Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LA ENTREVISTA www. abc. es la entrevista DOMINGO 19- -11- -2006 ABC No puede haber proceso sin el apoyo de la mitad de los españoles Maite Pagazaurtundúa s Presidenta de la FVT Muy crítica con la opacidad y con las bases poco sólidas de un proceso que ve como un sudoku maldito cree imprescindible que Zapatero dé el paso de recomponer el consenso en la lucha contra ETA POR BLANCA TORQUEMADA FOTOS: DANIEL G. LÓPEZ Apartada de los titulares de trazo grueso por su responsabilidad al frente de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (único puente no derruido de cuantos se tendieron con el pacto antiterrorista PSOE- PP) Maite Pagazaurtundúa, también concejal del PSE en Urnieta, un pequeño pueblo de Guipúzcoa, esgrime la contundencia de lo innegociable: no sólo es preciso, dice, preservar la memoria, la dignidad y la justicia para una paz en libertad, sino también lograr el reconocimiento del daño político infligido durante décadas a los no nacionalistas, algo que, según hace notar, no consta en la resolución del Parlamento que autorizó a José Luis Rodríguez Zapatero a intentar el final negociado de ETA. ner los elementos para poder formarse un juicio sobre algo que es tan relevante para todos los ciudadanos. Ni tan siquiera aquellos que deseamos situarnos frente a la realidad de una forma positiva y constructiva podemos hacerlo, porque no sabemos cuál es el nivel de lo real y de lo no real. TURBIO PROCESO ¿Cómo ve que el Gobierno se refugie en la necesaria discreción -Una cosa es la discreción, y otra este galimatías. Un ciudadano tiene que tener elementos suficientes para poder establecer juicios más allá de la fe o de la falta de fe. No puede ser que o te apuntas a la fe... Es que esto parece casi la Edad Media porque hay un nivel de superchería, de pensamiento mágico y de dogmas por un lado, frente a conspiraciones y situaciones consideradas más que delictivas por otros. No puede ser. Tenemos que plantear el debate como una sociedad democrática avanzada. Esa opacidad no es positiva para nada. Los Gobiernos tienen que gobernar, tienen que hacer políticas y se tienen que responsabilizar de ellas. Pero en cualquier caso tienen que ir de frente ante los ciudadanos. Una cosa es la discreción y otra este galimatías. Los gobiernos tienen que gobernar, responsabilizarse de sus políticas y, sobre todo, ir de frente ante los ciudadanos ACUERDO DE CONVIVENCIA Para que se logre ese acuerdo los nacionalistas tienen que reconocer el daño político causado, que se han beneficiado del terror y que ahora no pueden utilizar esta situación para imponer más nacionalismo PRINCIPIOS ¿Cómo ve el proceso, ahora que parece que el pesimismo se está instalando incluso en las filas gubernamentales? -Pues lo veo como un verdadero galimatías; de hecho creo que se puede definir como una especie de sudoku diabólico porque hay muchas magnitudes distintas y la información es muchas veces ambigua y en otras ocasiones contradictoria. Hay como varios niveles de información, el nivel oficial y los oficiosos, que parece que tienen más que ver con lo que está sucediendo. -Seguimos en esa oscuridad pero han ocurrido cosas: se ha producido la reunión de Patxi López con Otegi, se ha llevado este proceso al Parlamento europeo, vemos que día tras día el Gobierno no condena el terrorismo callejero... ¿Son estos episodios cesiones políticas? -Cuestiones irreversibles parece que no encontramos. Ahora bien, de lo que da la impresión es de que hay un claro voluntarismo por parte de quienes quieren que no fracase el proceso de interlocución con el Las razones en las que ETA- Batasuna articula su irresponsabilidad moral, política y judicial en tantos crímenes no pueden ser asumidas por la democracia española sus objetivos políticos mediante el chantaje o el acoso. Pero eso es una situación muy complicada y de bases muy poco sólidas por dos