Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MIÉRCOLES 15 s 11 s 2006 ABC César Alonso de los Ríos Un nuevo varapalo del Constitucional al Supremo reabre el conflicto entre ambos El TC reprocha al TS que se aparte de su criterio y lesione el derecho de Alberto Alcocer NIEVES COLLI MADRID. El fantasma de los enfrentamientos que desde 1994 vienen protagonizando Tribunal Constitucional y Tribunal Supremo reapareció ayer al conocerse una resolución del primero que de nuevo corrige con dureza al segundo en un asunto de vulneración del derecho a la intimidad y a la propia imagen. El Tribunal Constitucional- -cuya sentencia cuenta con el voto particular discrepante del magistrado Pablo Pérez Tremps- -reprocha a la Sala Civil del Supremo que le haya desobedecido apartándose notoriamente de los criterios establecidos y que, lejos de reparar el daño causado al demandante, haya lesionado de nuevo sus derechos. Fuentes del Supremo creen que una vez más, el TC ha invadido sus competencias al entrar en cuestiones de legalidad (fijar la cuantía de una indemnización) que se quedan al margen de la protección de los derechos fundamentales El litigio que ha reabierto las heridas entre los dos altos tribunales comenzó hace quince años con la publicación por una revista del corazón de unas fotografías en las que se veía al famoso empresario Alberto Alcocer tumbado en la playa junto a una mujer. El Juzhabía producido intromisión alguna en el derecho a la intimidad y a la propia imagen de Alberto Alcocer. El demandante acudió entonces al Constitucional, que en una sentencia dictada en abril de 2002 corrigió al Supremo y anuló su sentencia. Después de conocer la decisión del TC- -y amparándose en el mandato legal que obliga a todos los jueces y tribunales a interpretar las leyes de acuerdo con los principios constitucionales y conforme a la interpretación que de los mismos haga el Constitucional- Sala Civil recabó la opinión de las partes. En ese trámite, la editora de la revista solicitó que se redujera la cuantía de la indemnización, lo que el Supremo acordó en una nueva sentencia. bajar la indemnización no sólo carecen de sustento sino que además se apartan notoriamente de los establecidos por el Constitucional en este mismo asunto cuando, en la primera sentencia, determinó que la difusión de las fotografías de Alcocer había constituido una intromisión ilegítima en los derechos a la propia imagen y a la intimidad Y añade que al revisar la cuantía de la indemnización- -y dejarla en una cantidad que califica de simbólica y claramente insuficiente para reparar el perjuicio derivado de la lesión de los derechos el Supremo realizó una interpretación equivocada y claramente contraria a los criterios del TC, lo que provocó que lejos de reparar tales derechos, los lesiona de nuevo Por ello, el TC vuelve a fijar la indemnización en los 20 millones de pesetas establecidos en su momento por la Audiencia de Madrid. En un voto particular discrepante, el magistrado Pérez Tremps no cree que el Supremo haya vulnerado el derecho a la intimidad y a la propia imagen de Alcocer ni que se haya apartado de los criterios del TC. Lo que hizo fue determinar la existencia de un perjuicio y cuantificarlo LA SEDUCCIÓN DEL MAL veces nos olvidamos de que el Mal tiene una gran capacidad de seducción y de que hay personas muy vulnerables en ese sentido. ¿Por ejemplo? -ZP Es un claro ejemplo de estapropensión alabismo, alo raro, a lo extraño, a aquello que está fuera de nuestros cánones... ¿Noserá quetieneuna gran capacidad para comprender al otro -Así podríamos interpretarlo si fuera un creyente de lo propio que predicara el respeto por lo ajeno. No es el caso de ZP que es laicista en relación con el catolicismo y muy sensible ante el hecho islamista. -Es cierto queZP tiende a ponerse del lado del contrario. -La destrucción de las Torres Gemelas no le llevó a tomar iniciativas tendentes a afianzar nuestra civilización amenazada (la judeocristiana, la europea, la occidental, la democrática) sino a ponerse de parte del agresor. -Quizás para contrarrestar. -En absoluto. ZPintenta buscar las razones de la Yihad y trata de neutralizar nuestra capacidad de respuesta defensiva. -Aquellos con los que pacta noson precisamentegentes omovimientos con capacidad para la autocrítica. Estoy convencido de que la reunión de la Alianza de Civilizaciones hasidointerpretada por Erdogan y el integrismo islamista como la demostración de la debilidad occidental. -Lo cual es terriblementepeligroso porque la actitud de ZP no es en absoluto representativa de los líderes europeos. -Es un caso único. -Esta seducción que ejercen sobre él los islamistas totalitarios se da también en sus relaciones con populistas como Chávez oMorales o Castro. Eslallamada de lo heterodoxo. De este modo se cree crítico y progresista. -Rojo, para ser precisos. -Y, por lo mismo, sesiente seducido por el movimiento de contestación de los nacionalistas a la idea de España. ¿Acaso no reconoció su admiración por Otegi? ¿Acaso no dijo que el portavoz de los etarras representa la gran esperanza -En la medida en que ve en Otegi la encarnación del gran arreglo: de la paz -Y de ese modo el mantenimiento en el Poder. Porque la seducción del Mal siempre viene acompañada de algún premio. Los antecedentes 1994. La Sala Civil del Supremo acuerda elevar al Rey su malestar por lo que considera una invasión de la función jurisdiccional por parte del Constitucional. La queja se remitió finalmente al presidente del Supremo, Pascual Sala (hoy miembro del TC) Desde entonces, varios han sido los choques entre ambos tribunales. 2004. La situación de máxima tensión se produce cuando el Supremo condena a once magistrados del TC a indemnizar a un abogado. -A gado primero, y la Audiencia Provincial de Madrid, después, estimaron la demanda presentada por el financiero y condenaron a la revista y a la empresa editora a pagarle una indemnización de 20 millones de las antiguas pesetas. Al resolver el recurso de casación, la Sala Civil del Supremo anuló la sentencia de la Audiencia de Madrid y declaró que la publicación del reportaje fotográfico estaba amparado por la libertad de información. En opinión del Supremo, no se Sustancial rebaja La indemnización bajó de 20 millones de pesetas a 200 euros (33.277 pesetas) ante la escasa trascendencia de las fotos, la alta capacidad económica del perjudicado, el carácter público del lugar donde se tomaron las imágenes, su obtención por persona amiga y su difusión por persona desconocida El recurso de amparo presentado por Alberto Alcocer contra esta última resolución es el que ha dado lugar al nuevo capítulo de un conflicto entre colosos que no parece encontrar solución. El Tribunal Constitucional afirma que los criterios en los que el Supremo se basó para re- ABC. es El texto íntegro de la sentencia del Tribunal Constitucional y del voto particular discrepante en abc. es nacional El Gobierno valenciano podrá ejercer como acusación en casos de violencia doméstica N. C. MADRID. El Tribunal Constitucional ha reconocido el derecho de la Generalitat valenciana a personarse como acción popular en los procedimientos penales relacionados con la violencia doméstica. En una sentencia de la que ha sido ponente la presidenta, María Emilia Casas, el TC anula la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Valencia, que rechazó la personación con el argumento de que la ley autonómica que lo permite invade la legislación estatal El TC recuerda a la Audiencia que no tiene competencia para fiscalizar las normas- -algo que corresponde al TC- -y le reprocha que, si tuvo dudas acerca de su encaje constitucional, no planteara una cuestión de inconstitucionalidad. ABC. es El texto íntegro de esta sentencia del Tribunal Constitucional en abc. es nacional