Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 15 s 11 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero ¿Proceso de paz? Respuesta a la carta Los asuntos taurinos de la CAM He leído con estupor e indignación la carta firmada por doña Elena Sánchez Quijada, refiriéndose a un acto taurino celebrado el pasado domingo en la plaza de Las Ventas. Es evidente, pues no hubo otro, que se refiere a la conferencia pronunciada, con un clamoroso éxito, por el doctor don Rafael Cabrera Bonet, sobre los distintos encastes del toro de lidia, conferencia programada dentro de los XVI Aperitivos Taurinos, que celebra anualmente el Club Taurino de Madrid. Esta señora, a la que no tengo el placer de conocer, se despacha en su carta publicada en el ABC del día 14 con una serie de insultos, injurias, improperios, falsedades de todo tipo, que son verdaderamente bochornosos, pues no se pueden decir más insultos y más mentiras en tan corto espacio. La conferencia, como pueden testificar las casi 150 personas asistentes, se desarrolló sin el más mínimo incidente, tanto dentro como fuera del recinto del aula cultural de Las Ventas, y sí con el más exquisito comportamiento por parte de todos los asistentes. Tuvimos el honor de contar con la presencia de don Pedro Antonio Martín Marín, vicepresidente del Consejo de Administración del Centro de Asuntos Taurinos de la CAM, y con la de don José Pedro Gómez Ballesteros, director gerente de Asuntos Taurinos de la CAM. Este último, como ya es costumbre, nos acompañó en la mesa presidencial, pero don Antonio prefirió estar entre el auditorio, formado por aficionados. Estos señores tuvieron un comportamiento correctísimo, por lo que dudo que esta señora asistiera al acto cuando dice toda una serie de falsedades sin pies ni cabeza o, por lo contrario, con su proceder esté al servicio de alguna causa inconfesable. Por otra parte, quiero que quede constancia que al Club Taurino de Madrid, como a muchísimas más entidades y aficionados, nos gustaría que no siguiera la actual empresa y sí que hubiera una nueva adjudicación de la plaza de Las Ventas, más sensata, merecida y, sobre todo, del gusto de la afición, pero esto no fue el motivo de la conferencia. Quiero apostillar que si alguna de las situaciones que esta señora dice se produjeron, cualquier socio del club o yo, que actuaba como anfitrión, no lo hubiéramos permitido. Quiero que quede claro que tanto el señor Marín como el señor Ballesteros tuvieron un comportamiento ejemplar y nos sentimos honrados con su presencia. José Luis de La- Chica Olmedo Presidente del Club Taurino de Madrid ZP, ETA Y CHIRAC UANDO la violencia callejera o conyugal pueden dejar al descubierto posibles diferencias significativas, lo mejor es enterrarla con diplomáticas ausencias. Le Monde presenta la cumbre hispano- francesa deGerona afirmando que, desde la óptica francesa, el proceso negociador entre Zapatero y ETA es una cuestión española en la que París no piensa implicarse de ninguna manera. Prueba material: el ministro francés del Interior, Nicolas Sarkozy, estará ausente, y el ministro de Justicia, Pascal Clément, sólo podrá confirmar que, en París, el importante proceso judicial contra una veintena de etarras comenzará pasado mañana y sin ninguna interferencia política impensable. Le Monde subraya que, en el terreno sensible de la inmigración, Chirac y Sarkozy han terminado por imponer sus tesis a Zapatero: a partir de ahora, las regularizaciones masivas de inmigrantes deberán abordarse a escala europea para evitar decisiones unilaterales como la española, criticada agriamente, en su día, por Chirac y Villepin (ambos presentes en la cumbre de Gerona) Las llamaradas del proceso en curso se perciben con inquietud en otras capitales europeas y americanas. En Viena, Der Standard habla de crisis de fondo. En Bogotá, El Tiempo se refiere a un proceso empantanado por la violencia En un terreno puramente económico, empresarial, con bastantes ramificaciones diplomáticas, Financial Times comenta por extenso la batalla en curso por el control del consorcio Airbus. El forcejeo franco- alemán quizás afecte para mal a los intereses y aspiraciones españolas. Otro tipo de disputas de la España negra despiertan un cierto interés morboso. En Londres, la BBC comenta por extenso las penúltimas ramificaciones de las tramas y corrupciones de laalcaldíadeMarbella. En lalejana Australia, el Daily Telegraph