Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 s 11 s 2006 CONCIERTO PEDAGÓGICO CON LA ONE CULTURAyESPECTÁCULOS 83 tes. Para algunos de ellos, participar en esta experiencia, acercarse a la música por vez primera en un país ajeno, ha contribuido a su integración. La obra de Chaikovski la han trabajado los niños en las aulas, apoyados por su profesor y un músico de la ONE, ciñéndose a unas pautas marcadas por Withers a partir de las cuales los alumnos han recreado, a su manera, un aparte de la composición para después tocarla en el Auditorio Nacional. Marina de Blas y Mark Withers Una puerta abierta El objetivo: La integración, la colaboración entre los niños son clichés muy fáciles- -afirma Withers- lo realmente importante es que los niños sepan que pueden hacer cualquier cosa que se propongan. Y los que están hoy aquí ya lo saben. Son pasos pequeñitos, pero lo suficiente como para darles confianza Además- -añade- -les hemos dejado abierta la puerta en el sentido de que la ONE es una orquesta donde tienen amigos Tras el ensayo (cada uno de los grupos se ha responsabilizado de una de las danzas que se incluye en la Suite, bajo la supervisión de proferores, músicos de la ONE y el coordinador) llega la presentación al público que rebosa la sala- -padres, madres, tíos... -La implicación de estos pequeños aprendices de compositores es emocionante. No sólo estamos creando el público del futuro, también a los músicos afirma Withers. Los flashes desde el patio de butacas no cesan, seguidos de un inmenso silencio. Withers introduce con una explicación las piezas. Después del descanso, es la propia ONE quien aborda la partitura original bajo la dirección de Lorenzo Ramos, pero también es pedagógica su intervención. Esta vez para los adultos de la sala que siguen al pie de la letra las indicaciones de Withers, un excelente comunicador. Palmadas, ruidos con la boca... todo sirve para hacer música. Witherstiene muy clara la necesidad de acercar el escenario, La pequeña competencia Mark Withers despliega una energía abrumadora sobre el escenario. No es fácil dirigir a una orquesta de 200 músicos en potencia. A esto hay que sumarle que en el descanso se cuela en su camerino una aprendiz de periodista. Marina de Blas, de nueve años, grabadora en mano, interroga a Withers sobre sus gustos musicales y las diferencias entre Inglaterra y España. Y pregunta: ¿Qué es para ti ser músico? Un sueño porque puedo pasar todo el día tocando música para niños en los colegios, en los hospitales. Para mí, dedicarme a la música es un privilegio afirma Withers, clarinetista y director de orquesta, que se inició en ella a los ocho años en el Coro de la Catedral de San Pablo, en Londres. Todo un ejemplo. Mark Withers (a la derecha) dirigiendo a casi 200 niños ayer en el Auditorio Nacional FOTOS: CHEMA BARROSO Aprendices de Mozart Doscientos niños, entre 9 y 11 años, recrean la música de El Cascanueces de Chaikovski en el Auditorio Nacional, con la ayuda de los músicos de la ONE y el coordinador del programa pedagógico, Mark Withers POR SUSANA GAVIÑA MADRID. Sobre el escenario de la sala sinfónica del Auditorio Nacional no cabe un alfiler. Ha sido conquistado por casi 200 aprendices de músico. Las mismas tablas que antes han acogido a las mejores orquestas del mundo, y lo seguirán haciendo, recibieron el domingo por la mañana a una muy particular agrupación compuesta por niños de entre 9 y 11 años. Forman parte del proyecto pedagógico que está llevando acabo la Orquesta Nacional de España (ONE) desde hace dos años. La idea no es original, nació hace veinte años en el seno de la London Symphnoy Orchestra bajo el nombre de LSO Discovery. El programa consiste en ayudar a descubrir la música a distintos colectivos: niños y sectores marginales en particular. Durante estas dos décadas lo han logrado con más de 30.000 personas. El programa pedagógico desarrollado ahora por la ONE consiste en elegir una partitura, en este caso la suite del Cascanueces de Chaikovski (hace dos meses fue El amor brujo de Falla) y llevarla a los colegios (públicos o concertados) previamente seleccionados por el Centro Regional de Innovación y Formación Las Acacias dependiente de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. El único requisito, que tengan profesores de música. Los alumnos pueden ser de primaria y secundaria. Para este segundo programa pedagógico de la temporada, se han presentado más de 30 colegios, pero tan sólo han sido siete los seleccionados (cada grupo lo forman entre 25 y 30 alumnos de primaria) Los centros escolares- -de estratos sociales muy diferentes- -que comparten escenarios proceden de Aravaca, Moratalaz, Puente de Vallecas... En algunos de ellos, con una alta presencia de inmigran- Reinterpretar a Chaikovski La ONE importó el sistema y lo ha venido aplicado durante las dos últimas temporadas. Al principio, como un programa piloto, que con el tiempo se ha ido consolidando aunque tiene que seguir evolucionando. Es importante adaptarlo a las condiciones de cada ciudad, espacio u orquesta explica a ABC, Mark Withers, coordinador pedagógico del proyecto en la ONE, y colaborador de la LSO desde hace dos décadas. que está demasiado aislado a veces a la sociedad; y que el mundo del arte debe asumir su responsabilidad. Los músicos dejamos la responsabilidad demasiado en manos de los políticos se lamenta. Por ello, se ha convertido en un precursor de proyectos como éste, espero que otras instituciones repitan la receta de la ONE, pero también que se desarrollen nuevas ideas. Cuanto más variedad haya, mejor