Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La negociación ETA- Gobierno s El frente judicial MIÉRCOLES 15 s 11 s 2006 ABC Y aquel día, en mi casa se hizo de noche Tenía 26 años y un futuro prometedor como deportista, pero en febrero de 2002 ETA le robó una pierna con una bomba lapa. El diputado socialista Eduardo Madina se reencontró ayer con sus verdugos POR NATI VILLANUEVA MADRID. Once de sus 26 años dedicado al voleibol, los cuatro últimos en primera división. Sus expectativas profesionales estaban centradas en un deporte que llenaba, junto a la política y su familia, todas las parcelas de su vida, pero una bomba adosada a los bajos de su vehículo truncó su futuro profesional. Aquel 19 de febrero de 2002, ETA le tendió una trampa, y aunque Eduardo Madina logró salvar la vida, perdió una de sus piernas, lo que para un deportista se puede equiparar a perder un pulmón. Después de cinco jornadas semanales de rehabilitación durante siete meses, el entonces miembro de la Ejecutiva de las Juventudes Socialistas del País Vasco volvió a aprender a andar, y también en aquella ocasión, como de pequeño, contó con las manos y las piernas de sus padres. Cuando terminaba ese año, 2002, y ya prácticamente le habían dado el alta médica, su madre moría de un infarto con sólo 49 años. Habían pasado diez meses. Ella nunca lo superó dijo ayer Madina en el juicio que se celebró contra sus verdugos en la Audiencia Nacional. En un relato cargado de emotividad, coherencia y poesía, Madina volvió a revivir ayer aquella mañana de febrero en la que por no llegar tarde al trabajo prescindió de mirar los bajos de su coche como sistemáticamente hacía cada día. Cuando ya había recorrido diez kilómetros desde su casa, y a apenas 200 metros de su trabajo, en la localidad vizcaína de Sestao, la bomba colocada a la altura de la rueda izquierda del vehículo estallaba hacia arriba Eduardo notó que el impacto le perforaba las piernas, las manos y el corazón Con una madurez pasmosa y sin un ápice (aparente) de rencor, el joven intentó explicar ayer a preguntas de la Fiscalía El Supremo afirma que Atutxa debió cumplir la ley de Partidos Políticos Rechaza que se conciba la inviolabilidad parlamentaria como un privilegio personal N. C. MADRID. El ex presidente del Parlamento Vasco Juan María Atutxa, el ex diputado autonómico Gorka Knörr (EA) y la secretaria de la Mesa de esta Cámara, Kontxi Bilbao (EB) no aplicaron la ley cuando incumplieron el mandato judicial de disolver Sozialista Abertzaleak (SA) Éste es el principal argumento con el que el Tribunal Supremo anula la resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que absolvió a los tres imputados de un delito de desobediencia por no disolver el grupo parlamentario de aquella formación. Aunque el fallo del alto tribunal se conoció la semana pasada, no fue hasta ayer cuando se hizo pública la sentencia. En ella, la Sala Segunda asegura que no dar cumplimiento a un mandato judicial en ejecución de lo resuelto en una sentencia firme es, en definitiva, no aplicar la ley. Y es meridiano que los actos parlamentarios no pueden nunca dirigirse al incumplimiento de la ley gistrado Julián Sánchez Melgar, recuerda que disolver Sozialista Abertzaleak supone dar cumplimiento a la ejecución de la sentencia que declaró la ilegalidad de Herri Batasuna, Euskal Herritarrok y Batasuna, resolución judicial dictada conforme a lo dispuesto en la Ley de Partidos. Y, por ello, al negarse a hacerlo, los tres imputados incumplieron la ley. Los magistrados no comparten el argumento del TSJPV relativo a que los actos por los que han sido enjuiciados Atutxa, Knörr y Bilbao han sido actos parlamentarios dirigidos a salvaguardar la autonomía parlamentaria y, por tanto, relacionados íntimamente con la finalidad para la que se fija el instituto de la inviolabilidad El acto que llevaron a cabo- -dice la sentencia del TS- no consistía en un puro acto parlamentario de naturaleza política, sino en un acto de ejecución de una sentencia firme que requería la cooperación de los responsables de la Cámara para su ejecución En suma, se trataba del cumplimiento de la ley, de una ley emanada de las Cortes Generales del Estado, declarada expresamente constitucional por el máxime intérprete de la misma, y aplicada por el Tribunal competente explica. La inviolabilidad y la inmunidad parlamentaria no pueden concebirse como un privilegio personal concluye. Autonomía parlamentaria De esta forma, el Supremo acuerda devolver el procedimiento al TSJPV para que el mismo tribunal que dictó la resolución recurrida redacte (sin necesidad de repetir el juicio) una nueva sentencia entrando ya en el fondo de la cuestión La sentencia de la Sala Penal, de la que ha sido ponente el ma- Asier Arzalluz, verdugo de Madina, sonríe en el juicio cómo se siente uno cuando pasa por una experiencia así. Es difícil expresarlo con palabras. Se puede pensar, se puede entender, pero en ningún caso, se puede sentir si no se ha vivido Como en todos los casos en los que ETA visita a alguien, genera un gran impacto. Aquel día en mi casa se hizo de noche y una sombra de pena y de tristeza envolvió a toda mi familia Uno de los dos acusados del intento de asesinato de Madina, Asier Arzalluz, el inductor (para quien la Fiscalía pide 20 años de cárcel) fue expulsado tras llamar fascista al tribunal antes de que el testigo iniciara su declaración. El otro, Iker Olabarrieta, el que materialmente colocó la bomba, permaneció en el habitáculo blindado, a apenas tres metros de su víctima, pero con el gesto torcido, como si quisiera evitar la mirada de Madina. Éste, POOL sin embargo, la buscaba de forma desesperada desde que entró en la Sala, como si necesitara una respuesta a tantos años de sufrimiento. Madina no estaba solo. Numerosos representantes del PSOE (Benegas, Rojo, Jaúregui, Huertas o Pajín) le arroparon en este duro trance, que Eduardo no utilizó en ningún momento para apostar por el proceso que defiende su partido. Sólo proclamó que sus compromisos individuales y políticos siguen intactos que esos no se los ha llevado ETA. Tampoco habló del proceso Patxi López, quien por primera vez acompañó a la Audiencia Nacional a una víctima del terrorismo de su partido. López no acudió a la vista por el asesinato de Múgica ni previsiblemente tampoco lo hará a la de Gregorio Ordóñez (PP) el próximo día 26. El fiscal tendrá que informar sobre quién debe instruir los altercados de Bilbao EP BILBAO. El titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Bilbao ha pedido un informe a la Fiscalía para ver si el caso del imputado por desórdenes públicos y atentado a la autoridad por los incidentes registrados en la capital vizcaína el sábado pasa a la Audiencia Nacional o si, por el contrario, debe quedarse en los juzgados ordinarios. El encausado, vecino de Sestao y para quien el juez ordenó prisión eludible con fianza, no tenía relación con el intento de quemar vivos a dos policías municipales. De esta forma, en los próximos días, y una vez recibido el informe del fiscal, el juez tendrá que decidir si asume o no su competencia para instruir esta causa.