Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 18 de Noviembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2006. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 32.567. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF 5,20 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany SEMÁFOROS CON FALDAS E Sofía Loren, en la imagen estrella del nuevo calendario Pirelli AFP La Loren, abuela de calendario La actriz italiana es a sus impresionantes setenta y dos años la gran protagonista de la edición de 2007 del calendario Pirelli en el que le ha tomado la delantera a jovencitas como Penélope Cruz y Lou Dillon MANUEL DE LA FUENTE nado y archifamoso calendario va bastante más de arte que de ensayo, reproducido en un artístico y trascendente blanco y negro, con mucha foto psicólógica y todo el mundo moderadamente tapado (o moderadamente vestido, según se mire, y desde luego hay que mirar y mucho) Es decir, que en esta temporada, sus autores, los fotógrafos holandeses Inez Lamsweerde y Vinoodh Matadin, han realizado una serie de retratos en cuerpo (sobre todo cuerpo, a pesar del arte y del apsicología) y alma. Y con el alma casi al aire, es la italiana Sofía Loren quien a sus 72 años parece haberle tomado la delantera a Pe (nomenal) Cruz, la estadounidense Hilary Swank, la francesa Lou Doillon, hija de la actriz y cantante franco- británica Jane Birkin, y Naomi Watts. Al parecer, la Loren sintió algún extraño y ligerísimo temor antes de irse (artísticamente, claro) a la cama con los dos fotógrafos, pero no teman, se le pasó rápido: No pensaba que me pedirían eso- -comentó en Londres durante la presentación- -y cuando lo hicieron, me reí mucho y lo encontré algo ridículo. Tuve un poco de miedo, hice muchas preguntas y al final me dije, al diablo, voy a hacerlo Y es que a estas alturas, no hay ninguna duda de que la protagonista de La caída del Imperio romano siempre le ha echado un par de genes a la vida. Ella, o su santa madre, en cuyo ADN sitúa la popular actriz italiana el origen de su intensa y se ve que eterna voluptuosidad. Tan eternísima como Roma la ciudad en la que nació el 20 de septiembre de 1934, aunque se crió en humilde suburbio napolitano, la actriz ya ha dicho que antes de cumplir los cien años que se vayan olvidando de ella los cirujanos plásticos, y que las liposucciones se las metan por donde les quepan. En cualquier caso, lo mejor de todo va a ser lo que nos va a cundir el tiempo (sobre todo a los cuarenta mil afortunados que recibirán un ejemplar) porque viendo como está la Loren, a ver quién es el valiente que pasa la hoja. Más imágenes en: http: www. abc. es informacion galerias pirelli 2007 g aleria paginas 01. htm P ues va a ser que los rudos camioneros de medio mundo no están de suerte. Y que se van a tener que buscar su correspondiente y siempre abultado y voluminoso calendario de 2007 en el taller de la esquina o en el agradecido bar de abajo, porque lo que es en esta temporada, con el más famoso de todos, el calendario Pirelli, no se van a poder dar por satisfechos. Porque por lo visto (y hay bastante que ver; de tocar nada, amigos, quietas esas manitas) en esta ocasión el mencio- N Fuenlabrada, como saben, a la mitad de los monigotes de los semáforos van a ponerles coleta y falda. Para significar, me imagino, que las mujeres también parpadeamos, nos encendemos, cambiamos de color o de camisa, avanzamos, nos detenemos, tomamos una postura, nos amoldamos a nuestro tiempo, marcamos el paso, nos rompemos, intentamos llegar a alguna parte y hasta, de vez en cuando, nos cruzamos de acera. Con tan buena intención, sólo el medio me deja estupefacta. No digo yo que estas diferenciaciones de género no sean necesarias en algunos ámbitos. Como, por ejemplo, en un aseo público, vulgo urinario. Ese lugar que, como decía Ernesto Sábato, tiene de curioso que es el único donde se habla de Damas y Caballeros precisamente cuando los tales, invariablemente, dejan de serlo. O en los antiguos corrales de comedias, donde se separaba al público por sexos. O en las cárceles actuales, que unas son de hombres y otras de mujeres, aunque maldita la falta que les hace una señal de tráfico a los reclusos. Añádanle ustedes y reclusas que a mí me da muchísima pereza. La muñequita, con todo, tiene su encanto. Yo la encuentro más airosa que su colega masculino (o neutro) Que ya sea de alguna utilidad, eso queda por ver. Pero para algo elegimos a nuestros concejales. Para que inventen ellos. Para que nos solucionen hasta el más inexistente de nuestros problemas. Sólo espero que esta revolución de los semáforos, tan moderna y profunda, no vaya a incrementar los accidentes: cuando a cuenta de algún desaprensivo la niña de cristal se ponga roja, y una racha de mundo le levante la falda.