y una publicación especializada, 365 Gay, comentan con bastante color las tribulaciones del cónsul general de España, Enrique Sardà Valls y su esposo o cónyuge según el medio, protagonistas de incidentes violentos con penosas ramificacionesjudiciales. C Enrique López, portavoz del CGPJ, dijo que no estamos al servicio de ningún proceso político, sino al de la ley Estas declaraciones vienen a cuento por la presión ejercida desde un sector del Gobierno socialista sobre el contratiempo que supone al proceso de paz los juicios pendientes contra etarras. La independencia de los jueces en una nación democrática está por encima de cualquier tipo de presión: jan de ser imparciales, ciñiéndose al Código Penal vigente. Ni el Ejecutivo ni el Poder Judicial pueden plegarse a la sumisión de una banda criminal que no entrega las armas y sigue con la amenaza, la extorsión, el robo de armas, la violencia callejera y el ideal de anexionar Navarra al País Vasco, además de la independencia de esta región del resto de España. Josefa Bustamante Corpas Lérida Un islam pensante La imagen que en Occidente se tiene del islam suele ser un tanto reduccionista. No es su seña de identidad el fanatismo, ni la crueldad, ni la belicosidad, ni la insurgencia desesperada y vilmente destructiva, elementos todos que ciertamente han acompañado la génesis y el afianzamiento de muchos fenómenos religiosos a lo largo de la historia de la cultura, y no únicamente del islam. Una religión y una cultura que ha dado pensadores como Al Farabi, Avicena, Avempace, Averroes o Ibn Jaldún, entre otros muchos, no puede ser dogmáticamente despreciada, ni ciegamente ninguneada. No se trata de plantear ninguna defensa, ni mucho menos una apología de una forma de ser o sentir; simplemente es preciso que abonemos nuestro juicio para hacerlo sustancialmente consciente del valor intelectual intrínseco de algunas de las obras que crearon autores como los mencionados. El renacimiento filosófico europeo cristiano medieval protagonizado por S. Buenaventura, Alberto Magno o Tomás de Aquino es, en parte, deudor de la escolástica islámica y judía medievales. Estas raíces comunes no relativizan las diferencias, simplemente las contrastan en sus fuentes comunes, las filosofías griega y romana, y conocer este caudal alimenticio común no representa difuminar diferencias radicales, sino manifestar los ejes axiales sobre los que pivotan y se hacen posibles esos contrastes y oposiciones. Sin coincidencias no pueden apreciarse diferencias enriquecedoras y claramente contrastables. Luis Fernando Torres Vicente Teruel El modelo que quiere Zapatero El PSOE de Andalucía cree haber conseguido un dominio y un control suficientes para ganar siempre las elec- ciones. Todo esto, sin haber violado formalmente las leyes democráticas. Su estrategia se basa en tres pilares: el enorme poder que controla desde la Junta de Andalucía; el acoso al PP, único partido importante de la oposición, al que desgasta y desmoraliza con frecuencia, y una política pragmática de alianzas y captaciones que le permite lograr, cuando lo necesita, el apoyo parlamentario de los partidos débiles (IU y el PA) y de los tránsfugas, siempre a cambio de poder y de privilegios. La red clientelar y de intereses creada por los socialis- tas de Andalucía es tan densa que, echando mano a las matemáticas, le impide perder las elecciones. Si les votan los que le deben favores y privilegios al socialismo andaluz, junto con la base sociológica natural de la izquierda, se alcanza más del 40 por ciento de los votantes, una masa que, en la práctica, garantiza el poder. Ése es el partido que los socialistas quieren instalar en España, extrapolando el modelo andaluz: se entierra al leninismo como metodología y se jubila a la revolución, que ya aparece como obsoleta e innecesaria. Zapatero sigue la estrategia de aislar, acosar y debilitar al PP; cerrar alianzas de hierro con los restantes partidos políticos, incluso con aquéllos que son nacionalistas extremos y con otros de dudosa fe democrática, para garantizarse las alianzas necesarias y para impedir al PP los apoyos que siempre necesitaría para gobernar; crear una red clientelar que transforme los favores y privilegios otorgados desde el poder en votos que garanticen la victoria, y crear, por último, una poderosa y hegemónica estructura mediática que dé apoyo y cobertura a la estrategia. Miguel Martínez García Sevilla