Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos LUNES 13- -11- -2006 ABC El nuevo tripartito catalán apunta al Archivo de la Corona de Aragón La constitución del Patronato de este archivo no tranquiliza a quienes temen un nuevo desmembramiento patrimonial s El Estatut ordena integrar parte de sus fondos en el Sistema de Archivos catalanes DAVID MORÁN BARCELONA. Los fondos propios de Cataluña situados en el Archivo de la Corona de Aragón y en el Archivo Real de Barcelona se integran en el sistema de archivos de Cataluña Esta disposición adicional, situada en el último tramo del nuevo Estatut de Cataluña y sobre la que pesan tres recursos de inconstitucionalidad presentados por Aragón, Valencia y Baleares, abre la puerta a una nueva polémica relacionada con la memoria histórica. Así, si el gobierno de Pasqual Maragall tuvo en la devolución de los llamados papeles de Salamanca uno de sus caballos de batalla, José Montilla se estrenará al frente del ejecutivo catalán con el dilema de desgajar o no un nuevo archivo. Se trata, en este caso, de un centro documental con más ocho siglos de antigüedad que recoge documentos de la cancillería real de la Corona de Aragón y cuya titularidad ha sido constante objeto de debate entre las cuatro comunidades autónomas implicadas. Ni siquiera la aprobación del real decreto que, con veinte años de retraso, da luz verde a la creación del Patronato del Archivo de la Corona de Aragón parece haber tranquilizado a quienes temen un nuevo desmembramiento patrimonial. La constitución de un órgano rector presidido por el Ministerio de Cultura y en el que estarán representadas en pie de igualdad Cataluña, Aragón, Valencia y Baleares, liquida la cuestión de la titularidad, pero no aclara aspectos relativos a gestión y contenido. vo afecta exclusivamente a Cataluña y que su nacimiento responde a la imposición en el siglo XVIII del nombre de Archivo de la Corona de Aragón en sustitución de la denominación Archivo Real de Barcelona, vigente desde 1318 a 1714. Para los archiveros aragoneses, sin embargo, afirmar que la mayoría de documentos del Archivo son catalanes es una grave falta de información Para la Asociación de Bibliotecarios, Archiveros, Documentalistas y Museólogos de Aragón, la sección más importante del Archivo reúne en 7.000 volúmenes cerca de cuatro millones de documentos que se refieren a todos los territorios de la Corona y son inseparables de sus volúmenes, que forman unidades indivisibles Desde esa entidad se asegura también que los historiadores catalanes no propondrían la vuelta a una denominación que no se usa hace cientos de años si no fuera para eliminar del nombre cualquier referencia a Aragón El consejero de Cultura en funciones, Ferran Mascarell, ya dejó clara cual era su posición al asegurar que, en realidad, el Archivo de la Corona de Aragón no acoge un conjunto homogéneo y unitario de documentos, sino un conjunto de archivos, una miscelánea muy diversa Es obvio que los fondos que no responden a la lógica histórica de la Corona de Aragón deben ser depositados en los archivos que correspondan aseguró en su comparecencia ante la Comisión de Política Cultural, abogando por un debate científico que resuelva la verdadera procedencia y ubicación del fondo Ahora que el Departamento de Cultura de la Generalitat quedará en manos de Esquerra Republicana de Catalaña (ERC) todo apunta a que las demandas seguirán el mismo camino. De hecho, uno de los puntos del programa electoral de los nacionalistas catalanes en las recientes elecciones ya anunciaba la intención de integrar al sistema de archivos de Cataluña el fondo propio custodiado en el Archivo de la Corona de Aragón Aún así, la creación de un patronato intercomunitario dependiente del Ministerio de Cultura supone un traspiés para las reivindicaciones de ERC, partido que históricamente ha reclamado el traspaso de la titularidad del Archivo a la Generalitat alegando que es el único gran organismo cul- Fórmula jurídica similar a la de los archivos de Indias y de Salamanca A pesar de que, tal y como aseguró la ministra de Cultura, Carmen Calvo, el Patronato no entrará en funcionamiento hasta principios de 2007, su texto fundacional ya contempla la emisión de un informe preceptivo sobre cualquier salida permanente de fondos del Archivo Un canto a la prudencia que inquieta a quienes ven en esa frase el mecanismo que articule la salida de todos aquellos documentos con los que el gobierno catalán espera engrosar el sistema de archivos de Cataluña. Según fuentes del Ministerio de Cultura, se trata de una fórmula jurídica similar a la que ya aparece en los textos fundacionales de otros archivos, como el de Indias y el de la Guerra Civil de Salamanca y que, siempre según esas fuentes, no implica que, a día de hoy, se contemple la salida permanente de documentación. La decisión, aseguran, quedará en manos del Patronato, organismo cuya constitución se quiere hacer coincidir con la inauguración oficial de las obras de rehabilitación del Palau dels Virreis, sede del Archivo en Barcelona. A vueltas con la lógica histórica La puesta en marcha del Patronato despejará incógnitas, pero desde las instituciones catalanAs se insiste en recordar que una gran parte del Archi-