Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 s 11 s 2006 INTERNACIONAL 39 La Curia estudia los casos de Milingo y los lefebvrianos JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. En su línea de gobierno más participativo y abierto, Benedicto XVI reunirá el próximo jueves a la Curia romana para estudiar el caso del arzobispo excomulgado Emmanuel Milingo y un proyecto de flexibilización del uso de la liturgia tridentina que facilite la unión con Roma a parte de los sacerdotes de la comunidad cismática fundada por Marcel Lefebvre. Los obispos franceses han advertido que el problema de los lefebvrianos no es sólo litúrgico sino, sobre todo, teológico y eclesial, pues rechazan tres elementos importantes del Concilio Vaticano II: la reforma litúrgica, la libertad religiosa y el diálogo con las demás religiones. Por eso aconsejan ser muy cautos para no confundir al resto de los fieles, y prefieren que el uso del misal de San Pío V o tridentino siga requiriendo el permiso del obispo del lugar. Las reuniones de jefes de dicasterios, que Benedicto XVI introdujo como mecanismo de trabajo, pueden considerarse ya normales visto que la del jueves será la tercera, después de las de febrero y abril. Estos encuentros permiten a cada uno de los altos responsables escuchar las opiniones de los demás, complementando así el procedimiento normal de trabajo mediante reuniones por separado con el Papa. el cardenal brasileño Claudio Hummes al frente de la Congregación para el Clero, pero que sigue presidiendo la Comisión Ecclesia Dei encargada del retorno de los lefebvrianos a la comunión con Roma. Para facilitarla, Benedicto XVI desea flexibilizar el uso de la liturgia anterior a 1962. Aunque cualquier sacerdote puede celebrar cuando quiera la misa en latín según las formas litúrgicas posteriores al Vaticano II, la celebración de la misa según el rito anterior requiere dos condiciones: reconocer la legitimidad del Concilio y el permiso del obispo del lugar. Permiso que los prelados franceses no suelen dar, y no quieren que otorgue Roma. El arzobispo excomulgado Emmanuel Milingo AP Consagraciones ilegítimas En ese marco colegial de estudio, la Curia examinará el caso del arzobispo emérito de Lusaka, Emmanuel Milingo- -casado por el rito Moon y por lo civil con una coreana- quien incurrió en excomunión automática el pasado 24 de septiembre al consagrar en Washington a cuatro obispos sin permiso del Papa. El Vaticano señaló que, aparte de ilegítimas, las consagraciones no eran ni siquiera válidas, y anunció que no reconoce y no reconocerá en el futuro estas ordenaciones Los cuatro norteamericanos habían sido suspendidos disciplinariamente del estado clerical, y no eran siquiera sacerdotes. La asociación creada por Milingo, Married Priests Now es irrelevante para Roma, y la gran mayoría de los sacerdotes casados en Estados Unidos no quiere saber nada con el estrafalario arzobispo, demasiado cercano a la órbita de Moon. La reunión de la Curia romana se centrará en el informe del cardenal Darío Castrillón, relevado el pasado 31 de octubre por