Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 s 11 s 2006 La corrupción urbanística ESPAÑA 13 María Elena Berrio Revuelta, esposa de Torrejón, el pasado jueves en los juzgados de Valdemoro IGNACIO GIL La mujer del ex alcalde Torrejón declara hoy como imputada en el caso Ciempozuelos El comisario jefe del Sepblac comparece ante el juez para conocer su cambio de condición, de testigo a imputado C. HIDALGO M. OLIVER MADRID. Hoy se escribirá un nuevo capítulo de la crónica judicial del caso Ciempozuelos O, mejor dicho, dos, porque a la declaración como imputada de la esposa de uno de los dos ex alcaldes encarcelados por la presunta trama delictiva inmobiliaria se suma la comparecencia del comisario jefe del Sepblac, el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales. Hasta el pasado viernes, Miguel García Izquierdo figuraba en el calendario de declaraciones como testigo. Sin embargo, el titular del juzgado de instrucción número 2 de Valdemoro (Madrid) Agustín Carretero, tras las afirmaciones vertidas por el inspector jefe Vicente García Novoa, ha decidido cambiar su situación por la de imputado. Sin embargo, será hoy cuando el juez le comunique a García Izquierdo este extremo. Por ello, parece probable que no prestará declaración hoy en calidad de imputado. Así, se le concretará el momento en que deberá hacerlo. La primera en pasar por la sala de vistas del juzgado será María Elena Berrio Revuelta, esposa de Pedro Antonio Torrejón, alcalde de Ciempozuelos por el PSOE desde 2003 hasta el pasado 17 de octubre, fecha en que anunció su dimisión al destapar ABC el escándalo. Torrejón se encuentra, junto al también ex alcalde socialista del municipio Joaquín Tejeiro, en prisión desde el 3 de noviembre. María Elena Berrio Revuelta deberá contestar hoy a preguntas sobre los viajes de su marido a Andorra, por qué se realizaron, en qué fechas, el origen del dinero negro que ingresaron en el Andbanc del Principado y también sobre las cuentas de Tejeiro en el paraíso fiscal. La propia imputada participó en uno de esos viajes a Andorra, según se desprende de la declaración realizada por un empleado de la mencionada entidad bancaria ante la Policía. Ella misma figuraba, junto a su hija y Torrejón, como cotitular de una cuenta. Desempolvan el caso En cuanto a García Izquierdo, estaba previsto que acudiera como testigo, pero la declaración del inspector jefe Vicente García Novoa dio un giro en las investigaciones del caso. Explicó que fue el jefe que tenía en mayo- -cuando Andorra avisó a la Policía española de lo que estaba ocurriendo- -quien le ordenó paralizar las pesquisas. Ese superior se jubiló tres días después, y fue sustituido por el comisario jefe Carlos Parro, a quien relevó, ya en julio, García Izquierdo al frente del Sepblac. El 15 de septiembre, según la declaración de García Novoa, su nuevo superior le encargó que desempolvara el asunto. Fuentes del caso indicaron que García Novoa, en su declaración, dijo que, cuando en mayo su por entonces superior le entregó el primer informe sobre la trama, ya habían sido realizadas algunas comprobaciones iniciales: estaban incluidos datos del mediador de los dos ex alcaldes en Andorra, el empresario Francisco Alfonso Méndez, y el cotejo de los teléfonos de los socialistas. Piden un juez de apoyo No dan a basto. Los juzgados de Valdemoro, como otros tantos de la Comunidad de Madrid, están al borde del colapso, razón por la que se ha solicitado un juez de apoyo para el titular de la sala segunda, Agustín Carretero. Un ejemplo: el pasado viernes, cuando se produjeron las últimas y polémicas declaraciones, el juzgado de instrucción número 2 estaba de guardia. García Novoa afirmó que, cuando le entregaron el primer informe, ya se habían comprobado datos