Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 s 11 s 2006 MADRID 55 La sierra se protege del jabalí Es el amo de los montes. Su capacidad reproductora y la ausencia de depredadores ha llevado a este animal a multiplicarse. Varios municipios han vallado las urbanizaciones para frenar su expansión POR MIGUEL OLIVER MADRID. En la sierra de Madrid cada vez hay más jabalíes. Muchísimos. Las autoridades ya no saben qué hacer para frenar la expansión de este animal. La ausencia de un depredador por encima de su pirámide alimenticia y su rapidez para adaptarse al entorno agreste de la periferia madrileña lo han convertido en el auténtico amo de los montes madrileños. Hasta ahora el problema no había pasado a mayores, pero en los últimos meses han crecido las voces de alarma sobre la presencia del jabalí en varias urbanizaciones del extrarradio de la capital. Las Rozas ha sido el primer gran municipio que ha intentado poner freno a este avance que parece que no tiene fin. El Ayuntamiento de dicha localidad ha decidido colocar vallas cinegéticas en las zonas donde los vecinos llevan años denunciando la presencia de jabalíes, que se agudiza en los primeros meses después del verano debido a la sequía y a la escasez de alimentos en su hábitat natural. Los jabalíes buscan alimento y agua en jardines, piscinas y praderas de las urbanizaciones más próximas a sus lugares habituales, en algunos casos alimentados por los vecinos, lo que fomenta que se acostumbren a acercarse sin temor a zonas habitadas para comer y beber. cos puedan actuar en cada caso de la manera más rápida y eficaz posible A pesar de sus incursiones en zonas pobladas por el ser humano, de momento no se ha registrado ningún encuentro violento con este animal. Y es que el jabalí, aunque puede dar la impresión de que se trata de una especie violenta, sólo ataca si se encuentra herido. Muy posiblemente, se puede reproducir a lo largo de todo el año, pero su época principal de celo se da entre noviembre y principios de diciembre. Las hembras tienen un solo celo de 23 días al año y fabrican una especie de cama con toda clase de vegetales. La gestación dura cerca de cuatro meses y el parto ocurre entre febrero y abril. Tienen una camada por año. Las crías, llamadas rayones, son capaces de ver y están bien recubiertas de pelaje. Permanecen durante una semana en el cubil y después siguen a su madre. Alcanzarán la madurez sexual a los dos años. De hábitos predominantemente nocturnos, durante el día suele reposar en una especie de cama o pequeña excavación que realiza en el suelo, al abrigo de rocas o matorrales. Su visión es escasa, pero su olfato y oído son agudos. Amoladera Navaja o colmillo Criterios de homologación de trofeo- Longitud y grosor de los colmillos- Grosor de las amoladeras- Belleza y color de ambos Longitud Viven en familia Generalmente vive en familias, con un macho y una hembra junto a sus crías. Las hembras conducen a los rayones y a jabatos algo mayores, mientras que los machos protegen la retaguardia del grupo. Los machos viejos viven también en solitario. Los individuos de dos a cinco años suelen formar las conocidas piaras o grupos separados de jóvenes machos. Tiene gran afición por revolcarse en el barro y agua, con lo que elimina gran cantidad de parásitos de su densa pelambrera, para a continuación frotarse fuertemente contra un árbol. Se alimenta de todo, es omnívoro: frutos (bellotas, castañas, bayas) tubérculos, raíces, cereales, gusanos, insectos, mamíferos pequeños, culebras, hongos, frutas caídas, caracoles, huevos y pollos de aves nidificantes en el suelo, crías de cérvidos, carroña, etc... Rodeada por tres parques Fuentes municipales apuntan que éste es un problema común a todos los municipios, con independencia de la zona en el que estén enclavados. Las Rozas está rodeada por tres grandes parques naturales protegidos, que ocupan el 50 por ciento de su término municipal: el Monte del Pardo, el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y el Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama. Todo esto implica, a juicio de los responsables del ayuntamiento roceño, grandes limitaciones y servidumbres a la hora de solucionar este problema. La Concejalía de Medio Ambiente hizo un llamamiento a los vecinos afectados a que se pongan en contacto con el Consistorio para que sus técni- Perímetro Anchura en la sección más gruesa Huellas Las hembras marcan las pezuñas traseras en el interior de las delanteras; los machos, al revés Hembra Macho Características Características Nombre científico Clase Orden Familia Peso Longitud del cuerpo Longitud de la cola Alzada a la cruz Longevidad Sus scrofa Mamífero Artiodáctilos S. O. Suiformes Suidos Machos: 70- 90 kg Hembras: 40- 65 kg 120 cm 22 cm 65 cm Entre 10 y 12 años Las Rozas ha sido el primer gran municipio en colocar vallas para impedir su paso a zonas habitadas Los expertos avisan de que, a pesar de su carácter violento, sólo ataca si se encuentra herido 9 cm 5 cm 6- 7 cm Pezuñas secundarias Jabalí Sus scrofa La crin que recorre el lomo se eriza en caso de cólera Vista casi nula, compensada con un importante desarrollo del olfato y del oído Baña o bañadero Cuartos delanteros más altos que los traseros, a diferencia del cerdo doméstico Animal nocturno. Fiero, pero peligroso sólo si es herido Es un animal limpio, se baña en barro todos los días del año para desparasitarse Los machos viejos, llamados macarenos o solitarios suelen ir acompañados de un jabalí joven, el escudero que se expone a todo antes que el adulto El pelaje da nombre a las edades del jabalí: las crías o rayones tienen rayas longitudinales. Luego se oscurece, pasando del rojo bermejo en los primeros meses, al marrón y negro de los adultos o berracos ABC Elena Segura- CG. Simón Documentación: Ángel Luis Gordillo