Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 12 de Noviembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2005. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 32.567. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF 5,20 CHF. Marruecos. 16 Dh. El cholizo conquista China Los productos cárnicos, joya de la corona de las tradiciones gastronómicas occidentales, comenzarán a producirse y distribuirse en toda China gracias a un avispado empresario español Irene Lozano LA LEY DE LOS PATIOS ver si lo he entendido. Para que dejen de morir mujeres apuñaladas por sus maridos no basta una ley, a la vista de las impenitentes cifras de violencia doméstica. Sólo mediante la educación se logrará erradicar esa especie varonil que ve en la esposa un ser al que dominar. Lo mismo vale para los prejuicios hacia los homosexuales. La igualdad jurídica no basta para evitarles la humillación de que un atrabiliario hostelero les eche de su local o un machito les parta la cara en una piscina. Será necesario aguardar a una nueva generación criada en el respeto a la libertad sexual. Esperamos de esa varita mágica de la educación que nos conceda ciudadanos considerados, amantes del diálogo, respetuosos con el prójimo y la naturaleza e incapaces de saltarse un semáforo en rojo. Las aulas son el bálsamo de Fierabrás que aplicar a todos los males, desde la intolerancia religiosa hasta el reparto de las tareas domésticas. El Tenorio exclamaría aquello de cuán largo me lo fiáis y habría que contestarle que, además de lejano, el prodigio resulta improbable. Porque de esas aulas donde se debería aprender empatía, un día sale una niña con la pierna rota y otro un profesor que ha recibido una tunda. Así que vale más que dejemos los deseos a un lado y trabajemos primero sobre la realidad: los pequeños fascistas que siempre hubo tienen hoy más fácil que nunca imponer su ley en los patios, en esas escuelas a las que fiamos la solución de todo, aunque se hayan convertido en el problema. A POR MARTA MOREIRA nrique García pertenece a esa casta de empresarios de tercera generación a la que le gusta devanarse los sesos. Hace un año y medio comenzó a diseñar una estrategia para comerse una parte del jugoso pastel asiático, que cuenta con 1.300 millones de consumidores potenciales. Mientras en otras industrias tradicionales, como la del calzado o el textil, los españoles se empeñan en competir con los productos asiáticos, este joven emprendedor, labrado en una larga tradición familiar en el sector cárnico, introducirá por primera vez en las cartas de los restaurantes chinos productos como la mortadela italiana, el jamón americano, el pincho moruno africano y, cómo no, el chorizo español. A sabiendas de que en lo relativo a exportaciones de producto España no tiene donde hincar el diente, la consultora valenciana Maluenca ha optado por vender aquello en lo que aventaja de largo a la industria cárnica asiática: el know how Desde la fórmula magistral de una línea de diez embutidos internacionales, hasta los procesos de elaboración (tiempos, condiciones atmosféricas, humedad relativa) y envasado. El paquete de conocimiento incluye también un plan estratégico de marketing. Puestos a hacer embutidos, los chinos también elaborarán una nueva modalidad con su característico sabor agridulce. Con la mediación y el consejo del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y su equivalente valenciano, el IVEX, Maluenca ha cerrado en un tiempo récord de año y medio- -las trabas burocráticas imponen una media de cuatro a siete años- -su segundo convenio marco para trabajar en el país asiático con dos gigantes de la industria alimen- E Enrique García, con uno de los empresarios hechizados por el fiambre taria. Uno de ellos es Desun Foods, cadena que distribuye al 90 por ciento de los supermercados de Pekín, incluyendo a Carrefour y Wal- Mart. ¿Cómo pudo arrancarse ese entusiasmo a los empresarios chinos, avasallados en los últimos tiempos por multitud de propuestas de negocio? La explicación de este joven emprendedor de 34 años es bien simple. Un buen surtido de embutidos agazapados entre el equipaje de mano y una breve degustación fue suficiente. A los chinos se les conquistó por el estómago. Pero este logro no es más que la punta del iceberg, ya que la empresa familiar de Enrique García, Productos Pilarica, proyecta su implantación en China como proveedor de los condimentos, especias y aditivos que requiera la industria asiática para la fabricación de los productos cárnicos. Las necesidades de esta nueva línea de productos supera cuarenta veces la capacidad productiva de las 18 delegaciones que tiene Pilarica en toda España. Este es definitivamente un punto de inflexión para nuestra empresa- -reconoce García- Cuando se enteren los fabricantes españoles les va a doler