Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 16- -11- -2006 Piden que se indague si el marido de Porta pactó con los ex alcaldes de Ciempozuelos 11 Moratinos afirma que el Ejecutivo seguirá su política con la antigua colonia les guste o no les guste a algunos sectores de la sociedad española Las minorías ganan el pulso al PSOE IU y los nacionalistas se apuntan el tanto de la suspensión de la visita de Obiang al Congreso s Marín abronca a los portavoces con la amenaza de que la cancelación tendrá consecuencias POR J. L. LORENTE MADRID. Será difícil encontrar precedentes de lo ocurrido los últimos dos días en el Congreso a cuenta de la visita fallida del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, a la Cámara Baja. El plante de las minorías, la bronca del presidente de las Cortes a los grupos parlamentarios, el silencio del PSOE, la suspensión del acto en el que Obiang iba a firmar en el Libro de Honor del Congreso... Todos esos matices alcanzan tintes surrealistas y pueden conllevar graves consecuencias para el parlamentarismo español. Todo comenzó en la tarde del martes, cuando los grupos minoritarios- -en especial, los de IU, ERC y PNV aliados de los socialistas- -decidieron emprender negociaciones para pactar un documento de protesta por la recepción que el Gobierno y el presidente del Congreso, Manuel Marín, iban a brindar a Obiang. Ante el cariz que tomaron los acontecimientos, Marín convocó a toda prisa una reunión de la Junta de Portavoces del Congreso. La decisión del presidente de la Cámara fue tachada de precipitada por casi todos los grupos, ya que fijó la reunión para las nue- ce un sobresaliente en materia de derechos humanos Por su parte, Moratinos insistió en que el Gobierno mantendrá su política respecto a Guinea, les guste o no les guste a algunos sectores de la sociedad española Obiang colocó una corona de laurel en el Bosque de los Ausente, que recuerda a las víctimas del 11- M, y acudió por la tarde al Palacio de la Moncloa, donde permaneció reunido durante una hora con Zapatero. Según fuentes gubernamentales, Zapatero le insistió en la necesidad de hacer gestos importantes y avanzar hacia una democratización plena del país y Obiang adquirió varios compromisos. Uno de ellos, liberar a los presos políticos aunque no dio ningún plazo para hacerlo. Otro, invitar a comisiones parlamentarias españolas a que visiten Guinea cuando lo deseen y puedan comprobar los pasos que se dan hacia la democracia Y un tercero, trabajar por una política de mejor distribución de la renta en el país y favorecer una mayor presencia española, incluida la económica. No hubo, sin embargo, según reconocieron las mismas fuentes, ningún compromiso de que las elecciones de 2008- 09 vayan a celebrarse con presencia de todos los partidos de la oposición y sin presos políticos Por último, Obiang se desplazó al Palacio de la Zarzuela, donde fue recibido por el Rey, quien le ofreció una cena de carácter privado. Integrantes de la plataforma Demócratas por el Cambio se concentraron ante el Congreso ve y media de la noche y avisó con sólo media hora de antelación. A esa hora, algunos portavoces ya habían abandonado la Cámara Baja, pese a que en el hemiciclo se seguían debatiendo los Presupuestos para 2007. Durante la reunión, Marín anunció que la visita del día siguiente había sido cancelada. Pero lo más grave fue la regañina del presidente del Congreso. Dijo que la suspensión suponía un precedente y en un tono amenazante advirtió a los diputados presentes que ya se vería qué pasa en el futuro con visitas de estas características si los grupos hacían declaraciones públicas como las realizadas contra Obiang. Fuentes de la Presidencia del Congreso quisieron dejar claro ayer que es Exteriores quien fija y cambia la agenda EFE Sí hubo firma en el libro de honor de La Moncloa Teodoro Obiang no pudo firmar en el Libro de Honor del Congreso, pero sí lo hizo en el del Palacio de la Moncloa, un lugar que pese a sus escasas visitas oficiales no le es ajeno. Ya estuvo allí con Adolfo Suárez y Felipe González y también con José María Aznar. Este le recibió en tres ocasiones (marzo y octubre de 2001 y abril de 2002) durante escalas técnicas o en visitas para asistir a eventos internacionales. Tensión en la Junta La Presidencia del Congreso dice que es Exteriores el que fija y cambia la agenda de los mandatarios extranjeros de los mandatarios extranjeros de visita en España. Lo sucedido suscitó los comentarios de prácticamente todos las fuerzas parlamentarias durante la jornada de ayer en la Cámara, pero no del PSOE. Fuentes del grupo mayoritario explicaron que no deseaban pronunciarse y que se remitían, en todo caso, a lo explicado por la Presidencia del Congreso. Sin embargo, la expectación creada llevó al portavoz socialista, Diego López Garrido, a convocar una rueda de prensa para decir exactamente lo mismo que las fuentes próximas a Marín: Es Exteriores el que organiza la agenda ABC. es La pregunta del día: ¿Qué te parece que España preste ayuda a un dictador? Opina en http: www. abc. es