Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19- -11- -2006 Alonso de Santos regresa a escena con Un pequeño juego sin consecuencias 93 Los correos, la sombra de las piezas No suelen separarse de las obras durante todo el traslado. Si son pequeñas, suelen llevarlas en el asiento de al lado del avión Tienen potestad para paralizar un camión y decidir que dé la vuelta por cualquier motivo Las cargas perecederas (puros, alimentos... tienen prioridad sobre las obras de arte en algunos aeropuertos Alemania, entre la restitución moral y el cheque al portador Políticos, directores de museos y expertos se reúnen mañana para evitar que se repitan precipitadas devoluciones de obras de arte RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Otra pieza expoliada por los nazis justicia tardía para la legítima propietaria irrumpen obras frescas que disparan los precios Que estas informaciones aparezcan en el New York Times o Reuters, aunque contradigan la propia documentación sobre Escena de calle berlinesa de Kirchner, subastada hace días por Christie s, es muestra de una deriva que ha disparado las alarmas de los museos alemanes, que mañana se reúnen a capítulo en Cancillería. La documentación era clara: la obra salió de Alemania antes de los nazis, fue vendida por su dueño en el exterior y nunca hubo reclamación al Estado alemán, que ha restituido y compensado de numerosos expolios a herederos, incluidos- -por otros asuntos- -a los propios de Alfred Hess, el dueño original del cuadro de Ernst L. Kirchner. Tras dos años de negociación, el Gobierno instó al Museo Die Brücke a entregarlo como resarcimiento moral ejemplar. Pero lo que algunos expertos ven como una entrega política ha creado un precedente que puede resultar fatal para más de un centenar de lienzos por toda Europa. Los medios y rutas de transporte siempre tienen que aprobarlos los prestadores La Policía Nacional suele escoltar obras de gran relevancia en territorio español nen medidas de seguridad, van acompañados de escolta policial si son importantes... Normalmente, los prestadores exigen acompañamiento de escolta. Así consta en una Orden del Ministerio de Interior de 1997. En territorio nacional suele ser Policía Nacional, aunque también se puede contratar servicios de escolta privada. En cuanto a los seguros, se está imponiendo cada vez más la Indemnity o garantía del Estado como fórmula complementaria a los seguros privados. Y es que tras el 11- S las tarifas de los seguros de las obras de arte se dispararon. El propietario de la obra es siempre el que decide en cuánto quiere asegurarla e incluso puede ser él quien elija la compañía y decida si acepta la garantía del Estado. Advierte Judith Ara que todavía cuesta aceptarla a algunos países, quizá por falta de información. Cada vez se emplea más. Incluso se habla de la posibilidad de crear una garantía del Estado europeo Las medidas habituales se tornan excepcionales en casos muy especiales. Es lo que ocurrió, por ejemplo, en el viaje al Thyssen de Las tres Gracias de Canova. Los ingleses exigieron hacer ellos íntegramente el transporte- -cuenta Fernández de Henestrosa- Se ocuparon de todo. Nosotros no imponemos condiciones especiales, porque si no nos fiamos del museo que solicita una obra, no la prestamos. Hay un enorme trajín de obras de arte que viajan por todo el mundo para exposiciones temporales y, sin embargo, los incidentes son casi inexistentes. No ocurre nunca nada. Jamás se ha perdido una obra Los protocolos, a rajatabla Judith Ara destaca que hay recomendaciones a la hora de diseñar embalajes, establecer los transportes... Se estudia muy profundamente obra a obra, cómo hay que protegerlas... Se siguen unos protocolos de actuación muy a rajatabla La normativa, dice, es muy similar en todos los museos. Esta semana se ha celebrado en el Reina Sofía la V Conferencia de Registros de Museos, con 460 asistentes de 23 países europeos y del resto del mundo. Se han tratado, entre otros temas, la movilidad de las colecciones. ¿Se ha llegado a algún acuerdo? Hay políticas a favor de la movilidad de las obras, pero también hay preocupación por los temas legales de las obras de arte, los seguros... Antes de que salgan del país, la Junta de Calificación y Exportación de Bienes Culturales debe emitir un permiso de exportación temporal en el extranjero, en el que se supervisa el transporte, embalaje, correos, seguros... Visto todo lo visto parece que nuestras obras viajan por el mundo con todas las garantías. Escena de calle berlinesa de Ernst Ludwig Kirchner Medios artísticos creen que Christie s y Sotheby s han encontrado una mina, estimada por Ronald Lauder en más de mil millones de dólares sin embargo, se han vuelto más cuidadosas, después de verse acusadas de tratar en arte expoliado y contrastan ahora todo con el Art Loss Register de Londres y la Oficina de Reclamaciones (HCPO) de Nueva York. Ésta, como el propio Banking Department de la ciudad e influyentes medios judíos, parecen ejercer presión para que Washington incluya estos pleitos en la agenda bilateral, con lo que la resolución se torna política. El magnate y coleccionista Ronald Lauder, comprador de la obra de Kirchner, afirmaba que ésta era una pieza clave para la Neue Galerie de Nueva York, de la que es cofundador. Ya lo había dicho con AFP Una coartada La delicadeza alemana cursaba poco con la destinataria, Anita Halpin, secretaria general del Partido Comunista británico, quien aclaró que a ella la memoria le importaba poco y el cuadro era un cheque al portador Ludwig von Pufendorf, presidente del Patronato de Die Brücke, del que Escenas berlinesas era la joya, está indignado con la coartada moral tan fácil a veces con los alemanes. Todos saben que parte de las demandas de restitución no las presentan los herederos, sino las grandes casas de subastas que ven jugosas perspectivas y no se duelen en desbaratar colecciones. Ni siquiera la subasta y el resarcimiento moral suelen ser para el heredero, con el que se apalabra un cheque de antemano, sino para las casas y el abogado. otras de Klimt que tenía localizadas. El precio de 38,1 millones de dólares ha cuadruplicado a Kirchner y el presidente de Christie s se felicita. Pero Michael Eissenhauer, presidente de la Federación Alemana de Museos, es sardónico sobre la avidez por traer aires nuevos al mercado comentando el desorbitado precio. Mañana, políticos, directores de museos y expertos alemanes han sido convocados por el ministro de Cultura para establecer una estrategia. Según el Spiegel hay 50 telas en situación similar. Se trata de discernir en un futuro entre subsanar uno de tantos atropellos del nazismo y engordar una subasta y la comisión de un abogado caza- recompensas: Que el de Kirchner sea el último cuadro tan fácilmente entregado