Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MIÉRCOLES 15- -11- -2006 ABC 50.000 dólares de recompensa por una pista sobre el goya robado La obra sustraída, Los niños del carretón formaba parte de la exposición que se inaugura mañana en el Guggenheim SUSANA GAVIÑA ENVIADA ESPECIAL NUEVA YORK. Francisco de Goya y Lucientes no era el protagonista de la muestra Pintura española. Del Greco a Picasso. El tiempo, la verdad y la historia pero los acontecimientos le han convertido, a la fuerza, en el más nombrado durante los últimos días. El motivo: el robo- -que se produjo la semana pasada, aunque no fue dado a conocer hasta la madrugada de ayer- -del lienzo Los niños del carretón (1788) cuando estaba siendo trasladado desde el Museo de Arte de Toledo (Ohio) hasta el Guggenheim neoyorquino. Según la prensa local, el robo se produjo en la localidad de Scranton, Pennsylvania, durante un descanso- -no se aclara si una parada técnica o para comer- -del transporte especializado que acarreaba el lienzo. Se da la circunstancia de que hace un año se produjo otro robo de arte en Scranton, en el que desaparecieron nada menos que un pollock y un warhol, pero el FBI no ha encontrado relación entre ambos robos. La localidad se encuentra en el corredor de la vía Interestatal 80, el camino más rápido entre las ciudades de Toledo y Nueva York. Sea como fuere, estos hechos acaban de reabrir el debate sobre la seguridad de las obras de arte en sus viajes para participar en exposiciones internacionales. El Guggenheim de la ciudad de los rascacielos acoge la ambiciosa muestra de cinco siglos de nuestra mejor pintura que recibió ayer la triste noticia del robo. LOS NIÑOS DEL CARRETÓN Fue pintado por Francisco de Goya en 1779 para el dormitorio de los Príncipes de Asturias. Su valor, mil reales de vellón A mediados del siglo XIX, este cartón para tapicería fue transferido de la Real Fábrica de tapices de Santa Bárbara al Palacio Real de Madrid Algunos de los robos más espectaculares 1911. La Gioconda de Leonardo, fue robada del Museo del Louvre el 29 de agosto y fue restituida por el ladrón, Vincenzo Peruggia, en diciembre de 1913. 1985. Desaparecen cuatro obras de Monet, dos de Renoir y una tela de Morisot del Museo Marmottan de París. 1998. Roban dos obras de Van Gogh El jardinero y La arlesiana y un cézanne La cabaña de Jourdan de la Galería de Arte Moderno de Roma. El 7 de julio se hallaron en Roma y Turín. 1999. Desaparece Retrato de una dama de Rembrandt, del Museo Nivaagaard Malerisamling de Copenhague. 2004. Dos enmascarados roban en el Museo Munch de Oslo a punta de pistola El grito y la Madonna de Munch. Se recuperan en septiembre de 2006. En 1870, tras ser catalogado por Cruzada Villamil, fue robado Más tarde, pasó por las colecciones Philip Hofer, de Boston, y Wildenstein, de Nueva York, antes de ingresar en el Museo de Arte de Toledo (Ohio) Goteo de datos del FBI Comisariada por Carmen Giménez, conservadora jefe de la institución neoyorquina, y Francisco Calvo Serraller, historiador y crítico de arte, y realizada en colaboración con la Seacex (cada uno ha aportado un millón y medio de euros) será inaugurada mañana por los Duques de Lugo, y se podrá visitar hasta finales del próximo mes de marzo. Si bien el hecho delictivo tuvo lugar la semana pasada, el robo no trascendió oficialmente hasta el martes por la tarde, cuando el Guggenheim emitió un comunicado informando someramente del robo. Según la El cuadro fue robado la semana pasada durante una parada del transporte en Scranton, Pennsylvania Los niños del carretón está asegurado en un millón de dólares nota oficial, el cuadro iba en un vehículo especializado en el transporte de obras de arte. El FBI se muestra muy cauto y ha pedido al museo que no facilite más información que la imprescindible, pues podría perjudicar la investigación. En la misma nota se indica que el cuadro está asegurado en un millón de dólares, y que la policía ha ofrecido una recompensa de 50.000 dólares a quien facilite alguna pista que lleve a recuperar el lienzo. Los miembros de la Seacex, que estos días llevan a ca- bo el montaje, mostraron su disgusto ante lo sucedido, pero también alivio por no haber sido objeto del robo ninguna de las obras de las que ellos se hacen cargo en esta muestra, que iba a presentar un total de 136 piezas (ahora serán 135) Sobre todo al recordar la propia pérdida que sufrieron no hace mucho en el aeropuerto de la Ciudad de México, de un libro del siglo XVI de bastante valor. Carmen Giménez confesaba a un grupo de periodistas españoles que, en su larga trayecto- ria, ésta es la primera vez que me sucede una cosa así A pesar de la insistencia de los informadores por conocer más datos, Giménez reconoció: No nos permiten decir nada porque piensan encontrarlo, y más datos pueden impedirlo Sobre la repercusión que la pérdida de una obra de esta magnitud- aunque no es la mejor de Goya, para mí era importante en esta muestra afirma Giménez- -puede suponer para el museo americano, sobre todo en lo que se refiere a su imagen ante la falta de seguridad, la comisa-