Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19- -11- -2006 La vulnerabilidad de África al cambio climático es mayor de lo que se pensaba 97 Alto a la bomba biotecnológica El secretario general de la ONU, Kofi Annan, alerta sobre los riesgos de la biotecnología en manos equivocadas s Decenas de miles de laboratorios sin control dispondrán de capacidad de manipulación genética POR ANTONIO S. SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Puede y debe contribuir a salvar muchas vidas. Es un arma esencial en la lucha contra terribles enfermedades. Pero en manos equivocadas, puede ser también la mayor amenaza para la supervivencia de la especie humana. Ese es el mensaje y la alerta que el secretario general de la ONU, Kofi Annan, lanzó ayer al referirse a la biotecnología. Una ciencia que, según Annan, ha abierto una de las más prometedoras vías de la historia para mejorar la condición humana y que libra ya batallas, con desenlace cuanto menos esperanzador, contra el cáncer, la malaria, la diabetes y el sida. Hasta aquí, la parte positiva de la visión del diplomático ghanés, que ayer recogió en la ciudad suiza de St. Gallen el Premio Max Schmidheiny de la Paz. Pero para Annan, la capacidad de manipular virus y bacterias tiene también un reverso peligroso. Catastrófico incluso. Empleada de forma negligente, la biotecnología puede infligir el mayo sufrimiento a la Humanidad advirtió el secretario general de la ONU. nan, es esencial aplicar cuando se habla de biotecnología. Por eso, el secretario general de la ONU ha propuesto crear un foro internacional en que gobiernos, empresas y científicos aprendan a controlar los riesgos potenciales de este campo de la ciencia. Peligros que van desde un accidente de laboratorio que deje escapar agentes infecciosos hasta la provocación intencionada de epidemias mediante el uso de armas biológicas. Annan dibujó un panorama preocupante: pronto habrá decenas de miles de laboratorios con capacidad de manipulación genética, muchos sin las medidas de seguridad necesarias, o sin personal suficientemente preparado, y todo sin un sistema internacional de respuesta ante emergencias. Por eso, Annan se refirió a la celebración mañana en Gine- bra de la Convención para la Prohibición de Armas Biológicas y pidió a todos los países que hagan el mayor esfuerzo para eliminar riesgos y que se asegure al tiempo que la humanidad no se vea privada de los enormes beneficios que la biotecnología puede ofrecer. Más información en: http: www. unisg. ch El fantasma de la Guerra Fría Un peligro tan grande que puede compararse con la situación creada en los años 50 del siglo pasado, cuando las tensiones de la Guerra Fría y la posibilidad de un conflicto nuclear eran una amenaza constante. Fue la certeza del poder destructivo de esa tecnología la que- -indicó Annan- -condujo a la creación del Organismo Internacional de la Energía Atómica y del Tratado de No Proliferación nuclear. El objetivo, que los avances científicos contribuyeran al bienestar del hombre sin ser un arma para su destrucción. Una idea que sigue siendo vigente a principios del siglo XXI y que, para An-