Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16- -11- -2006 Turquía reitera que no cederá al chantaje europeo sobre Chipre Recep Tayip Erdogan, primer ministro turco 33 Isabel II anuncia las últimas leyes de Blair, dedicadas a la seguridad Cameron acusa al primer ministro de presentar un plan hueco EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Cuando Tony Blair fue reelegido primer ministro el año pasado anunció un programa basado en la ley y el orden y eso es lo que se dispone a coronar con su último paquete legislativo antes de que previsiblemente en junio deje el cargo. El solemne Discurso de la Reina, en el que cada año Isabel II lee ante lores y Comunes el texto redactado por el Gobierno sobre sus planes para el nuevo período de sesiones, presentó ayer 29 leyes, la mayoría de ellas relacionadas con la lucha contra el terrorismo, el crimen y el gamberrismo. Las propuestas no suponen ninguna gran novedad, más allá de endurecer políticas que ya se aplican, como un refuerzo del control en las fronteras y la prevención de la inmigración ilegal. Una de las iniciativas más polémicas es el mayor poder que se otorgará a la Policía para que pueda echar de su casa en 48 horas a los vecinos responsables de conducta antisocial. El Gobierno habría deseado promover de nuevo una ley para ampliar hasta 90 días el período máximo de detención sin cargos de presuntos terroristas. Pero este propósito fue rechazado el año pasado por la oposición y los laboristas críticos, y el plazo se elevó sólo hasta cuatro semanas. El intento podría llevarlo a cabo el probable sucesor de Blair, Gordon Brown. En su último Discurso de la Reina, Blair incluyó diversas medidas medioambientales y expresó el compromiso de su Gobierno a rebajar en un 60 por ciento la emisión de gases contaminantes para 2050, aunque declinó fijar un objetivo anual a pesar de las críticas de la oposición conservadora por su falta de concreción. El relevo de Brown En el debate posterior celebrado en el Parlamento, el líder tory David Cameron, acusó a Blair de presentar un plan hueco y centrado en asuntos de Interior con el propósito de usar en su beneficio la política del miedo Es un plan tan deprimente que la gente puede pensar que el canciller ya ha tomado el relevo dijo en alusión a Brown, canciller del Tesoro, que ya ha adelantado su intención de insistir en las políticas de seguridad. Blair negó que abuse del miedo de los ciudadanos para recortar ciertas libertades e indicó que sus advertencias sobre el riesgo terrorista son realistas Rechazó las presiones de los liberal- demócratas para comprometerse a un calendario de retirada de las tropas de Irak en los meses que aún le quedan en el puesto. La Reina Isabel y el Duque de Edimburgo, a su llegada al Parlamento, ayer en Londres REUTERS