Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 16 s 11 s 2006 ABC Ramalho Eanes, ex presidente de Portugal, doctor en Filosofía por Navarra JOSÉ GRAU MADRID. Ramalho Eanes, nacido en Alcains, Portugal, en 1935, fue el primer presidente de la República de Portugal democráticamente elegido tras la revolución de 1974, y lo fue de 1976 a 1986. Desde ayer, ese célebre Eanes, una de las principales figuras de la vida pública portuguesa en el siglo XX, es doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Navarra. Y no honoris causa sino por su laborioso y singular estudio titulado Sociedad civil y poder político en Portugal El actual consejero de Estado y general del Ejército luso analiza en su investigación las claves de la evolución política de su país desde la caída de la primera república, pasando por la dictadura de Salazar y la Revolución de los Claveles, hasta el nacimiento del sistema democrático. Eanes reflexiona además sobre los puntos débiles de la Carta Magna portuguesa, de la que concluye: No contribuyó a instaurar una verdadera sociedad civil con libertad y sentido de responsabilidad, al ser puramente representativa y no implicar de forma activa a la población Para el director de la tesis, el profesor Rafael Alvira, se trata de un trabajo muy original de los sucesos políticos que Eanes vivió en primera persona Alvira dijo que es una disertación muy reflexiva y muy cuidada y añadió: Eanes maneja muy bien la bibliografía Su obra, redactada en portugués, se convertirá en un libro de consulta indispensable no sólo para los historiadores, sino para todos los que quieran conocer la ciencia del gobierno subrayó Alvira. Al acto solemne de ayer acudió, entre otros, el nuncio en España, el también portugués Manuel Monteiro. La candidata socialista Ségolène Royal se dirige con un megáfono a los seguidores que acudieron al mitin celebrado ayer en Nantes AP Ségolène, favorita para la candidatura socialista en las presidenciales La duda está en si conseguirá hoy el 50 por ciento de los votos, necesarios para no tener que medirse con Strauss- Kahn o Fabius en una segunda vuelta J. P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Los 218.771 militantes oficialmente inscritos en el Partido Socialista (PS) están invitados a elegir hoy la candidata o candidato oficial del partido a la Presidencia de la República. Ségolène Royal es la favorita absoluta. Pero tendría que conseguir más del 50 por ciento de los votos para evitar una segunda vuelta contra Dominique Strauss- Kahn o Laurent Fabius, que se han crecido durante seis semanas de campaña interna. Ségolène es masivamente favorita en la opinión pública nacional. Pero no existen sondeos fiables entre los militantes socialistas, mayoritariamente recién llegados al PS, tras pagar 20 euros e inscribirse en el partido a través de internet. Ségolène ya cuenta con el apoyo oficioso de su propio compañero, François Hollande, número uno del PS, y de François Rebsamen, número dos, que ayer declaraba: Todo parece indicar que Ségolène pudiera ser elegida con una sola votación, pudiendo conseguir el 53 por ciento de los votos, quizá Dominique Strauss- Kahn estima, por el contrario, que Ségolène no conseguirá la mayoría absoluta, obligada a una segunda y arriesgada segunda vuelta, dentro de diez días. Hasta el fin, Laurent Fabius, el candidato a la candidatura peor situado en los sondeos, afirma confiar en la sen- Entre el populismo y el socialismo centralista Ségolène, Strauss- Kahn y Fabius han presentado tres modelos distintos y quizá incompatibles. Los militantes escogerán entre el populismo reformista, la socialdemocracia aperturista y el socialismo centralista. Es la cuadratura del círculo, porque en teoría habría que defender el programa socialista. satez de unos militantes que pudieran confiarle la compleja tarea de ser el único candidato capaz de unir a todas las izquierdas La campaña que hoy con- cluirá con el voto interno de los militantes y afiliados del PS ha introducido una novedad significativa en el paisaje político nacional: unas elecciones primarias destinadas a elegir un candidato único, evitando las guerras civiles internas. La campaña ha transcurrido sin problemas importantes. Se han producido algunos choques entre los partidarios de los tres rivales. Pero los debates públicos y los debates internos han tenido un cierto eco público, retransmitidos en directo por varias cadenas de radio y televisión, no siempre oficiales. Ségolène, Strauss- Kahn y Fabius han debatido con mucha cortesía, aportando matices, pero sin revelaciones espectaculares sobre sus programas. Los nuevos afiliados votarán masivamente por la aspirante J. P. Q. PARÍS. La elección del candidato socialista a la presidencia de la República, y buena parte del destino del PS, están en manos de unos 70.000 nuevos militantes, que se inscribieron la primavera pasada en el partido, a través de internet, pagando 20 euros de cuota de entrada. Entre esos nuevos militantes hay muy pocos obreros, hay mucho técnico de grado medio y superior, hay bastantes funcionarios, y muy pocos Ramalho Eanes M. CASTELLS tienen una cultura militante, socialista, tradicional. A juicio de los sociólogos, esos nuevos afiliados pudieran votar masivamente por Ségolène Royal. Pero no existen estudios que pudieran avalar tales sospechas fundadas en las respuestas de los nuevos militantes a los cuestionarios facilitados vía internet. La última campaña de afiliación, sin precedentes en la historia del PS, ha modificado quizá definitivamente la fisonomía tradicional del socialismo francés, muy alejado de las clases populares tradicionales, mucho más apoyado por cuadros con poder adquisitivo medio.