Bargalló, a desestimar la titularidad de Cultura para centrarse en un actividad política más tranquila Descartado provisionalmente como conseller, su nombre suena con fuerza para sustituir a Emilio Manzano al frente del Institut Ramon Llull, organismo encargado de gestionar la proyección exterior de la cultura catalana que, con la Feria del Libro de Fráncfort a la vuelta de la esquina, promete cualquier cosa menos tranquilidad. municación, algo que llevó a CiU y PP a pedir su dimisión. Margarida Artizeta, por su parte, respondería al perfil de cargo de plena confianza de Josep- Lluís Carod Rovira. No en vano, la escritora y profesora de la universidad Rovira i Virgili de Girona es la autora de El legado de los filisteos (Cossetània, 2005) novela inspirada en el polémico encuentro que el líder de ERC mantuvo con la banda terrorista ETA y que desencadenó en la primera crisis en el gobierno catalán. Un teórico todo terreno Profesor titular del Departamento de Periodismo y Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Joan Manuel Tresserras pasa por ser la primera opción del partido republicano y respondería a ese perfil independiente que se busca en algunos de los nuevos consellers. Colaborador de ERC como consejero del CAC y la CCRTV Tresserras siempre ha des, Consenso virtual A pesar de que aún se desconoce el nombre del futuro conseller, un goteo de rumores lleva filtrándose por todas las rendijas de la vida cultural catalana desde que el nuevo gobierno de Entesa acordó el reparto de competencias. Así, en la semana en la que José Montilla será investido como nuevo president de la Generalitat, casi todas las quinielas sitúan al doctor en Ciencias de la Información y ex consejero del Consell Audiovisual de Catalunya (CAC) Joan Manuel Tresserras, como el mejor posicionado para ocupar el cargo. Él es, de momento, el único al que ha sondeado de manera formal el equipo negociador de ERC e incluso parece existir un consenso virtual: navegando por la red se puede encontrar una encuesta en la que los internautas expresan su opinión sobre quién debería ser el futuro conseller de Cultura de la Generalitat. Tresserras, con un 41 por ciento de los votos, gana por goleada. Le siguen de cerca Josep Bargalló (29 por ciento) y Maria Mercé Roca (21 por ciento) Secretos de familia Mucho más arriesgada sería la elección como consellera de Maria Mercè Roca, una de las más férreas defensoras de la exclusión de los escritores catalanes que escriben en castellano en la Feria del Libro de Fráncfort de 2007. Escritora, diputada de ERC en el parlamento catalán y autora de Secrets de familia una de las telenovelas de mayor éxito de la televisión autonómica catalana, Roca ha llegado a asegurar que no es natural que en Cataluña haya escritores que escriban en las dos lenguas porque el bilingüismo es fruto de una cultura desfavorecida, de una falta de libertad Los otros dos nombres que suenan para el cargo de conseller de Cultura, los de la profesora de Filología de la universidad Rovira i Virgili y esposa de Josep Bargalló, Montserrat Palau; y la escritora y enterna candidata al puesto Isabel Clara- Simó, han perdido fuelle a medida que el resto de futuribles han reforzado sus posiciones. Joan Manuel Tresserras aparece como el mejor posicionado en las encuestas, con el 41 por ciento de los votos Le siguen de cerca Josep Bargalló (29 por ciento) y Maria Mercé Roca (21 por ciento) La conselleria podría absorber también la secretaría de Comunicación y la relación con la Radio y la Televisión La crisis del Carmel Otro de los nombres que suenan, aunque menos, es el de Enric Marín, responsable de la secretaría de Comunicación de la Generalitat hasta que Maragall cesó del gobierno a los seis consellers de ERC. Profesor, como Treserras, de la Universidad Autónoma de Barcelona, Marín ocupó primeros planos de la actualidad cuando, en 2004, fue acusado de intentar dirigir la información sobre la crisis del Carmel restringiendo el acceso a dos agencias de comunicación y filtrando imágenes desde la Secretaría de Co-