Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 s 11 s 2006 La tercera fase de la operación Malaya ESPAÑA 13 El ex presidente del Sevilla José María González de Caldas, a la salida de los juzgados de Marbella EFE Roca controló los pagos de un piso para el hijo de Yagüe La Policía halló en el despacho del asesor una carpeta de su puño y letra llamada alcaldesa con lo declarado y el negro J. M. C. MÁLAGA. La ex alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, compró un piso en Madrid (barrio de Argüelles) en 2004. La vivienda la puso a nombre de su hijo Jorge y se escrituró en 428.000 euros, IVA incluido, según consta en las diligencias judiciales (el precio real de venta figura como 721.214 euros) La Policía halló las pruebas del precio real de la casa en el despacho oficial del ex asesor de Urbanismo, Juan Antonio Roca, así como la confirmación de que para adquirir esa vivienda se habían empleado sobres de los sobornos recibidos por la alcaldesa y el resto de la corporación municipal. En la contabilidad de Maras Asesores, el centro de operaciones financieras de Roca desde donde se controlaba todo el entramado de corrupción, se encontraron exactamente los mismos datos sobre la compra de esa vivienda, en un archivo llamado Ayuntamiento y bajo el concepto MY piso Madrid (MY era la forma de identificar a Yagüe en las operaciones de Maras) En el despacho de Roca, como se ha dicho, lo que se halló fue una carpetilla de Planeamiento 2000 S. L. con una pegatina con la anotación alcaldesa de puño y letra de Roca, según los primeros indicios. Dentro, cuatro folios manuscritos también por Roca en los que se detalla la compra. Aparecen los 721.214 euros (casi el doble del precio en el que se escrituró) y esa cantidad desglosada en dos componentes seguidos de las siglas A y B, en clara sugerencia a precio declarado y pagos en dinero negro según las investigaciones policiales. Roca había consignado todos los pagos y las entregas con el precio declarado y la cantidad en negro, en euros y en pesetas, añadiendo una suma de comprobación para evitar datos diferentes. En el último folio detalla los tres momentos claves de la operación. El hijo de Yagüe, a nombre de quien figura la vivienda, que tenía 20 años cuando su madre la compró debe hacer frente a una cuota mensual de más de 2.000 euros por el préstamo de 282.394 euros con el que se financió una parte de la compra. El empresario José Miguel Villarroya, en prisión por no pagar la fianza de 500.000 euros J. M. C. MÁLAGA. Sólo uno de los doce detenidos en la tercera fase de la operación Malaya -el empresario José Miguel Villarroya- -ha ingresado en prisión, al no poder pagar la fianza de 500.000 euros fijada por el instructor Miguel Ángel Torres. El resto de los arrestados quedó en libertad con cargos tras hacer frente a las fianzas impuestas que oscilan entre 6.000 y 150.000 euros. Después de prestar declaración, el empresario abandonó los juzgados marbellíes a bordo de un furgón policial. Ya en Alhaurín, fue trasladado al módulo de ingresos, donde pasó su primera noche en prisión. Villarroya está acusado de malversación y blanqueo de capitales y la fianza impuesta es la más alta de las fijadas para los arrestados en esta fase de la operación y de la misma cuantía que las mayores del caso, que fueron las de los constructores José Ávila Rojas, Emilio Miguel Rodríguez Bugallo y el promotor murciano Tomás Olivo, todos ellos ya en libertad con cargos. Pero además de Villarroya ayer también prestó declaración ante el juez Torres el empresario italiano Giovanni Piero Montalo, quien quedó en libertad tras hacer frente a una fianza de 150.000 euros. De esta forma el instructor acababa con la toma de declaraciones de los últimos doce implicados, entre los que se encuentran la ex mujer de Julián Muñoz y José María González de Caldas. También aparecieron esos pagos en la contabilidad de Maras, la empresa desde la que repartía el dinero