Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 s 11 s 2006 DEPORTES 101 FÚTBOL CONTRA MALTRATADORES Raúl y otros tres jugadores se han sumado a la campaña contra la violencia de género en un spot con mensajes para la víctima, el entorno y el agresor POR C. MORCILLO MADRID. Fue el primero en aceptar el reto del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Raúl no se lo pensó cuando le propusieron participar en un anuncio que forma parte de la campaña para combatir los malos tratos contra las mujeres. No esperábamos una acogida tan cálida señalan desde Trabajo. A la iniciativa, que presentará el lunes el ministro Jesús Caldera en la sede de la Liga de Fútbol Profesional, se han sumado otros tres futbolistas del Madrid, el Barcelona y el Valencia. Sus rostros y sus palabras miran a los ojos a las víctimas, a los maltratadores y al entorno de unos y otros. Son mensajes cortos y contundentes que darán que hablar Por supuesto, ninguno cobra, pese a sus cachés de vértigo dentro y fuera del campo. El anuncio forma parte de una elaborada y prolija campaña en distintos ámbitos para conmemorar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres (25 noviembre) No será ésta la única aportación del mundo del fútbol, que se implica por primera vez en esta causa a favor de las maltratadas y asesinadas. La jornada duodécima de la Liga (25 y 26 de este mes) convertirá los campos españoles en plataformas contra los maltratadores y se declarará Jornada contra la violencia de género según anunció ayer la secretaria general de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo. El vídeo de las estrellas con mensaje se emitirá en los partidos y en el encuentro televisado ambos equipos mostrarán una pancarta reivindicativa. A lo largo de la semana conocidos comunicadores deportivos también se sumarán a esta campaña de sensibilización. El deporte rey, el deporte masculino tendrá de esta forma por unos días una mano tendida a las mujeres. Lissavetzky reclama colaboración a Sastre y a Valverde Se reunió con los dos ciclistas para intercambiar ideas sobre el problema del dopaje en el pelotón español JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. Un día antes de la propuesta, un grupo de ciclistas abordó en plan camorrista al secretario de Estado para el Deporte. Nos estás jodiendo la vida le dijeron acorralándole en la calle Santi Pérez, Zaballa, Plaza, Koldo Gil y Bernabéu, entre otros. Al día siguiente del infame asalto, al tiempo que entregaba los trofeos en el último podio de la Vuelta a España, Jaime Lissavetzky solicitó una reunión a Valverde y Carlos Sastre. La cita, medio secreta, se ha producido ya. Y de fondo, el problema contemporáneo del ciclismo, el dopaje. El secretario de Estado citó a Valverde y a Sastre por separado. Y como sucede en cualquier ámbito ciclista en los últimos años, se habló de lo único, del monotema. Dopaje. Se habló, claro, de la Operación Puerto, el mayor golpe a la trampa en el deporte español. Y se habló sin nombres ni apellidos, sin dedos acusadores ni fiscalizadores, sin menciones a médicos ni sustancias. Hubo un intento por acercar posturas. Lissavetzky no buscó dos chivatos cuenta José Rodríguez, presidente de la Asociación de Ciclistas y conocedor del asunto. De alguna manera, el secretario de Estado eligió a dos portavoces de una idea; el Consejo Superior de Deportes (CSD) no tiene nada contra el ciclismo, pero no admite un deporte lleno de jeringuillas. La respuesta de los ciclistas navegó por las mismas aguas: no es aceptable un escándalo mediático como la Operación Puerto y que después el juez deje a los artífices con el culo al aire, sin sanciones civiles ni expedientes federativos. En un clima amable, sin mayor tensión, Lissavetzky escuchó argumentos de este tipo: podría haberse llamado a los implicados, a los investigados, a los depositarios de las bolsas de sangre y advertirlos. Hay este cargamento de sustancias, estas cintas y vamos a por vosotros por tramposos, en vez del chupinazo mediático Una cronoescalada en recuerdo de Pantani El Giro de Italia de 2007 incluirá una cronoescalada como homenaje a la figura de Marco Pantani, vencedor de la ronda italiana en 1999. La información, publicada en Tuttosport, aporta más datos y apunta la posibilidad de que se repita la cronoescalada de Biella a Oropa, un test individual de casi catorce kilómetros. El recorrido oficial no será desvelado hasta el 2 de diciembre. La Vuelta a España se presentará el 13 de diciembre en Madrid. Un líder socialista dice que hay muchos negros en la selección francesa EP PARÍS. El presidente del Languedoc- Rousillon (sureste de Francia) el socialista Georges Frche, lamentó ayer, con motivo del partido de fútbol entre Francia y Grecia, que el equipo galo cuente con nueve negros de once titulares. Me da vergüenza este país. Dentro de poco habrá once negros. Cuando veo algunos equipos de fútbol, me da pena dijo Frche durante la reunión del consejo de Montpellier. Lo normal es que hubiese tres o cuatro jugadores negros. Eso sería el reflejo de la sociedad. Pero si hay tantos es porque los blancos son nulos añadió el dirigente regional. Las declaraciones han encontrado réplica en otros socialistas. El primero, el del presidente de la República. Jacques Chirac condenó con la máxima firmeza las palabras de Frche y subrayó que la República Francesa garantiza la igualdad de sus ciudadanos, sin distinción de origen o religión Claude Bartolone, mano derecha del ex primer ministro Laurent Fabius, dijo que Frche ensucia al Partido Socialista Otro allegado de Fabius, el senador Jean- Luc Mélenchon, subrayó que la complacencia con la que cuenta Frche dentro del partido socialista no puede ser tolerada La Liga de Derechos Humanos (LDH) consideró las afirmaciones racistas de Frche incompatibles con su pertenencia a un partido democrático que combate el racismo El próximo día 30 Frche será juzgado por haber calificado de cornudos y sub- hombres a argelinos que combatieron en el Ejército francés durante la guerra de Argelia. Francia formó de inicio con el portero Coupet y el lateral Sagnol como únicos jugadores blancos. Los otros nueve fueron Thuram, Gallas, Abidal, Makelele, Vieira, Wiltord, Malouda, Henry y Saha. El secretario de Estado adujo que no tuvo nada que ver con la Operación Puerto y que la idea no era montar un escándalo No quiero salir guapo Lissavetzky adujo que el CSD no indujo la Operación Puerto, una investigación de la Guardia Civil y que la intención no era montar un escándalo. No pretendo salir guapo en ninguna foto dijo el secretario de Estado. ¿Y cómo evitar que el dopaje prosiga su expansión? fue la gran pregunta. Uno de los ciclistas habló de humanizar las carreras. El otro incidió en que se debe atajar la base, las categorías inferiores. Y los dos coincidieron, en días diferentes, en que el ciclismo no puede quedar demonizado como el único deporte con cáncer. Primero tenemos que solucionar nuestros problemas y luego señalar a los demás. Pero no queremos ser siempre los mismos explica José Rodríguez. Las dos reuniones causaron una grata impresión en el colectivo de los ciclistas, toda vez que no es habitual que un secretario de Estado llame a su despacho a los deportistas. Siempre es recomendable que se nos escuche antes de emitir juicios- -dice Rodríguez- Pero la gran pregunta es ¿qué queremos hacer? El CSD es el que tiene el dinero, los medios y la voluntad política para atajar el problema