Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA Campaña del Gobierno contra Burger King VIERNES 17 s 11 s 2006 ABC Cuatro de cada diez españoles menores de 25 años sufren exceso de peso Los consumidores reclaman una ley que regule y limite la publicidad de alimentos que incentivan una dieta que no es sana M. J. P- B. MADRID. Los estudios revelan que los hábitos alimenticios de los españoles han cambiado, o lo están haciendo. O cómo si no explicar que una de cada diez personas adultas en nuestro país es obesa y casi cuatro sufren sobrepeso. Lo más preocupante es que el fenómeno también arrastra a la población más vulnerable (de 2 a 24 años) De hecho, el 40 de niños y jóvenes presenta un exceso de kilos. Esas cifras son las que recoge la estrategia NAOS, una iniciativa para prevenir la obesidad que ha puesto en marcha el Ministerio de Sanidad. En ese informe, además, se estima que todos los problemas que para la salud trae consigo la obesidad tiene unos costes que suponen unos 2.500 millones de euros cada año, es decir el 7 del gasto sanitario total. Refrescar tan reveladoras cifras venía ayer al caso en la conmemoración del Día nacional de la persona obesa. Pero sobre todo tenían sentido ante la polémica suscitada por la campaña publicitaria XXL de Burger King, que incita a comerse una hamburguesa gigante, y ha sido denunciada por el Ministerio de Sanidad. Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Lo que sí afirmó la ministra es que espera una sola y única respuesta de la compañía: finalizar los anuncios publicitarios de la hamburguesa XXL Y aclaró que el Ministerio de Sanidad no dice qué tipo de comida es buena, mala o regular. En el caso de un flagrante incumplimiento del compromiso nos parece que había que hacer una llamada de atención Las reacciones Desde luego, la decisión de Salgado ha sido aplaudida desde diferentes asociaciones de consumidores y médicas. La propia Federación Española de Hostelería reconocía a ABC que el anuncio de la hamburguesa XXL no se ajusta a lo pactado con Sanidad y tampoco es coherente con lo que habían acordado las organizaciones Según los hosteleros, Burger King ha actuado en su propio interés. Sin embargo, no lo están haciendo así el resto de compañías, que trabajan en la línea del acuerdo, y eso representa a cerca de 4.500 establecimientos También la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se congratulaba por la iniciativa y añadía un ingrediente más en la polémica: Los acuerdos entre Sanidad y la industria alimentaria, basados en la autorregulación, están abocados al fracaso, porque la industria no cumple sus propios compromisos. Por eso, es necesario una legislación que regule y limite la publicidad de productos que incentivan una alimentación que no es sana Un estudio de esta organización revela que el 28 de los adolescentes (de 13 a 18 años) ingiere una comida rápida una La buena dieta Cereales, pasta, patatas y legumbres deben representar entre el 50 y 60 de las calorías de la dieta. Las proteínas de origen animal y vegetal aportarán entre un 10 y 15 de las calorías totales. Frutas, verduras y hortalizas tienen que alcanzar 400 gramos por día, es decir, 5 raciones. Las grasas no superarán el 30 de la ingesta, debiendo reducirse el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans. Beber entre uno y dos litros de agua al día. Un hombre, ayer, en un Burger King de Madrid vez a la semana y el 5 dos veces en semana o a diario. Las comidas rápidas- -señala la OCU- -son la reina entre niños y jóvenes, pero tienen un alto contenido en grasas. De hecho, los expertos recomienda su consumo de forma esporádica ABC. es La pregunta del día: ¿Merecen su confianza las hamburguesas de las cadenas de comida rápida? Dé su opinión en http: participacion. abc. es preguntadeldia Sin respuesta El departamento que dirige Elena Salgado estima que, con esa campaña publicitaria, la cadena de comida rápida ha roto el compromiso expreso de no incentivar el consumo de raciones gigantes como una de las medidas para luchar contra la obesidad Una iniciativa que estaba recogida en el acuerdo alcanzado entre la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) la Federación Española de Hostelería y Restauración (Fehr) y la Asociación Empresarial de Cadenas de Restauración Moderna (Fehrcarem) de las que Burger King forma parte. Por ahora, la petición de Sanidad de que se retire la campaña publicitaria no ha obtenido respuesta por parte de la cadena de comida rápida, según declaró ayer Salgado a un grupo de periodistas en Valencia tras recibir el Premio Sin humo 2006 que concede la Sociedad ES BARATA Y ESTÁ BUENA Los consumidores de comida rápida lo tienen claro, es una cuestión de tiempo s Prefieren otro tipo de comida, pero seguirán yendo al Burger King POR PABLO MINGOTE MADRID. Primero, incredulidad, después, estupor. Esa fue la reacción de las personas con las que habló ayer ABC en dos establecimientos de comida rápida Burger King en el centro de Madrid. La causa de la reacción de los clientes de las hamburgueserías era el anuncio hecho por el Ministerio de Sanidad al asegurar que las hamburguesas XXL- -tamaño gigante- -de Burger King tienen un significativo aporte de las grasas más nocivas La inevitable pregunta es: ¿Y qué pasa con el resto de las hamburguesas? Así lo hacía María Jesús, que en compañía de su hijo Miguel, de once años, comía un menú Whoper y uno infantil. Es que hoy no me ha dado tiempo a hacer la comida se justificaba María Jesús, mientras que Miguel daba buena cuenta de su hamburguesa: Son las que más me gustan, me gusta comer aquí Los Burger King son un incesante ir y venir de personas. Muchas de ellas hacen un pedido para llevar. Si no hago esto no llego al trabajo por la tarde cuenta con cara de contrariedad Luis, de 36 años, después de pedir un menú XXL y haber visto la portada de ABC. Dos adolescentes que no superan los 16 años entran en el establecimiento. Entre risas, piden dos hamburguesas, dos refrescos y unas patatas para compartir. Acabamos de salir del instituto y nos hemos venido a comer dice Jesús, a lo que su compañero, Rafa, añade: Es que hasta las cuatro que llegan mis padres no como, así que antes me paso por el Burger Ambos reconocen que van a locales de comida rápida al menos tres veces por semana. Los motivos son sencillos, la comida es barata y está buena Pese a que leen que las hamburguesas XXL tienen las grasas más tóxicas, dicen que no importa seguirán comiendo en ese establecimiento. La más alarmada por la noticia es una mujer que acude a la hamburguesería con dos niñas. Esa es la que siempre se pide mi marido cuenta Rosario, de 46 años, quien asegura que no venimos demasiado, sólo cuando queremos darle una alegría a las niñas Y es que la pequeña Rosa, de 7 años, ha sacado un 10 en un control de mates La carne no parece tan mala, pero cualquiera sabe dice un estudiante de universidad de 18 años mientras sostiene una hamburguesa de pollo entre las manos, a lo que tras una breve reflexión apostilla, bueno, de algo hay que morir Hay una notable afluencia de extranjeros en los Burger del centro de la ciudad. La mayoría, turistas que entran a comer antes de proseguir su visita por el casco histórico. En el extranjero el tiempo es oro dice Cedrik, un fornido danés que asegura haberse enamorado de Madrid y de la comida española Las buenas comidas son para la noche, en un bonito restaurante y con los pies cansados agrega su acompañante.