Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MARTES 14 s 11 s 2006 ABC Florentino Portero VUELTA A LA REALIDAD T odo tiene su pro y su contra. Los demócratas en la oposición sentían la falta de lo más importante, el poder, pero a cambio podían decir lo que se les ocurriera. Ahora tienen que asumir responsabilidades. Son conscientes de que no les han votado por su programa, del que carecen, sino para castigar a Bush. Si no aprovechan estos dos años, si no demuestran sentido de la responsabilidad y capacidad de gobierno, lo pasarán muy mal para reconquistar la Casa Blanca. El senador demócrata Carl Levin, de nuevo presidente de la Comisión de Defensa, ha anunciado que dentro de unos meses convendría comenzar a reducir el contingente en Irak, pero sin fijar fecha de salida definitiva. Ante las cámaras ha explicado su propuesta, que ya fue derrotada en la anterior legislatura: se trata de enviar un claro aviso a los iraquíes de que tienen que solucionar sus propios problemas, que los norteamericanos no estarán allí indefinidamente para combatir a los distintos grupos terroristas. Para Levin una salida precipitada sería interpretada como un éxito por los islamistas y tendría consecuencias gravísimas para la región. Tanto sentido común y realismo político produce vértigos entre los cuadros demócratas, que se escandalizan ante una posición tan moderada. Contra Bush vivían mejor. Ya lo decía el maestro Andreotti, corrigiendo a Acton, lo que corrompe es la lejanía del poder. No se refería a la moral, que le interesaba poco, sino al sentido político. El también senador McCain, republicano por Arizona y firme candidato presidencial, ya ha lanzado su primera andanada, marcando distancias tanto de los demócratas como de Bush: la situación requiere un aumento del contingente para acabar con los terroristas, sólo entonces el régimen constitucional se podrá estabilizar en Irak. Los neoconservadores le aplauden mientras una parte de los republicanos realistas se felicitan por un posible entendimiento bipartidista. Las elecciones presidenciales ya han comenzado. Los primeros movimientos están a la vista. Toca esperar y ver. Mohamed Shubair limpia la pizarra durante una clase ayer en la Universidad Islámica de Gaza REUTERS Hamás y Fatah, a punto de pactar el nuevo Gobierno El islamista Mohamed Shubair, probable nuevo primer ministro, dice llevarse bien con EE. UU. y elude pronunciarse sobre Israel LAURA LÓPEZ CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Las facciones palestinas rivales Hamás y Al- Fatah concluían la jornada de ayer al borde de un acuerdo para la formación de un Gobierno de unidad y para la designación del profesor Mohamed Shubair, un islamista moderado y ex director de la Universidad Islámica de Gaza, próximo a Hamás, aunque no afiliado, como sustituto de Ismail Haniyeh en calidad de nuevo primer ministro. Negociadores oficiales del Movimiento de Resistencia Islámica y del partido del presidente Mahmud Abbás insistieron a lo largo del día por separado en confirmar la designación de Shubair. Si bien otras voces de uno y otro grupo objetaron que Hamás habría dejado pendiente su aceptación a este nombramiento hasta que estén decididos los demás miembros del posible gabinete conjunto. Y que, en todo caso, falta la última palabra de Abbás- -según otras fuentes, ya ha dado su sí al candidato hace tres días- que será el encargado de anunciar formalmente la identidad del elegido. Decidido a no revelar la solución de tantos mensajes cruzados, el interesado salía ayer al paso de la expectación suscitada en torno a su nombre asegurando no haber recibido ninguna notificación oficial acerca de su virtual nombramiento. No me ha llegado nada de ninguna parte decía en unas declaraciones al diario palestino Al Ayam en las que se delataba al añadir que si estuviese en una posición en la que gozase de la confianza del pueblo pido a Dios ayuda sobre Israel. Tanto desde Hamás como desde Al- Fatah, el perfil relativamente moderado, de tecnócrata cosmopolita de Mohamed Shubair, ha sido interpretado como el más adecuado para recabar la aceptación de la comunidad internacional y para convencer de la necesidad de levantar el embargo económico que pesa sobre la Autoridad Nacional Palestina desde que el Movimiento de Resistencia Islámica accediera al poder en las elecciones del pasado febrero. A este mismo perfil, exento de aristas radicales, responden también otros de los nombres que se apuntan ya como miembros del futuro gabinete de expertos que, según los vaticinios de fuentes próximas a Hamás, podría estar constituido a primeros de diciembre con una composición de 8 ministros de este partido más igual número de carteras designadas por Al- Fatah. Entre los departamentos por los que Hamás ha mostrado mayor interés se cuentan los relacionados con la gestión interna como Sanidad, Educación, y particularmente Interior y Finanzas. Para el último ha trascendido la figura de Salam Fayad, un respetado economista ex funcionario del Fondo Monetario Internacional que ya ejerció como titular de la cartera. Mohamed Aid Shubair Posible jefe de Gobierno palestino UN MODERADO EDUCADO EN VIRGINIA L. L. C. JERUSALÉN. Cercano a Hamás, pero no activista. No vinculado a ninguna facción. Es más, durante los 15 años que ejerció como rector de la Universidad Islámica de Gaza- -la cuna intelectual de muchos dirigentes del Movimiento de Resistencia Islámica- -mantuvo buenas relaciones con todas ellas y son conocidos sus frecuentes contactos con el ahora añorado rais Yaser Arafat. Su perfil islamista moderado, unido a su experiencia académica en Estados Unidos- -se doctoró en microbiología por la Universidad de West Virginia- eran ayer los rasgos más destacados de la biografía de Mohamed Aid Shubair (Jan Yunis, 1946) en las ediciones digitales de los diarios israelíes, que saludaban con líneas amables la candidatura de este profesor llamado, según todos los indicios, a sustituir a Ismail Haniyeh al frente del Gobierno palestino. En la Universidad raramente habló en público sobre Israel y su punto de vista sobre el conflicto con el Estado judío es en gran parte desconocido precisaba Yedioth Ahronoth Shubair está casado con Rihab, subsecretaria del Ministerio de Asuntos de la Mujer en el Gobierno de Hamás. Independiente También en unas palabras concedidas al periódico Haaretz adelantaba que no está vinculado a ninguna organización política, se catalogaba más bien, como un independiente y aseguraba no tener problemas con ningún partido, incluido Estados Unidos- -donde se formó como doctor en microbiología- si bien rehusó hacer público su punto de vista