Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 s 11 s 2006 INTERNACIONAL 35 El Gobierno libanés se enfrenta a Siria Pese a la presión del presidente del país y tras la dimisión de los ministros prosirios, el Ejecutivo aprobó un tribunal internacional que investigue la muerte de Hariri, que se atribuye a Damasco MIKEL AYESTARÁN CORRESPONSAL BEIRUT. El presidente Emile Lahoud estaba en contra de la reunión. La oposición había dimitido en bloque dos jornadas antes. Pese a todo, el primer ministro, Fouad Siniora, decidió reunir a su gabinete para aprobar el borrador sobre la formación de un tribunal internacional que investigue el asesinato de Rafic Hariri, del que se culpa a Siria. La resolución recibió el voto positivo de los 18 ministros que quedan en el Gobierno, todos del bloque antisirio, denominado Grupo del 14 de marzo en homenaje a la fecha de la gran manifestación contra el régimen de Damasco. Nuestros hermanos, que podían haber estado con nosotros a la hora de tomar esta decisión, han estado presentes en nuestros corazones declaró un sonriente Siniora- -después de una reunión de más de tres horas- -en alusión a la ausencia de los seis ministros que en las últimas horas han presentado la dimisión. El sábado dejaron el cargo los cinco representantes chiíes, tres de Hizbolá y dos de Amal. Ayer lo hizo un cristiano, el responsable de la cartera de Medio Ambiente, Yaacub Sarraf, firme seguidor del presidente Lahoud. La decisión sobre el caso Hariri, calificada por Emile Lahoud de ilegítima llega después de una semana en la que, tras cuatro reuniones para lograr un nuevo Gobierno de unidad nacional, no se pudo alcanzar un acuerdo. De esta manera, el Líbano sigue sin desbloquear un momento político marcado por dos tendencias irreconciliables, los prosirios y los antisirios. Los primeros miran a Washington y París, respaldan al primer ministro Siniora y están liderados por Saad Hariri, hijo del presidente asesinado. Cristianos, drusos y sunís forman una coalición con la mayoría parlamentaria y gubernamental, que aspira a limpiar todos los restos sirios del país. En el otro extremo se encuentran los chiíes de Hizbolá y Amal y los cristianos del general Aoun, partidarios del presidente Lahoud y que piden una mayor representación en el Gobierno para alcanzar los dos tercios necesarios y tener derecho a veto. Sus detractores les acusan de venderse a los regímenes de Damasco y Teherán y ellos se defienden argumentando que es necesaria la unión regional para hacer frente a Israel. el jeque Hassan Nasrallah. La salida no se produjo finalmente, pero más de veinte mil soldados libaneses patrullan Beirut desde hace días para evitar posibles altercados. Desde el final de la guerra unos y otros se han armado. Y aunque ahora vendan una imagen de dos bloques enfrentados, a la hora de la verdad cada uno hará la guerra por su cuenta. Quedan demasiadas cuentas por saldar comenta Faisal Hussein, director de la cadena de televisión irano libanesa Al Alam, medio partidario de Hizbolá, que tiene su sede en Haret Hreik, uno de los barrios chiíes más castigados por la aviación israelí durante la guerra. El periódico libanés The Daily Sta acusaba abiertamente en su editorial a los políticos locales de intentar convertir Líbano en Somalia Los analistas del único diario en inglés del país hablan de caos ambiente de guerra civil y lamentan que los actuales gobernantes sólo aspiran a cumplir sus listas de deseos, mientras las facciones que los respaldan están preparándose para luchar En medio de la crispación generalizada- -especialmente importante entre suníes y chiíes- -los líderes religiosos de las comunidades musulmanas se juntaron para hacer un llamamiento a la paz. Los muftis -Kabalan, suní, y Kabani, chií- -pidieron a los suyos que no se salga a la calle de ninguna forma Pesimismo local La crisis política se ha trasladado a las calles, donde los beirutíes se preparan para lo peor. El ejército está presente en cada rincón de la capital. Ayer se esperaba la salida a la calle de los seguidores de Hizbolá tal y como había anunciado su líder, El caso Hariri El ex primer ministro libanés Rafic Hariri fue asesinado en un atentado en Beirut el 14 de febrero de 2005, lo que precipitó una gran protesta contra Siria y la salida de sus tropas, allí desde 1976 La ONU, que acusó a Damasco de estar detrás de la acción criminal, promovió la creación de un tribunal internacional para investigarlo. Ayer, el Gobierno libanés apoyó la iniciativa frente el criterio del presidente Los analistas hablan ya de ambiente de guerra civil y de caos para definir la situación libanesa REUTERS El sueño de Luther King Bush, Clinton y el senador demócrata Barack Obama participaron ayer en Washington DC en la inauguración del monumento a Martin Luther King. El monumento está cerca del que recuerda a Lincoln, donde en 1963 King pronunció su célebre frase He tenido un sueño durante la marcha por la igualdad de los negros.