Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES Primera división s Décima jornada LUNES 13 s 11 s 2006 ABC Van Nistelrooy se zafa del acoso de Javier Flaño en la búsqueda del balón EFE Pegada de mula en el Madrid Cuatro goles de Van Nistelrooy reflejan la superioridad de los blancos ante un Osasuna intenso pero menor JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Resulta curioso, pero nadie podía pensar que el Madrid se iba a encontrar, alguna vez en su vida, cómodo en un partido en Pamplona. Así han evolucionado las cosas. Un conjunto guerrero, duro de pelar y granítico, de esos que si le dan, responden, se metió en el Reyno de Navarra dispuesto a no dejarse amilanar. Ya basta de salir a jugar al fútbol y que te respondan con fuego cruzado, hierro en las botas y bombardeo desde las gradas. El Madrid que apareció en Pamplona era recio, de pierna dura y con zapadores suficientes para agazaparse en la cueva y luego mostrar los dientes cuando fuese necesario. ¡Y menudos dientes! Salió Van Nistelrooy y desde el primer minuto se vio que tenía el cuerpo repleto de pólvora, pues cada vez que le llegaba el balón llenaba de plomo al Osasuna. Tocó cuatro balones de peligro y marcó cuatro goles, con una pegada de mula realmente temible. La verdad es que el Madrid lo hizo bien, se cerró con mucho orden, muy concentrado en el partido y sin regalar ni un caramelo a los navarros, que había mucho pasado y mucha caña que facturar. A la disciplina y orden de los de Capello atrás se fueron uniendo progresivamente el continuo movimiento de Robin- Osasuna Real Madrid 1 4 Osasuna (4- 2- 3- 1) Ricardo; J. Flaño, Josetxo, M. Flaño, Corrales; Nekounam, Puñal; Valdo, Raúl García (David López, m. 46) Delporte (Héctor Font, m. 58) y Webó (Milosevic, m. 46) Real Madrid (4- 2- 3- 1) Casillas; Sergio Ramos, Helguera, Cannavaro, Roberto Carlos; Emerson, Diarra; Raúl, Guti (Beckham, m. 83) Robinho (Reyes, m. 64) y Van Nistelrooy. Árbitro: Teixeira Vitienes, del Comité cántabro. Amarilla a Corrales, Delporte, Javier Flaño, Miguel Flaño, Helguera, Josexto, Ricardo y Héctor Font. Goles: 0- 1, m. 11: Van Nistelrooy. 0- 2, m. 26: Van Nistelrooy. 0- 3, m. 44: Van Nistelrooy. 1- 3, m. 63: Valdo. 1- 4, m. 83: Van Nistelrooy. El Osasuna no supo qué partido plantear. Primero quiso jugar, y no le llegó para desarbolar a los madridistas porque no tiene el fútbol de otras temporadas y sólo Valdo fue lo suficientemente incisivo. Raúl García, metido como segunda punta, fue un hombre a restar doblemente, por lo que no hizo en ataque y, sobre todo, por lo que dejó de estar en la medular, donde se supone un hombre fundamental en la creación de juego del Osasuna. Bajando los brazos Cuando le fueron cayendo los goles, producto de la exhibición de Van Nistelrooy, decidió sacar el hacha, sin resultado porque a este Madrid no se le amilana con choque y mano dura, sino jugando mejor al fútbol, lo que no es tan difícil porque juega peor que otros años, aunque conserve su poder arriba con jugadores de calidad capaces de resolver en un ladrillo. Y a eso se dedicaron, tam- ho y sus diagonales, el temple de Guti y finalmente los temibles remates de Van Man el hombre, que hizo una carnicería en la zaga de los de Ziganda. bién con algo de fortuna porque en el segundo tanto hubo un gran pase de Guti, sí, pero también fortuna en el posterior rechace en Robinho que significó el gol y que sí hizo daño al equipo local. Los de Ziganda habían respondido con valor y actitud al primer golpe del Madrid, midiendo a Casillas (otro partidazo del portero) pero cuando les cayó el segundo comenzaron a bajar los brazos. A la fiera que hay escondida en Osasuna le fueron cayendo los latigazos blancos y así se fue agazapando, lamiéndose las heridas, sin poder de reacción. El tercero, en un zurdazo al primer palo de Van Nistelrooy, fue un mazazo para los navarros, que vieron que ya no podrían. Así que mayor mérito tuvo la salida del vestuario para en la continuación seguir intentándolo, con fe, con la entrada de gente ofensiva, una medida tan valerosa como desesperada. El Madrid no perdió nun-