Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 s 11 s 2006 ESPAÑA 27 El Gobierno estudia encarecer un 30 por ciento el recibo del agua Medio Ambiente reconoce que elevar el precio del agua no es popular. Tomar medidas cuesta, pero no tomarlas nos va a costar mucho más dicen sus expertos ABC BARCELONA. El Ministerio de Medio Ambiente cree que habría que aumentar en un 30 por ciento el precio del agua con el fin de incentivar su uso eficiente y cubrir los costes ambientales que genera la utilización de este recurso. Así lo anunció ayer Josefina Maestu, asesora del Ministerio en el ámbito de la Directiva Marco del Agua, durante la conferencia que pronunció en la primera de las dos jornadas de la Convención Hidronómica sobre los Costes y el Precio del Agua 2006, que se celebra en Barcelona. El encuentro ha sido organizado por el Ministerio de Medio Ambiente y la Consejería de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat, y la inauguración corrió a cargo del consejero, Francesc Baltasar, y el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio, Antonio Serrano. Según Josefina Maestu, el agua en España es muy barata Puso como ejemplo que mientras los españoles pagan 33,9 euros de media al mes por el teléfono móvil, el coste del agua es de 13,79, precio que no cubre los costes ambientales ni es suficiente para garantizar los requisitos de calidad del agua que fija la Directiva Marco del Agua Maestu explicó que el incremento no sería igual en todas las ciudades, porque no en todas se paga el mismo precio por centímetro cúbico. Ello dependerá de las políticas tarifarias de las corporaciones locales que son las responsables en esta materia, en consonancia con la regulación de las comisiones de precio de las Comunidades Autónomas, según Maestu. La asesora del Ministerio de Medio Ambiente dijo que lo que explica que haya ciudades con tarifas la mitad de baratas que otras son las subvenciones que reciben por parte de los ayuntamientos Informó de que desde el Gobierno se están emitiendo condicionantes a los consistorios para que dejen de subvencionar por estas materias, tal como pide la Unión Europea, informa Europa Press. Precios del agua (en euros por metro cúbico) Argentina: 0,17 Serbia: 0,35 Hong Kong: 0,56 Rumanía: 0,61 Lituania: 0,64 Mauricio: 0,64 Singapur: 1,05 Italia: 1,14 España: 1,28 Portugal: 1,36 Japón: 1,57 Hungría: 1,58 Grecia: 1,79 Noruega: 1,87 Australia: 1,94 Chipre: 2,24 Alemania: 2,30 Bélgica: 2,41 Suecia: 2,53 Finlandia: 2,74 te y suministro del agua. Con el aumento del recibo se pagarán los costes que supondrá la aplicación de una serie de medidas que nos van a ayudar a hacer un uso más sostenible del agua y mantener los ecosistemas hídricos a largo plazo preservando tanto la cantidad como la calidad del agua. Maestu admitió que encarecer el agua no es popular, y añadió que tomar medidas cuesta, pero no tomarlas nos va a costar mucho más Penalizar los excesos Según el primer borrador del Ejecutivo, la conservación del medio hídrico permite mantener los valores paisajísticos, la pesca deportiva y, en general, las oportunidades recreativas para las generaciones actuales y futuras asociadas al mantenimiento de la biodiversidad y del potencial ecológico Otro de los objetivos de la iniciativa del Gobierno es la de penalizar los consumos excesivos del agua, aunque las estructuras tarifarias ya están reflejando y desincentivando los usos suntuarios o de lujo del agua según Maestu. Antonio Serrano manifestó que en España el agua no es un problema grave, pero se debe racionalizar porque la tendencia es que cada vez llueva menos. Excepciones Pese a ello, se permitirán excepciones sobre estas subvenciones en función de criterios de renta, de población o de prestación de economías de escala, según explicó Maestu. La técnica del Ministerio de Medio Ambiente afirmó que la finalidad de estos incrementos, que se conciben no como una opción, sino una exigencia de la UE, es la de tener en cuenta el coste ambiental que supone el acceso, transpor- Con el incremento se pagarán los costes para mantener los ecosistemas hídricos a largo plazo