Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 13- -11- -2006 ABC CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo ¡Por allí resopla! El reinicio de la caza de ballenas con fines comerciales reabre el debate sobre el futuro de los grandes cetáceos s Con la Comisión Ballenera Internacional dividida, miembros de conveniencia pueden inclinar la balanza a cambio del apoyo financiero de Japón POR MIGUEL ÁNGEL BARROSO INFOGRAFÍA: CARLOS AGUILERA MADRID. El poeta irlandés Heathcote Williams lanzó una extraña propuesta: las escrituras de propiedad de la Tierra deberían pertenecer a las ballenas en vez de a los hombres, ya que desde el espacio el planeta es azul: territorio de los grandes cetáceos, no del ser humano. El problema es que la disputa se dirime desde hace siglos a arponazos, con un claro perdedor y con treguas más o menos respetadas. Islandia rompió la baraja a finales de octubre, pero lo peor está por venir si la diplomacia no hila fino en los próximos meses. La moratoria declarada por la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en 1986 contó siempre con la oposición de países como Noruega, Japón y la propia Islandia, que han aprovechado durante estas dos décadas las goteras del acuerdo para disparar sus arpones. Más de 35.000 grandes cetáceos han sido cazados durante este tiempo esgrimiendo objeciones, capturas científicas y supervivencia de las poblaciones costeras que viven de esta actividad. La ballena gris y, sobre todo, la minke (o rorcual aliblanco) han sido las principales víctimas, y la CBI no ha tenido más remedio que hacer la vista gorda. No tiene mecanismos de sanción; no obstante, más vale que esos países estén presentes en el foro antes de que un rifirrafe legal los lance a una carrera sin freno señala Sebastián Losada, responsable de la campaña Océanos de Greenpeace. 30 ballenas minke y 9 rorcuales comunes hasta el 31 de agosto de 2007 para reflotar la industria pesquera del país Noruega y Japón toman nota para no ser menos- -el país nórdico ya caza bajo objeción desde 1993 medio millar de ballenas minke cada año- La próxima reunión de la CBI, que tendrá lugar en Anchorage (Alaska) en mayo del año próximo, promete ser caliente. Una encuesta de Gallup para la CBI destaca que sólo el 1,1 por ciento de la población local consume carne de ballena de forma habitual. El ministro islandés de Pesca afirma, en cambio, que la economía de su país depende de la utilización de los recursos marinos del océano Bajas en el santuario antártico Islandia se ha saltado unilateralmente la moratoria porque considera que hay stock en el caso de las ballenas la precaución es esencial y la recuperación de sus poblaciones debe analizarse a medio y largo plazo explica Javier Pantoja, jefe del Servicio de Conservación del Medio Marino del Ministerio de Medio Ambiente. Contar ballenas no es sencillo. Algunas especies, como la azul y otros grandes rorcuales, siguen en declive El Comité Científico de la CBI no ha podido obtener datos fiables de la población de rorcuales aliblancos desde el año 2000 y cree que, a pesar de ser relativamente abundantes, las cosas no les vayan tan bien como sugieren los islandeses. El caso de la ballena azul, el mayor de los animales del planeta- -que no ser vivo: ese honor le cabe al General Sherman una sequoia gigante de 84 metros de altura que hunde sus La moratoria declarada en 1986 contó siempre con la oposición de países como Noruega, Japón e Islandia raíces en California- continúa siendo dramático: quedan poco más de un millar de individuos. La población de ballenas en el océano Antártico- -donde en 1995 se creó un santuario- -es menos de un 10 por ciento de la que había cuando la caza comenzó en esta región hace un siglo. En la década de 1930 aquellas aguas se habían convertido en el escenario de una competencia feroz entre las flotas procedentes de Gran Bretaña, Estados Unidos, Argentina, Dinamarca, Japón, Noruega, Holanda, Rusia y Alemania. Una década después los rastreos se hicieron menos rentables: la avaricia terminó por romper el saco. La Comisión Ballenera Internacional vio la luz en 1946, en un tiempo en que la industria aún era capaz de doblar el pulso a las buenas intenciones. La sobreexplotación continuó hasta que, en 1965, este organismo prohibió la captura de la ba- LA CAZA DE LA BALLENA Se considera que la captura comercial de ballenas se inició en 1868. Hasta finales del siglo XIX sólo se cazaba en la región septentrional del Atlántico y en el Ártico. Al principio del siglo XX se generalizó esta práctica, capturándose ballenas en el Pacífico y en las aguas del hemisferio austral. Con los barcos modernos, la caza de estos cetáceos es una actividad rutinaria que sólo entraña un riesgo: la extinción de la especie la piel ha rácticam sta e cesan p variados como fertilizantes, glicerin l hígado se pro ener productos tan a, ma llena ra obt as, componentes de zapatos terias a la ba era, hormon y otras De ncreas, p ia jabon prend dustr pá l as in ye ra la Barbas s pa rima p Ámbar gris Cepillos, brochas, Utilizado para fustas, etc fabricar fijadores de perfumería DES COMERCIA UTILIDAente todos los órganos, desdeLES ESPECIES MÁS CAZADAS EN LA ACTUALIDAD Cita en Alaska Se trata, pues, de sacar los colores a los rebeldes, casi un brindis al sol: pese a estar en el redil, Islandia cazó el primer rorcual con fines comerciales tras dos décadas de veda, y la imagen del cuerpo despedazado del animal en un antiguo puerto ballenero cercano a Reykiavic dio la vuelta al mundo. El Gobierno islandés ha certificado los permisos para atrapar ABC Carlo s Agu ilera Yubarta- Población: 17.000- Longitud: 12- 14 metros- Peso: 25- 30 toneladas Fuertemente explotada en el pasado, su población se está recuperando Ballena franca- Población: 7.000- Longitud: 13,5- 17 metros- Peso: 40- 80 toneladas Casi exterminada en el siglo XIX, algunos ejemplares se localizan en el Atlántico Norte. Es una de las especies en más grave peligro