Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14- -11- -2006 Polonia pasa factura a Putin en Bruselas por no firmar la Carta de la Energía Lech Kaczynski, presidente polaco 33 Pelosi respalda al demócrata Murtha como nuevo líder de la mayoría en la Cámara EP NUEVA YORK, La futura portavoz de la Cámara de Representantes y miembro demócrata de la Cámara Baja por el estado de California, Nancy Pelosi, respaldará como líder de la mayoría al representante liberal por el estado de Pennsylvania John P. Murtha. La decisión se ha interpretado como una muestra de confianza por la lealtad prestada por este político después de dirigir la campaña electoral de Pelosi. La líder demócrata muestra así su oposición a la candidatura al puesto de líder de la mayoría del representante demócrata por Maryland y coordinador demócrata en la Cámara de Representantes- -segundo puesto en el liderazgo demócrata de la Cámara- Steny H. Hoyer, quien compitió con Pelosi en 2001 por el puesto que él ocupa ahora. En la decisión adoptada por Pelosi, la oposición de Murtha a la política de la Administración del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en Irak y su apoyo a una retirada de las tropas del país árabe parecen haber sido decisivos. En su carta de apoyo Pelosi deja claro que Irak será el tema central del próximo Congreso y que un veterano condecorado como Murtha será un fuerte apoyo en el enfrentamiento con los republicanos. Pelosi destaca de Murtha su defensa de la importancia de la seguridad nacional, la guerra contra el terrorismo e Irak que, en su opinión, dota de liderazgo al partido Para la dirigente demócrata, la labor de Murtha ha cambiado el debate nacional y ha ayudado a convertir Irak en el tema central de está campaña electoral Soldados británicos patrullaban en Basora ayer, otro día trágico en Irak AP Para Blair, la cooperación con Damasco y Teherán es vital El premier británico cree llegada la oportunidad de que su voz sea finalmente escuchada por Bush, aunque todo se haga en estrecha alianza con la Casa Blanca EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Tony Blair se esforzó ayer por presentar su llamada a Irán y Siria para que colaboren en la pacificación de Oriente Medio como algo que Londres viene reclamando desde hace tiempo y no como un cambio de estrategia aplicada por seguidismo en el viraje que parece a punto de emprender Washington ante la empantanada situación en Irak. De todos modos, el primer ministro británico concedió que como el conflicto ha evolucionado, nuestra estrategia también debe evolucionar según declaró en una conferencia sobre política internacional pronunciada anoche en Londres. Asesores de Blair admiten que se trata de recalibrar la estrategia en relación a Irak, un giro que por fin haría posible que la intención del premier británico de secundar la invasión del país árabe- -la pacificación de todo el área y la solución del conflicto entre palestinos e israelíes- -finalmente se abra camino. Una gran parte de la respuesta a Irak no está en Irak mismo, sino fuera, en la completa región donde las mismas fuerzas actúan y donde se encuentran las raíces del terrorismo global indicó Blair. El líder laborista consideró vital la colaboración de Siria e Irán, países que hasta ahora la Casa Blanca venía alineando en el eje del mal Para el primer ministro, esos Estados, junto a otros como el Líbano, son necesarios para alcanzar una solución al conflicto entre palestinos e isralíes, asunto que constituye la raíz de la inestabilidad de la zona. Giro con Washington Blair ya había dicho algo parecido en una intervención realizada en agosto en Los Ángeles. El giro es que ahora Londres podrá concentrarse en esta nueva estrategia una vez que George W. Bush también se inclina en la misma dirección. Por más que ésta haya sido propiciada por el resultado electoral de las elecciones norteamericanas de la pasada semana, un portavoz de Downing Street insinuó que se trata de una vía que la diplomacia británica ha venido predicando en EE. UU. Además de que colaborado- res de Blair han mantenido una estrecha relación con la comisión norteamericana bipartidista que se ocupa de la respuesta a la situación en Irak, el mismo primer ministro se dirigirá hoy a sus miembros mediante una vídeo conferencia para asegurarse de que se llenan de las ideas del Reino Unido según Downing Street. La llamada de Blair, a falta de mayores concreciones, tuvo una buena acogida por el régimen de Damasco. En declaraciones a la BBC, el embajador sirio en EE. UU. Imad Mustafá, expresó la disposición de su país a la colaboración. De una forma u otra, Siria quiere ser parte de la solución del problema. Estamos dispuestos a implicarnos y ayudar. No es que tengamos la varita mágica, pero podemos jugar un papel constructivo En su discurso de ayer, Blair quiso advertir que cualquier evolución de futuro debe abordarse con la misma estrecha colaboración que Washington y Londres han mantenido hasta ahora. La única manera en que la política exterior británica puede funcionar es mediante fuertes alianzas. Por eso, nuestra relación con EE. UU. y con la Unión Europea es precisamente lo adecuado para Gran Bretaña. De ahí que el el sentimiento antinorteamericano o el euroescepticismo no son sólo algo estúpido, sino el camino seguro para la destrucción de nuestros verdaderos intereses nacionales manifestó. Por su parte, el ministro de Defensa, Des Browne, insistió en que la posición del Reino Unido no supone ninguna gran variación. El cambio- -señaló Browne- -se ha venido haciendo desde hace algún tiempo. A lo largo del conflicto, por ejemplo, hemos llamado a Irán y Siria a hacer más para parar la afluencia sobre Irak de combatientes extranjeros, equipamentos para producir bombas, y continuaremos hablando con todos los vecinos de Irak