Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16- -11- -2006 41 ECONOMÍA www. abc. es economia lkenstein, en este caso dijo que cuando asumió el caso podía haber optado entre seguir con un proyecto que no se habría aprobado nunca o bien ser más pragmático, que fue lo que hice El texto original recibió feroces críticas de algunos estados miembros, con Francia a la cabeza, y de los sindicatos, que hablaron de dumping social Adiós al fontanero polaco En materia laboral, tal y como exigió el Parlamento, la directiva no afecta al derecho laboral ni a los convenios colectivos de modo que cuestiones como el salario mínimo, las vacaciones o la seguridad social están totalmente fuera del ámbito de modo que la empresa prestataria del servicio tendrá que cumplir las disposiciones vigentes en el país de prestación del servicio. De este modo, la campaña que se hizo en Francia por parte de los detractores de esta directiva en el sentido de que iba a suponer, por ejemplo, que llegaran hasta el país galo los fontaneros polacos a trabajar con condiciones laborales polacas, y por tanto los de ese país se quedaran sin trabajo, queda descartada. En cuanto a valoraciones se refiere, la patronal europea Unice aseguró ayer que espera beneficios reales de esta directiva, pero lamentó la reducción de su campo de aplicación y la inseguridad jurídica en la prestación transfronteriza de servicios. La Confederación Europea de Sindicatos (CES) sin embargo, no dudó en calificar de éxito la profunda modificación que se ha hecho del texto de la directiva de servicios al eliminar el principio del país de origen, la exclusión del derecho laboral así como los servicios de interés general de la aplicación de la norma. El comisario de Mercado Interior, McCreevy, bromeaba ayer con una enfermera y un fontanero polacos, símbolos de la directiva AFP La UE prevé crear 600.000 empleos con la apertura del sector de servicios La Eurocámara, después de tres años, aprobó la polémica directiva Bolkenstein aunque notablemente suavizada, para liberalizar una actividad que representa el 70 del PIB europeo MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL ESTRASBURGO. El Parlamento Europeo dió ayer la aprobación definitiva a la nueva directiva de liberalización de servicios dentro del Mercado Interior de la Unión Europea. Esta norma, que ve la luz después de tres años de negociaciones entre Comisión, Consejo y Parlamento, salió adelante bastante suavizada respecto al texto extremadamente liberalizador que propuso inicialmente el comisario de Mercado Interior, Fritz Bolkenstein, en 2003, y que creó un enorme debate en Europa sobre el modelo social que se pretendía imponer. Sin embargo, y a pesar de las rebajas el artículo 15 de la nueva norma sienta las bases para una mayor liberalización en el sector comercial. En concreto, señala que las limitaciones que puedan establecer los estados miembros tendrán que justificarse por razones imperiosas de interés general y, en su caso, las limitaciones tendrán que ser proporcionadas Así, por ejemplo, la restrictiva legislación comercial de algunos países miembros, entre ellos los de España o Francia, tendrá necesariamente que verse aligerada en libertad de establecimiento de nuevas empresas. De este modo ya no será válido, como sucede en el caso de regulación comercial española actual, que se limite la apertura de establecimientos comerciales en base a límites cuantitativos o territoriales fijados en función de la población o de una distancia entre establecimientos, como lleva denunciando hace años la asociación de grandes superficies comerciales (Anged) En síntesis, esta directiva, para cuya transposición a las legislaciones nacionales hay tres años, elimina trabas burocráticas al establecimiento de empresas de servicios a la vez que simplifica la provisión de servicios en otros países distintos al de establecimiento. No obstante, entre los recortes sufridos por el texto en su trámite destaca la exclusión de la aplicación a los servicios financieros y audiovisuales, los notarios, las empresas de trabajo temporal, la sanidad, el juego, la seguridad privada, la energía o la fiscalidad, entre otros. Pese a ello, un informe de la CE cifra en más de 600.000 los empleos que crearán las pymes con la nueva regulación. El presidente del Parlamento Europeo, José Borrell, aseguró que el texto es un buen equilibrio entre apertura del mercado de servicios, respeto al consumidor y a las normas sociales de cada uno de los países europeos El comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy, que cogió el testigo de su antecesor, Bo- Las grandes superficies creen que aumenta la competencia y avanza hacia la liberalización M. N. ESTRASBURGO. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) cree que la aprobación de la directiva de liberalización de servicios beneficiará al comercio, al acabar con el intervencionismo a ultranza y el proteccionismo. Añade que la directiva señala que los estados sólo podrán imponer requisitos de establecimiento si no suponen discriminación, si hay una razón imperiosa de interés general y si son proporcionados. A su juicio, obligará a adaptar un amplio catálogo de normas en España, tanto nacionales como autonómicas, para incorporar la liberalización y permitir al comercio crecer a la altura de sus posibilidades y competir para atender mejor la demanda de los consumidores. La asociación, en la que están Carrefour, El Corte Inglés, Alcampo e Ikea, entre otras, cree que el sector no puede desarrollar su potencial de crecimiento por las numerosas restricciones en las regulaciones nacionales lo que le impide crear más riqueza y empleo