Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA VIERNES 17 s 11 s 2006 ABC Obiang se despide con insultos a la prensa y a los partidos españoles El presidente de Guinea Ecuatorial, molesto por las críticas, los califica de irracionales LUIS AYLLÓN MADRID. Teodoro Obiang acabó ayer su visita a España arremetiendo contra los partidos políticos y la prensa, a quienes acusó de irracionales Durante la inauguración de la nueva Embajada de su país en Madrid, el presidente de Guinea Ecuatorial no pudo ocultar su malestar por el veto a su presencia en el Congreso y por las críticas recibidas desde la mayoría de los medios de comunicación durante su estancia en España, aunque en ningún momento se refirió expresamente a ello. La nueva representación diplomática ecuatoguineana se encontraba repleta de seguidores de Obiang e invitados, entre ellos el susbsecretario de Asuntos Exteriores, Luis Calvo, en representación del Gobierno. El acto comenzó con unas palabras del ministro de Exteriores de Guinea Ecuatorial, Pastor Michá, quien recordó que la anterior Embajada- -un piso alquilado en la calle Claudio Coello- -fue asaltada y destrozada por malignos que se hacen llamar guineanos Luego, indicó que la Embajada que se inauguraba en la calle Pío XII es propiedad de Guinea y una muestra del buen destino de los recursos del petróleo Después, Obiang, tras subrayar que la reapertura de la Embajada en un prestigioso y suntuoso inmueble es un orgullo nacional atacó a quienes asaltaron la antigua representación dipomática en junio de 2005. Hay que dar lecciones- -dijo- -a aquellas personas que no tienen conciencia. Normalmente no se destruye una misión diplomática. Se hace una ocupación pacífica de reivindicación, porque es como destruir la propia casa El presidente ecuatoguinea- Unas niñas recibieron a Obiang, en medio de la lluvia, a la entrada de la nueva Embajada no aconsejó a las formaciones políticas españolas que se desvinculen de los que dicen que son la oposición Las fuerzas políticas españolas- -enfatizó- -no deben formar a la oposición; no deben formar parte de la oposición. En el momento que la oposición se crea con los españoles eso es irracional El mismo adjetivo utilizó Obiang para referirse a la prensa española. Así, subrayó que ha sido muy bien recibido por EFE Su Majestad el Rey y por el Gobierno y por el líder del PP, Mariano Rajoy, diga lo que diga la prensa, que siempre es irracional También lanzó una invitación a todos los que dicen ser de la oposición para que CHAPARRÓN DE EUROS El dictador de la antigua colonia inaugura la nueva embajada de su país en Madrid repartiendo 50.000 euros entre sus seguidores POR L. AYLLÓN MADRID. A las once, en medio de una intensa lluvia, danza un grupo de seguidoras de Obiang a la puerta de la Embajada, mientras los periodistas pugnan por lograr acceder al interior. Un funcionario de la representación diplomática reparte banderitas de Guinea, gorras del partido de Obiang y camisetas con la foto del dictador y la leyenda: Hermano militante Obiang Nguema Mbasogo ¡Bienvenido a España! Por fin, gracias a una eficaz gestión del Protocolo español, se permite pasar a la prensa. En una garita como el camarote de los Hermanos Marx, los servicios de seguridad cachean a periodistas e invitados y les requisan temporalmente teléfonos móviles y paraguas. Las gabardinas y abrigos quedan en un perchero... al aire libre, donde el agua seguirá empapando las prendas. Cuando se acerca el momento de la llegada de Obiang, los empleados de la Embajada piden a los invitados que salgan fuera a recibirle. Pero fuera sigue cayendo agua y la gente se hace la remolona. Hay quien argumenta: Si salgo voy a coger una pulmonía Otros, a lo Ghandi, optan por la resistencia pacífica y se hacen los locos, ocultándose por los recovecos de la Embajada. Los más obedientes salen y la lluvia castiga inmisericorde los trajes sin distinguir marcas o estilos. Al final, el diluvio se convirtió en un chaparrón de euros cuando Obiang anunció a sus seguidores, mostrando unos sobres cargados de billetes, que entregó al embajador: Aquí os dejo un regalo de 50.000 euros Tocamos a 1.000 decía alguna de las seguidoras, confiando en un reparto.