Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LUNES 13 s 11 s 2006 ABC Antitaurinos El toreo, ¿arte o tortura? Uno de los frentes en los que más activistas radicales se pueden encontrar es en la lucha contra el toreo. Hasta tal punto llegan los intentos por terminar con la Fiesta Nacional de España, que existe un partido político cuyo principal objetivo es terminar con el mundo del toro. En casi tradicional se ha convertido el encierro de San Fermin en protesta por los toros, en el que por las cales de Pamplona corre gente desnuda. El mes pasado 15.000 visones fueron liberados en Galicia. El 70 por ciento de ellos murieron. En la imagen, una granja de Oza dos Ríos EFE Los ecoborrokas Los grupos ecologistas radicales se han convertido en un motivo de preocupación para los gobiernos s Sus acciones son, en muchas ocasiones, mucho más perjudiciales que beneficiosas para el medio ambiente POR PABLO MINGOTE MADRID. La alarma ha saltado de nuevo después de la liberación de 15.000 visiones de una granja gallega. Una acción que ha despertado la preocupación por los grupos ecologistas radicales y sus acciones de boicot en ámbitos tan diversos como los derechos de los animales, la tala de árboles, los cultivos transgénicos, la contaminación en la producción de energía o la oposición a la globalización. El ecologismo extremo ha encontrado su perfecta vía de comunicación en internet, donde se pueden encontrar numerosas páginas que sirven de foros a estos grupos. Lugares en los que se entremezclan la ecología con las ideas radicales de organizaciones de extrema izquierda, a las que muchas veces los ecoborrokas se encuentran vinculados. Socialismo, comunismo y anarquismo, son el perfecto caldo de cultivo en el que cocinar sus acciones, revistiéndolas de un tinte ideológico en el que muchas veces buscan una justificación. Algunos de estos grupos, perfectamente identificados por las autoridades, han querido ilegalizarse. Es el caso del Frente de Liberación Animal, a quien la Comisión Europea quiso incluir, sin éxito, en la lista de los grupos terroristas de la Unión Europea. Ese grupo fue el responsable de la liberación de 15.000 visiones el 15 de octubre en tres peleteras de La Coruña. La preocupación en EE. UU. es evidente; allí, el Departamento de Seguridad considera terroristas a los grupos ecologistas radicales También hay quienes se sirven de estas organizaciones extremistas como instrumento de presión para lograr fines po- líticos y económicos, enmascarándose detrás de la ecología. Tampoco faltan los que los consideran como vándalos o simples gamberros que encuentran en la supuesta defensa del medio ambiente la excusa perfecta para sus actuaciones. Contradicciones Los ecologistas radicales caen, en opinión de muchos, en una contradicción: su defensa del medio ambiente acaba resultando perjudicial para la naturaleza. Así lo advierte Miguel Ángel Valladares, responsable de Comunicación de ADENA: Son medidas que repercuten en el medio, por lo que hay que tener mucho cuidado con lo que se hace. Se desestabilizan los procesos del medio natural en el que se sueltan Sin embargo, otros grupos como Ecologistas en Acción no condenan los actos extremos ya que, como explica Luis Víctor Moreno, miembro de la Comisión de Defensa Animal, hay que decir que la parte del destrozo del medio ambiente es relativa. Hay veterinarios que sostienen que los visiones liberados ocuparían el nicho de los autóctonos, prácticamente exterminados por las peleteras Moreno no defiende este tipo de acciones, pero pide a la gente que valore lo que supone moral y éticamente tener encerrados a esos animales, que del estrés llegan a automutilarse. Es inadmisible tener encerrados a los animales y matarlos a golpes para que una señora luzca un abrigo Miguel Ángel Valladares afirma que la liberación descontrolada nunca la podremos apoyar porque es un impacto ecológico y advierte de que hay que tener cuidado con el ecologismo extremo Utopía ecológica Los extremismos llegan a provocar situaciones absurdas o, cuando menos, utópicas. Es el caso de algunas de las ideologías radicales del ecologismo como son el Primitivismo, que quiere volver a la vida no civilizada o la Ecología Profunda, que aboga por la igualdad total con los animales. Uno de los casos más evidentes es el del Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria que tiene como premisa la lenta desaparición de la raza humana a través del cese voluntario de la procreación lo que en su opinión le permitirá a la biosfera terrestre recuperar la salud. El hacinamiento y la escasez de recursos se aliviarán a medida que reduzcamos nuestra densidad ¿Habrán oído hablar del instinto de supervivencia? EFE Otro Prestige todavía es posible En noviembre de 2002, cuando se hundió el Prestige y extendió su manto negro por la costa gallega, fueron doscientas mil las personas que acudieron a la llamada de Nunca Máis y mostraron su indignación en una multitudinaria protesta. Cuatro años después, son dos mil los que piden medios contra las mareas negras.