Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE Ejercicio físico, dieta pobre en carne roja y la vacuna del VPH, tres aliados para ahuyentar el cáncer ma vacuna podría ser eficaz en mujeres adultas, sexualmente activas. Los expertos predicen una caída en picado de este tipo de cáncer en los países que vacunen a su población. La reducción no será inmediata pero será muy visible dentro de diez años. abundantes cereales ricos en fibra (integrales) como medida protectora. 7. Aspirina preventiva El centenario fármaco sigue dando sorpresas. Es un aliado de los enfermos cardiovasculares y también actúa como un agente oncológico preventivo, según algunas investigaciones. Se dice que el consumo diario durante, al menos dos años, reduce riesgos frente al cáncer de mama. La Asociación Americana para la Investigación en la Prevención del Cáncer también cree que los antiinflamatorios como la aspirina pueden modificar el riesgo de comer carne a la brasa. del cáncer de pulmón. El riesgo se puede reducir hasta en un 40 si se tienen más de tres niños. Con un solo hijo no se vio ninguna reducción significativa y con dos bebés, el peligro descendió en un nada despreciable 20 La lactancia, sin embargo, no tuvo un efecto estadístico significativo. 6. Reduzca el consumo de carne Una dieta rica en carne roja y pobre en frutas y verduras está asociada con cáncer de colon. Esa relación se conoce desde hace años y esta semana investigadores estadounidenses han aportado una razón más para reducir el consumo de carne roja. Tras estudiar a 90.000 mujeres han comprobado que también duplica el riesgo de cáncer de mama. Si además se cocina a la brasa, los peligros se multiplican. Basta con tomar alimentos cocinados de esa manera dos veces al mes para ver duplicado el riesgo de desarrollar un tumor en la mama. La Asociación Española Contra el Cáncer recomienda tomar 5 raciones de frutas y verduras frescas al día y 9. Mamografías anuales Cumplidos los 50, una mamografía anual es una cita obligatoria. Algunos ginecólogos aconsejan hacerse una prueba previa, entre los 35 y los 40 años, para que sirva como modelo y se puede valorar la evolución de las mamas. Pero a partir de la quinta década de la vida, la cita anual es uno de los mejores seguros de vida. La detección precoz en el cáncer es tan importante que algunos gobier- nos europeos, como Alemania, han decidido presionar con medidas económicas a sus ciudadanos para obligarles a no olvidarse de las revisiones. Los alemanes que eviten los programas de detección precoz para el cáncer de próstata, mama y citología deberán contribuir con el 2 de sus ingresos totales para su propio tratamiento, frente al 1 que tienen que pagar otros pacientes con patologías crónicas. 10. Protección solar siempre Como en el tabaco, los mensajes de protección solar se repiten hasta la saciedad. Lo que menos se conoce es que las radiaciones más dañinas se absorben en periodos ajenos a las vacaciones. Es aconsejable utilizar filtros solares todo el año sin obsesionarse con el índice de protección. Las cremas con factor 15 cubren el 93 de la radiación. Además no sólo quema el sol, las camas y aparatos de bronceado artificial aumenta en un 50 el riesgo de cáncer de piel. 8. Maternidad protectora Ser madre y amamantar a sus bebés reduce las posibilidades de sufrir un cáncer de mama. Esta relación se conoce desde hace años. Ahora un nuevo estudio de la Universidad de Harvard ha demostrado que la maternidad también puede ser útil en la prevención El consumo excesivo de carne roja no sólo favorece la aparición de tumores en el colon sino en las mamas. Un estudio reciente acaba de confirmarlo