Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 16- -11- -2006 ABC ESPAÑA www. abc. es Teodoro Obiang y José Luis Rodríguez Zapatero estrechan sus manos antes de su entrevista en el Palacio de la Moncloa AP El veto del Congreso a Obiang deriva en otro patinazo del Gobierno en política exterior Nunca se había suspendido la visita de un jefe de Estado a la Cámara s Guinea dice que merece un sobresaliente en derechos humanos LUIS AYLLÓN MADRID. La visita oficial de Teodoro Obiang a España se torció de forma grotesca desde las primeras horas de ayer, a consecuencia de la inédita suspensión de la visita del dictador al Congreso de los Diputados y de la firma en el Libro de Honor de la Cámara Baja. El Ejecutivo sólo arrancó de Obiang nuevas promesas de democratización y respeto de los derechos humanos, pero sin concreciones sobre las cuestiones fundamentales, entre ellas la celebración de elecciones plenamente democráticas. El Gobierno decidió hace meses poner en marcha una nueva política en relación con Guinea Ecuatorial, sobre todo con el objetivo de lograr que las empresas españolas pudieran tener una mayor presencia en la antigua colonia, que vive un momento de gran crecimiento económico gracias al petróleo. En ese afán, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que viajó el pasado 23 de octubre a Guinea Ecuatorial, acompañado del titular de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, anunció la visita oficial de Obiang, que se concretó en cuestión de pocos días. Desde hace quince años, Obiang no visitaba oficialmente España, aunque Aznar le recibió tres veces en Madrid. No es una visita de Estado, pero el Gobierno preparó de forma precipitada un amplio programa que incluía, entre otros actos, el paso por el Congreso, un encuentro con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y una cena con Su Majestad el Rey en La Zarzuela. Desde el Ministerio de Exteriores se aseguró que la suspensión de la visita al Parlamento se debió a un cambio de programa de común acuerdo versión desmentida por los grupos, que iniciaron la rebelión contra la firma de Obiang en el libro de honor: IU, ERC y el PNV y que consiguieron que, por primera vez en la historia de la democracia española, se haya vetado de facto la presencia de un jefe de Estado extranjero en el Parlamento. El propio presidente ecuatoguineano, al ser abordado por los periodistas, negó que estuviera molesto por la decisión del Congreso y dijo que se debía a problemas internos españoles En cualquier caso, Moratinos, que compareció en rueda de prensa ante los periodistas, tras entrevistarse con su colega ecuatoguineano, Pastor Michá, no pudo disimular su malestar por esa contradicción y, sin que nadie le preguntara, arremetió contra quienes han expresado su oposición a la visita de Obiang. La defensa de los intereses españoles- -dijo- -se hace con mayor presencia en Guinea Ecuatorial, no con ausencias y pidió que le digan si hay otra alternativa mejor que dialogar e intentar ayudar a Guinea Ecuatorial para que avance en el proceso democrático y en el respeto de los derechos humanos. Desestabilizando a un país, a un régimen, no se mejora la situación dijo. El ministro citó como elementos positivos: el hecho de que Obiang haya sancionado una ley por la que se declara abolida la tortura, que haya una moratoria para la aplicación de la pena de muerte, que se haya indultado a medio centenar de presos políticos y que en los días previos a su llegada a Madrid hayan sido puestos en libertad otros cinco detenidos por motivos políticos. Sus palabras animaron a Pastor Michá, quien no tuvo reparo en asegurar que en comparación con otros países de la zona, Guinea Ecuatorial mere- Rajoy considera insuficientes los últimos gestos del dictador L. A. MADRID. El presidente del PP, Mariano Rajoy, transmitió ayer a Teodoro Obiang en la entrevista que ambos mantuvieron en Madrid que considera claramente insuficientes los últimos gestos del presidente ecuatoguineano en materia de derechos humanos y democratización, según explicó a los periodistas el secretario de Relaciones Internacionales de los populares, Jorge Moragas. Moragas aseguró que Rajoy recibió a Obiang porque se lo pidió el Ejecutivo, por sentido de la responsabilidad, al ser el PP un partido con vocación de Gobierno y por no dejar solo al Rey Desde la Secretaría de Estado de Comunicación se acusó al PP de mentir de manera habitual y se negó que el Gobierno solicitara a Rajoy que recibiera a Obiang. Fuentes del PP insistieron en su versión, asegurando que el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, pidió a Moragas que Rajoy viera a Obiang y le agradeció la disposición a hacerlo. Añadieron que poseían pruebas documentales de ello.