Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 16- -11- -2006 ABC Don Sebastián de Morra de Velázquez (Museo del Prado) El bobo según Velázquez y Murillo de Picasso (Colección privada) y el museo neoyorquino y cuyo coste ha ascendido a tres millones de euros, también dedica espacio a la imágenes cotidianas recogidas por nuestros pintores a través del mundo doméstico con La costurera de Velázquez, o La planchadora de Picasso. Completan la muestra otras temáticas como Mujeres públicas, Mujeres llorando, Infancia (donde estaba adscrito el cuadro robado) Desnudos, Monstruos y Caballeros y fantasmas, que incluye el retrato de El conde- duque de Olivares de Velázquez. Con esta división se puede apreciar la distinta interpretación de un mismo tema abordado por pintores como Goya, Velázquez o Picasso, en el caso de los retratos femeninos, o Sánchez Cotán y Gris, en los bodegones. Asimismo, se puede comprobar la modernidad de los más clásicos y las referencias hacia éstos por parte de los más contemporáneos. Del Greco a Picasso pero sin los niños robados de Goya Los Duques de Lugo inauguran esta noche en el Guggenheim de Nueva York la exposición dedicada a la pintura española SUSANA GAVIÑA ENVIADA ESPECIAL NUEVA YORK. La exposición Pintura española. Del Greco a Picasso. El tiempo, la verdad y la historia que toma el nombre de un cuadro de Goya, es un proyecto que nació hace más de seis años, según explican sus comisarios, Carmen Giménez, conservadora jefe del Guggenheim Museum, y el crítico de arte Francisco Calvo Serraller. Sin embargo, fueron los atentados del 11 de septiembre los que lo truncaron y dificultaron su puesta en marcha (los seguros de las obras de arte a partir de entonces se han endurecido y los prestadores son remisos a ceder sus piezas) También cambió el planteamiento inicial, según confiesan, pero aún así aseguran que éste es muy novedoso, pues las 135 obras (si restamos el cuadro sustraído) que ahora cuelgan de las paredes del edificio diseñado por Frank Lloyd Wright a mediados del siglo pasado, han sido distribuidas por temas. Sin embargo, no es la primera vez que se presenta una muestra que aborde los cinco siglos de pintura española. Ya lo hizo Carmen Giménez en París en otra exposición en 1987. Pero el concepto de la muestra, dicen, es ahora radicalmente distinto. En aquella ocasión había una fractura clara entre tradición y vanguardia, pues se dividió en dos: Greco- Goya y, en un capitulo separado, Picasso. Sin embargo, ahora y por primera vez, están trabados afirma Calvo Serraller. No aceptamos que el arte español se acabe en Goya A esta diferencia se añade que entonces la ordenación fue cronológica, un método que está obsoleto, pues hay que arriesgarse a ofrecer respuestas más comprometidas subraya. El objetivo de la exposición es ofrecer algo sintético y esencial llas, lomo y cabeza de cordero de Goya, y la Naturaleza muerta con cráneo de oveja de Picasso; las damas, que cuenta con una de las joyas de la exposición, cedida por la Hispanic Society de Nueva York, La duquesa de Alba pintada por Goya en 1797, junto a Santa Isabel de Portugal de Zurbarán, o el Retrato de Olga en un sillón de Picasso, del Museo Picasso de París. El capítulo religioso tiene una fuerte presencia. Está representado en Vírgenes y madres, con la Virgen y el niño de Zurbarán, o la Madonna de Port Lligat de Dalí; en Monjes y Crucifixiones- -con obras de Ribera, Cano y Picasso- al que se añade el de Caídos, que cobró un nuevo impulso polémico con la Contrarreforma católica y está encabezado por El entierro del conde de Orgaz del Greco. Pero la muestra, realizada en coproducción por la Seacex Quince grupos temáticos En la actual muestra, las obras han sido distribuidas en quince grupos temáticos- hemos buscando los puntos decisivos que marcan la actitud española En ellos se abordan desde los bodegones (mortales e inmortales) donde se pueden ver juntos el Bodegón con costi- Picasso, el mejor dialogante A pesar de la presencia de un total de 25 artistas, entre los que también se encuentran Juan Van der Hamen, Antonio de Pereda, Miró, Sánchez Coello, Claudio Coello, Murillo, Panto-