Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES 17 s 11 s 2006 ABC Los terroristas detenidos en Marruecos sabían montar bombas con móviles Mantenían lazos con el salafismo argelino, conectado a su vez con Al Qaida s Entre sus objetivos había intereses extranjeros LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. La última célula terrorista desmantelada en Marruecos mantiene, según las fuentes de la investigación citadas en la Prensa marroquí, vínculos con el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) de Argelia. Este grupo, escindido hace una década del sangriento Grupo Islámico Armado (GIA) es el que más problemas está poniendo al Gobierno del presidente Abdelaziz Buteflika para retomar el camino de la reconciliación nacional. El GSPC, además de seguir manteniendo el terror casi a diario en Argelia, cuenta con estrechos lazos con Al Qaida y dispone además de numerosos representantes por toda Europa. este grupo y al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate añadía. El diario editado en árabe Al Ahdat al Magrebía se refería a esta conexión y añadía que este grupo de Casablanca emitió un comunicado pidiendo al que era líder de AlQaida en Irak, Abú Musad al Zarqaui, que asesinara a los dos marroquíes que mantienen secuestrados desde hace más de un año. Los detenidos, imitando a los maquis que llevan años haciendo la yihad (guerra santa) en Argelia, pretendían establecer campamentos de entrenamiento y supervivencia en las montañas del Atlas. Según L Economiste las escuchas telefónicas fueron claves para que los agentes de los cuerpos de las Fuerzas de Seguridad marroquíes pudieran llevar a cabo la operación con la que desmantelaron la célula que, según algunas fuentes, mantenía contactos con cabecillas salafistas encarcelados en la prisión de Ukacha de Casablanca. La operaciones comenzaron con la detención un zapatero de un barrio popular de la capital económica del país, sus dos hijos y dos amigos de éstos. Según L Economiste la Policía halló en el domicilio armas blancas y libros religiosos pero nada relacionado con explosivos o la fabricación de bombas. Todos los detenidos son de nacionalidad marroquí. La amenaza terrorista sigue planeando sobre el país, algo que algunos tratan de ocultar aseguraba el diario Libération órgano de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) Los lazos entre el grupo que acaba de ser detenido en Ma- rruecos, denominado Grupo de la unidad y de la guerra santa en Marruecos y el GSPC significa que el entramado de Al Qaida, que funciona como una especie de franquicia terrorista, puede haber extendido una vez más sus tentáculos. El entramado salafista argelino es una de las grandes preocupaciones de la política antiterrorista de Estados Unidos en el continente africano, que teme que Al Qaeda aproveche la vulnerabilidad de ciertos países y el inhóspito desierto del Sahara para instalar bases o campos de entrenamiento. Esta semana militares estadounidenses previenen en Malí a su ejército contra estos grupos. El GSPC estaría tras las amenazas contra los participantes en el próximo rally Dakar 2007, que podría verse afectado en sus etapas de Malí y Mauritania, aunque los organizadores han negado que haya peligro. Comisarías de policía Los trece terroristas arrestados querían seguir el ejemplo del GSPC argelino publicaba ayer el diario oficialista Le Matin que añadía que entre sus objetivos se encontraban tanto comisarías de policía como intereses extranjeros, para lo que uno de sus miembros había recibido instrucciones sobre cómo preparar explosivos con teléfonos móviles. Los servicios de seguridad han podido establecer lazos que unen a EDICTO D INMACULADA MAS SÁNCHEZ, MAGISTRADO JUEZ DEL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA NÚMERO CUATRO DE LOS DE PATERNA, por el presente hago saber: HAGO SABER: Que en este Juzgado a mi cargo, se sigue expediente núm. 205 06, para la declaración de fallecimiento legal de José Desco Vilata, nacido el 16 de noviembre de 1939, en la Puebla de Vallbona (Valencia) y domiciliado en c Zamora núm. 8 de Burjasot, instado por el Procurador Sr PÉREZ MADRAZO en nombre y representación de MANUEL DESCO VILATA sobre declaración de fallecimiento de D. JOSÉ DESCO VILATA desaparecido a mediados del mes de marzo de 1967 del domicilio de sus padres, sito en Burjasot c Zamora núm. 8, no teniéndose de él noticias desde el día señalado, ignorándose su paradero. Lo que se hace público para que los que puedan dar noticias del desaparecido puedan comparecer en el Juzgado y ser oídos. Dado en Paterna a 26 de octubre de 2006. EL JUEZ EL SECRETARIO. Vecinos del barrio de Sidi Moumene en Casablanca, fuente de radicales islámicos, entierran a su líder, Zakaria Miloudi AFP El marroquí de la célula de Hamburgo culpable también de complicidad el 11- S R. VILLAPADIERNA BERLÍN. El Tribunal Supremo alemán ha revisado una sentencia contra un estudiante marroquí que vivió con la célula del 11 de septiembre- célula de Hamburgo -y le amplía los cargos para que sea juzgado también por posible complicidad en los atentados, como le había sido imputado por la Fiscalía de Hamburgo. Superando la sentencia anterior, el tribunal de casación interpreta que el acusado es culpable no sólo de pertenencia a organización terrorista sino también de complicidad en el asesinato de 246 pasajeros de uno de los vuelos secuestrados, dice el auto. Un tercer juicio contra Munir el Motasadeq, quien compartió hasta el último día piso y amistad con los autores materiales de los atentados en EEUU, deberá ahora fijar una nueva pena que contemple el cargo de complicidad en más de mil casos de asesinato, sobre la actual de siete años por pertenencia a una organización terrorista. En agosto de 2005, la Audiencia Territorial de Hamburgo condenó a 7 años de cárcel a Mo- tasadeq, después de que el Supremo anulase una condena anterior que le sentenciaba a 15, considerando que no se habían atendido posibles pruebas exculpatorias. Ahora entiende en cambio que ese descargo fue equivocado. El marroquí, de 32 años, fue detenido en noviembre de 2001 y resultó la primera persona juzgada en el mundo por los atentados. En el primer proceso al que fue sometido, posteriormente anulado, se le consideró culpable de complicidad en 3.045 cargos de asesinato.