motivos fundamentales: la primera, porque en el mundo de Batasuna- ETA siguen sin dejar de comportarse como terroristas. Y tienen que asumir que las razones en las que ellos articulan su irresponsabilidad moral, política y judicial no pueden ser asumidas por la democracia española. No son héroes, han cometido actos de terrorismo y no hay ninguna justificación posible a algo tan aberrante como es eliminar una vida humana. Ésta es una de las grandes cuestiones que hacen tambalear toda la buena fe y todo el voluntarismo del intento de interlocución para el fin del terrorismo. Pero hay una segunda gran cuestión, que es que el Gobierno ha echado para adelante en este proceso sin tener el apoyo de la representación de casi la mitad de la ciudadanía española, y ha sido como un tabú decir esto durante todo este año, pero es absolutamente necesario que exista un consenso en aquello que se refiere al fin del terrorismo. Si en estos momentos miramos la resolución del Congreso, no se dan condiciones para poder dialogar con ETA porque ETA no ha hecho el paso que tiene que hacer, y sin embargo nos hemos entregado entre demócratas a descalificarnos, a despellejarnos y a convertir la opinión pública en un espacio casi intransitable. Por eso me pregunto por qué nos hallamos en este sudoku diabólico y quién lo ha montado. mundo de Batasuna- ETA, que seguramente consideran que cada día que no haya una víctima mortal nueva es una manera de acercarse más a que el mundo de ETA- Batasuna entienda que no puede conseguir -Dice que es necesario volver al Pacto Antiterrorista, al entendimiento entre los dos grandes partidos, pero eso, si estaba mal, ahora pinta peor... -Y sin embargo estamos obligados a reencontrarnos todos nosotros. Hemos llegado como Frenazo a la interlocución Gobierno- víctimas ¿No ha habido un cierto parón en la interlocución del Gobierno con las víctimas? -El Alto Comisionado ha sido sustituido por la figura del director general, y la verdad es que tenemos una relación fluida con él porque tenemos que tratar constantemente cuestiones en las que interviene la Fundación de Víctimas del Terrorismo en asistencia a personas concretas, a proyectos concretos... Ahora bien, en el otro nivel, el más institucional o superior ¿Dónde está lo ambiguo y dónde lo contradictorio? -Cuando aparecen las informaciones que no se rebaten que hablan de actas en Suiza o de conversaciones políticas entre Batasuna, el PNV y el Partido Socialista, todo eso no aflora en la versión oficial. Esto es muy complicado porque un ciudadano normal tendría que te- a esta cuestión, sí es cierto que el presidente del Gobierno hace año y medio se fue reuniendo con asociaciones de víctimas y en adelante no hemos tenido ese tipo de interlocución institucional más allá de que fuimos invitados a La Moncloa después del Congreso Internacional de Víctimas, en febrero. -Pero sí ha coincidido usted hace sólo unos días con Alfredo Pérez Rubalcaba... -Sí, pero me lo encontré en un seminario y fue una conversación meramente protocolaria... ¿Y él no le dijo a ver si nos reunimos con vosotros -No. sociedad vasca al reconocimiento de daño personal de los terroristas, y sin embargo no se ha llegado al reconocimiento del daño político. En el País Vasco unos han sacudido el árbol y otros han recogido las nueces. Para que eso no vuelva a ocurrir es muy importante que se dé el reconocimiento del daño político, de que no estamos en igualdad de condiciones, de que el adversario, el no nacionalista en el País Vasco ha sido perseguido. Entretanto, necesitamos un liderazgo que no ponga en riesgo los principios compartidos. No sólo es que haya dos grandes partidos, sino que una parte mayoritaria de la ciudadanía confía en ellos y, por tanto, los valores compartidos tienen mucho que ver con lo que ellos tejen. Por eso a veces vale la pena morderse la lengua por ver si podemos superar esta situación. -Pero este proceso se está