Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Intrascendente cumbre hispano- francesa VIERNES 17 s 11 s 2006 ABC Medio millar de estudiantes se manifestaron en la ciudad gerundense en contra del plan Bolonia sin que se produjeran incidentes YOLANDA CARDO Francia y España reconocen su fracaso sobre la interconexión eléctrica Zapatero aplaza sine die una obra vital para el AVE y los apagones, a fin de evitar críticas al proyecto en vísperas de las municipales s El asunto se deriva a la UE M. J. CAÑIZARES Á. GUBERN GERONA. La XIX cumbre hispano- francesa sirvió para reconocer de forma explícita lo ya sabido: el bloqueo existente en la interconexión eléctrica transfronteriza, un proyecto que provoca reacciones contrarias en ambos países, pero que los empresarios califican de necesidad vital En estos mismos términos se expresaron ayer el presidente galo, Jacques Chirac, y el primer ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero, quienes han pedido a la Unión Europea que designe a un técnico con la finalidad de que, antes del próximo verano, determine el trazado más adecuado de la interconexión. Ambos mandatarios admitieron que los expertos designados por cada país han fracasado en su intento de diseñar un proyecto que garantice una mínima invasión medioambiental. Este es el requisito de las asociaciones ecologistas y de determinados municipios situados a ambos lados de la frontera. Por contra, el sector industrial considera fundamental esta infraestructura, imprescindible para suministrar electricidad al AVE y evitar los apagones que, cada verano, sufren especialmente las comarcas gerundenses, zona eminentemente turística. La celebración de la cumbre en Gerona tenía, por tanto, un significado especial debido al interés que en estas comarcas despierta la interconexión. La división que este proyecto provoca en el Gobierno tripartito catalán, donde ERC e ICV se oponen el mismo mientras el socialista José Montilla ya lo defendió cuando ostentaba el cargo de ministro de Industria, ha contribuido a paralizar su puesta en marcha. cios municipales. En este sentido, el presidente del PP, Mariano Rajoy, consideró absurdo que por razones de puro dogmatismo, partidismo, no se haga la interconexión eléctrica con Francia y el Cuarto Cinturón en Cataluña, que son problemas reales de la gente que deben debatirse. El último intento de eludir este asunto por parte del Elíseo fue exigir al Gobierno español que no asistieran a la cumbre los presidentes de las comunidades autónomas fronterizas, que en calidad de afectadas por el proyecto, habrían exigido compromisos más firmes. Sólo el presidente catalán, Pasqual Maragall, estuvo presente pero como simple anfitrión, no como participante en la cumbre. En la reunión celebrada ayer, Chirac y Zapatero acordaron recurrir a la ayuda europea con la finalidad de obtener un juicio imparcial que vincule a ambos países. No cabe duda de que la interconexión es una necesidad. dar electricidad a la gente es una necesidad vital dijo el presidente de la Republica francesa, quien reconoció que las protestas efectuadas por personas de buena fe han provocado que los estudios efectuados por técnicos franceses y españoles no hayan dado resultado. Las pasiones han sido más fuertes que los expertos Chirac expresó su confianza en que el especialista designado por la Comisión europea hará su trabajo concertado con ambos países El AVE hasta Francia Durante las sesiones se habló también de los enlaces ferroviarios aunque sin muchas novedades en cuanto a los plazos. Ambos gobiernos confirmaron que el AVE llegará a Barcelona en 2007 y que dentro de la futura línea de alta velocidad Madrid- Frontera, se abrirá el tramo entre Madrid y Valladolid en 2007. Asimismo se han contratado estudios para una nueva línea en el tramo Perpiñán- Montpellier, con vistas a realizar el debate público en 2008. Sobre la reapertura del ferrocarril del Canfranc y la construcción de una Travesía Central por el Pirineo tampoco hubo avances. Las pasiones han sido más fuertes que los expertos aseguraba ayer el presidente Chirac Sarkozy se quedó en París en una reunión de partido Las grandes ausencias de la cumbre hispanofrancesa fueron las de los dos ministros de Interior, el francés Nicolas Sarkozy y el español Alfredo Pérez Rubalcaba. El hecho de que ninguno de los responsables de Interior asistiera a la cumbre de Gerona, que se celebró tres semanas después de que ETA robara en Francia 350 pistolas, dejó vacía de contenido una agenda en la que los temas estrella eran precisamente la cooperación policial y judicial en la Uso partidista A esta circunstancia se añade el escaso interés del Gobierno francés en abordar el espinoso asunto debido a la convocatoria de elecciones presidenciales y legislativas en 2007, año en el que España celebra comi- lucha contra el terrorismo y el fenómeno de la inmigración, dos materias que en gran medida dependen de los ministros ausentes. La presencia de Sarkozy era requerida sin embargo en París, donde el partido que preside, la Unión para un Movimiento Popular (UMP) se reunía para aprobar el programa con el que concurrirá a las elecciones presidenciales que se celebrarán en abril- mayo de 2007. Los ministros españoles que sí asistieron a la cumbre fueron los de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; Defensa, José Antonio Alonso; Fomento, Magdalena Álvarez; Industria, Joan Clos, y Educación, Mercedes Cabrera.