Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 s 11 s 2006 SALUD CIENCIAyFUTURO 93 Identificado un analgésico natural en la saliva humana La opiorfina es más potente que la morfina en la lucha contra el dolor s El hallazgo abre nuevas posibilidades en el desarrollo de calmantes más eficaces N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Se llama opiorfina, está en la saliva humana y podría ser un analgésico tan poderoso frente al dolor como la morfina. Un grupo de investigadores del Instituto Pasteur de París han identificado esta nueva molécula en el organismo que puede convertirse en un gran aliado para luchar contra las molestias físicas. En Proceedings la revista de la Academia de Ciencias Americana, el equipo de Catherine Rougeot, cuenta cómo aislaron y sintetizaron la opiorfina para suprimir la sensación del dolor de un grupo de ratas utilizadas en el estudio. Las ratas tratadas con inyecciones de esta nueva molécula necesitaron una dosis tres veces más baja que los roedores tratados con morfina para poder calmar su dolor. Con una dosis de un miligramo por kilo, la opiorfina logró los mismos resultados que con 3- 6 miligramos de la poderosa morfina. La sensación de dolor se eliminó y se redujo la inflamación. Este mismo grupo de investigadores había identificado con anterioridad otra sustancia inhibidora del dolor en ratas, denominada sialorfina. Pensaron que si existía este compuesto en estos animales por qué no buscarla en humanos. Los investigadores franceses asislaron con éxito ese pequeño péptido denominado opiorfina de la saliva humana y comprobaron que inhibía la misma clase de proteínas que la sialorfina de las ratas. El poder analgésico de la opiorfina humana actúa potenciando el sistema opioide endógeno del organismo. Este sistema es el que controla los mecanismos de recompensa que han sido tan decisivos en la supervivencia de la especie. Cuando sufrimos una lesión, el cuerpo activa sus mecanismos de alarma: sentimos dolor y en el sistema nervioso central se liberan unas sustancias con poder analgésico suficiente como para que ese dolor no sea insoportable. Lo que se activa para producir esa analgesia natural es el sistema opioide endógeno. Contra el dolor crónico Conocer las claves de este sistema natural es importante porque se pueden lograr nuevas dianas terapéuticas y obtener nuevos fármacos para luchar contra el dolor. Contar con un arsenal terapéutico más amplio es esencial en el tratamiento crónico del dolor, cuando se necesita utilizar analgésicos casi de forma continuada. Algunos de los derivados de la morfina que se utilizan van perdiendo su capacidad analgésica porque el organismo se va acostumbrando a ellos. Los científicos del Instituto Pasteur confían en que su hallazgo permita desarrollar una nueva línea de analgésicos. Pero también esperan que el paso dado les permita identificar las condiciones en las que el organismo libera de forma natural la opiorfina para inducir esta reacción. El poder calmante de la toxina de un caracol de mar Si los trabajos para estimular los analgésicos naturales del organismo fallan, siempre quedará confiar en el caracol de cono coronado. Esta especie marina posee una toxina con la que mata a sus víctimas para poder comérselas. En este veneno, científicos de la Universidad de Utah (EE. UU. han localizado una vía para tratar el dolor crónico de origen neurológico. Sus hallazgos se publican hoy en Proceedings Los investigadores aseguran que su hallazgo será el primer paso para obtener un nuevo calmante oral que se comercializaría en diez años. El nuevo ingenio mide la glucosa y calcula la insulina necesaria Primer ensayo con un páncreas artificial para diabéticos N. R. C. MADRID. Mientras se encuentre una cura definitiva para esa nueva epidemia que es la diabetes, la tecnología busca fórmulas para hacer la vida más fácil a los enfermos. La última innovación es un páncreas artificial un ingenio que combina un detector continuo de la glucosa y una bomba que proporciona la cantidad de insulina necesaria en cada paciente. De esa manera, el enfermo se olvida de los continuos controles de azúcar. El objetivo es eliminar por completo la intervención de los pacientes en el tratamiento de la diabetes y conseguir un control más estricto de la enfermedad. Los diabéticos tipo 1 deben hacerse varios controles al día para comprobar las fluctuaciones que sufren sus cifras de glucosa. Estos análisis son incómodos para todos los enfermos, pero más aún cuando se trata de niños o de pacientes jóvenes. Por eso, los primeros prototipos han empezado a probarse en los pequeños pacientes. El Departamento de Pediatría de la Universidad de Cambrigde (Reino Unido) dirige los primeros ensayos clínicos para evaluar su eficacia y comprobar si se puede acabar con el molesto control de la glucosa. Otros nueve centros hospitalarios realizan pruebas similares dentro del ensayo clínico. El sistema, diseñado por la empresa Medtronic, es del tamaño de una cajetilla de tabaco que está unido a un sensor. El sensor mide cada 15 minutos los niveles de glucosa. Después un miniordenador calcula la dosis exacta de insulina que hay que administrar y una diminuta bomba proporciona al enfermo un goteo constante de la hormona hasta que se registra la medición siguiente de glucosa. De esta forma, el páncreas portátil evita las peligrosas oscilaciones de azúcar en sangre. Más información en la Universidad de Cambridge: www. cam. ac. uk Más información sobre la investigación: http: www. pnas. org El consumo excesivo de carne roja eleva el riesgo de cáncer de mama ABC MADRID. Un consumo elevado de carne roja podría estar asociado con un mayor riesgo de sufrir un determinado cáncer de mama, denominado 0 positivo a los receptores hormonales según desvela un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston (Estados Unidos) publicado en Archives of Internal Medicine Los autores del estudio explican que los tumores de mama se caracterizan a menudo por el estado o nivel del receptor hormonal (estrógeno o progesterona) lo que significa que el cáncer es clasificado en función de si estas hormonas pueden adherirse a las proteínas de la superficie del tumor. A pesar de que la incidencia de los tumores del tipo negativo han permanecido constantes, los de tipo positivo se han incrementando en los Estados Unidos, sobre todo en mujeres de mediana edad. La dieta de las mujeres norteamericanas podría estar relacionada con este incremento, desde que algunas comidas- -incluyendo ciertos componentes de la carne roja- -pueden contener hormonas que influyen en los tumores a través de los receptores hormonales. Los autores estudiaron la asociación entre el consumo de carne roja y cáncer de mama en 90.659 mujeres, a las que se les hizo un seguimiento desde 1991 (cuando tenían una media de 36 años) hasta 2003 con cuestionarios sobre 130 alimentos y bebidas diferentes. Al final del estudio, 1.021 mujeres habían desarrollado un tumor en sus mamas, incluyendo 512 casos con receptor positivo. Más información en: http: archinte. ama- assn. org