Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 s 11 s 2006 INTERNACIONAL 35 ARGENTINA El muro de papel La UE ve con buenos ojos la intervención del Rey en la guerra de las papeleras entre Buenos Aires y Montevideo. La fábrica de la española Ence se construirá en Nueva Palmira (Uruguay) La mitad de las fábricas de celulosa en Argentina son contaminantes POR CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. Declarada la guerra- -en sentido figurado- -entre Argentina y Uruguay por la construcción de una fábrica de celulosa en territorio uruguayo, ambos países buscan paz con la mirada puesta en España. Los buenos oficios del Rey y las gestiones que emprenderá esta semana el embajador Juan Antonio Yáñez en Buenos Aires, recibieron el respaldo de la Unión Europea. En este contexto, el Gobierno de Kirchner- -que se opone a la fábrica uruguaya- -solicitó un crédito al BID para construir otra en su país. Se trataría de la undécima en territorio argentino, donde la mitad de las que están operativas presentan graves problemas medioambientales. La Comisaria de Relaciones Exteriores de la UE, Benita Ferrero, ve con buenos ojos la misión de facilitador de Don Juan Carlos para que Argentina y Uruguay logren derribar el muro de papel que los mantiene enfrentados. Todos los esfuerzos encaminados hacia una solución son bienvenidos Ferrero realizó estas declaraciones en Buenos Aires después de entrevistarse con el presidente Néstor Kirchner. El contencioso entre Argentina y Uruguay tiene como eje la empresa finlandesa Botnia, pero arranca de cuando ésta, junto con la española Ence, iban a levantar dos plantas en la localidad uruguaya de Fray Bentos, en la costa del río que divide geográficamente a ambos países. Las protestas de los vecinos y las presiones del Gobierno argentino forzaron que la firma española desistiera de su proyecto, y, aunque todavía no lo ha anunciado oficialmente, la fábrica se construirá en Nueva Palmira, en el margen uruguayo del Paraná, frente al delta del Tigre argentino. El caso de Botnia es diferente. Con cerca del 60 por ciento de sus instalaciones edificadas, continúa con el proyecto. Argentina ha intentado paralizarlo porque dice que lo considera perjudicial para el medio ambiente. BRASIL Colón URUGUAY Paysandú Buenos Aires N Río de la Plata Concepción del Uruguay URUGUAY 50 km ARGENTINA Gualeguaychú Planta de la finlandesa Botnia Oídos sordos El Gobierno de Néstor Kirchner no acepta los informes de la Corporación Financiera Internacional, brazo del Banco Mundial, que asegura que no habrá impacto ecológico significativo y denunció al país vecino ante el Tribunal Internacional de La Haya, que falló en primera instancia a favor de Uruguay. Este Tribunal debe pronunciarse sobre si Uruguay ha violado el Tratado de Administración conjunta del río. El Gobierno de Kirchner insiste en el daño colateral de la fábrica. Aunque parezca surrealista, Buenos Aires solicitó esta semana al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) un prés- Fray Bentos Río Uru gu a y Mercedes tamo para construir su undécima fábrica de celulosa. El presidente del BID, Luis Moreno, anunció: Estamos estudiando un tipo de créditos para una pastera término popular de las plantas en Argentina La mitad de las pasteras argentinas tienen denuncias graves de contaminación. La inversión del complejo de celulosa, entre Botnia y Ence, es la mayor de la historia de Uruguay, son más de 1.800 millones de dólares, y prevé generar unos 7.000 puestos de trabajo. La producción al año será de 1,5 millones de toneladas de celulosa, el doble de lo que producen las diez empresas argentinas.