Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA DOMINGO 19 s 11 s 2006 ABC Legislatura agotada y fin de ciclo Zapatero sólo tiene en la recámara la ley de igualdad- -con cuotas de mujeres en listas electorales y consejos de empresas- -que alarma por inconstitucional al Grupo Socialista POR ÁNGEL COLLADO FOTO FRANCISCO SECO MADRID. Con los presupuestos generales del Estado más que encarrilados, pero con la negociación con ETA en el aire, el Gobierno se enfrenta al tramo final de la legislatura con una casi absoluta indigencia de proyectos. Sólo le queda en la recámara la ley de igualdad- -cuotas de representación y dirección para mujeres en ámbitos políticos y empresas privadas- -antes de lanzarse a la precampaña electoral, que se abrirá después de Navidad y durará hasta los próximos comicios generales, con una primera parada en febrero, el referéndum sobre el nuevo estatuto andaluz, y después en las elecciones municipales y autonómicas de mayo. Zapatero ha visto despejado esta semana en el Congreso cualquier problema de estabilidad parlamentaria de aquí a los comicios, los adelante al próximo año o agote la legislatura hasta marzo de 2008. Hasta puede prorrogar los presupuestos expansivos y electorales del próximo ejercicio en el otoño de 2007 para llegar a la parada final, tres meses después, sin apuro alguno. La cuestión es qué hacer hasta entonces si las negociaciones con ETA siguen empantanadas el próximo año y con ellas el derribo definitivo del Estado autonómico vigente en que iba a consistir un nuevo estatuto vasco, impulsado desde la llamada mesa de partidos que sirviera para dar satisfacción a la banda. De momento, el Ejecutivo tiene por delante la sesión de fotos de la reunión de presidentes de comunidades autónomas prevista para diciembre- -aunque esta vez los invitados dicen que están dispuestos a reclamar más contenido para acudir- -y la votación final de los presupuestos, de nuevo sin más oposición clara que la del PP, pues CiU anda aún en el proceso de digerir los resultados de las elecciones catalanas sin atreverse a romper del todo con los socialistas. Pero sobre todo, al Gobierno le queda su tercer gran proyecto estrella, después de los matrimonios de homosexuales y la ley de dependencia: la de igualdad, destinada a promover o imponer el sistema de cuotas de representación de mujeres en los ámbitos políticos e incluso privados. El proyecto para la igualdad efectiva de mujeres y hombres entra en el trámite de ponencia la próxima semana sin enmiendas a la totalidad de ningún grupo parlamentario pese a chocar de frente con la Constitución, según reconocen hasta los propios socialistas. Algunos diputados del PSOE ya han sondeado a los populares para saber hasta qué punto van a oponerse a un proyecto en algunos puntos tan dirigista que alarma al propio partido en el Gobierno. De nuevo, como en el caso del estatuto catalán, miembros de la mayoría en el poder animan a la oposición a decir en público las verdades que ellos no pueden proclamar por el principio de la disciplina de grupo. En contra de los derechos El proyecto pretende obligar a los partidos a un reparto de 60- 40 por ciento entre hombres y mujeres en las candidaturas electorales en tramos de cada cinco puestos para los ayuntamientos de más de 5000 habitantes. La disposición es tan estricta que tampoco permite que haya más de un 60 por ciento de mujeres en los primeros puestos. Además, se impone la representación equilibrada en los consejos de administración de las empresas. Ambas normas pueden ir contra derechos básicos consagrados en la Constitución para partidos, sindicatos y empresas: Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución reza la ley de leyes. También podría estar en cuestión el principio de igualdad de los ciudadanos para acceder a las funciones y cargos públicos. En el Tribunal Constitucional se han recurrido tres leyes electorales autonómicas- -del País Vasco, de Baleares y de Castilla- La Mancha- -por el establecimiento de cuotas en las listas y los últimos comicios vascos se celebraron ya con ese tipo de normas, pero el Gobierno no está dispuesto a esperar el fallo del TC en la materia. Posible inconstitucionalidad al margen, la intromisión en el funcionamiento de las empresas privadas alarma, y de puertas adentro, al PP y a CiU. Ante esos excesos del proyecto, destacados miembros del grupo socialista sugieren a los populares la conveniencia de que incidan en los proble- Teresa Ferrnández de la Vega está especialmente interesada en la ley de igualdad mas de inconstitucionalidad del texto con el reconocimiento previo de que ellos no pueden hacerlo. Atribuyen a Teresa Fernández de la Vega el empeño en sacar la ley. El objetivo es que el Pleno del Congreso apruebe el proyecto el mes que viene y el Senado lo haga en febrero para que en marzo entre en vigor- -el día 8 es el día de la mujer- -y se tenga en cuenta en la formación de las listas electorales de mayo. De esa forma el Gobierno se asegura una ofensiva de imagen feminista en la precampaña. Ningún partido se va a oponer de frente a la ley, pues se arriesgaría a que el Ejecutivo movilizara su aparato mediático para presentarlo como enemigo de la mujer, igual que hizo antes para presentar como enemigos de los homosexuales a quienes rechazaban el título de matrimonio para las parejas del mismo sexo. Además de esa apoteosis de feminismo para empezar este año y arrancar el próximo a Zapatero no le quedará más que la baza de las negociaciones con ETA para seguir la legislatura, cuestión que se dilucidará el mes próximo si tiene recorrido o no, y otra remodelación del gabinete forzada por la salida del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, obligado a su pesar a concurrir a las elecciones autonómicas como aspirante a la presidencia del Ejecutivo regional canario. el próximo año, en el PP concluyen que es más urgente de lo que ya pensaban en septiembre cultivar su propia imagen como alternativa con conferencias como la de Seguridad clausurada ayer y también poner un especial celo en promover la figura de Rajoy. Como a su juicio ya está demostrado que Zapatero es capaz de perder las elecciones hay que convencer a los ciudadanos de que Rajoy es el recambio necesario. El mayor obstáculo en esa carrera de una legislatura a punto de quedarse vacía podría ser, reconocen en el PP, cualquier síntoma de desunión. De momento, el presidente del partido ha impuesto la disciplina interna y Zaplana, aparentemente aislado dentro de la dirección por su discrepancia en el apoyo al estatuto andaluz y el empeño en seguir con el 11- M, ha encajado sin mayores problemas ese hecho. Según dicen en el Grupo Popular, es probable que Rajoy no tenga intención de cambiar de portavoz en el Congreso y seguro que tampoco podría hacerlo aunque quisiera porque con una legislatura de hecho ya agotada no hay tiempo para acometer semejante crisis. Fin de ciclo El Gobierno transmite una imagen de fin de ciclo por el fiasco en Cataluña, la crisis de su apuesta por la negociación con ETA, los continuos tropiezos en la política exterior, los ministros quemados como Moratinos, o en tránsito hacia otras misiones, como López Aguilar pero haciendo campaña desde el ministerio, o el derrotismo que deja traslucir la candidatura de Miguel Sebastián en Madrid. Y con ese panorama y la conclusión añadida de que puede haber un adelanto electoral Rajoy también se queda sin margen de tiempo para hacer cambios en la dirección mientras Zaplana encaja su aparente aislamiento en la dirección del partido