Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12- -11- -2006 Shan Fan está considerado el Tàpies chino y expone junto al español en Pekín 87 se puede decir que éste es arte y parte a la hora de alimentar este fenómeno. Desde su posición como intendente de dos óperas- -Los Ángeles y Washington- ha apostado con fuerza por contar con cineastas en sus programaciones. Para Domingo, más importante que contar con una gran estrella, es que ésta crea en ello, que le guste la música y que lo haga bien. No el hecho de hacerlo por hacerlo. De invitarle por el mero hecho de que sea un director de cine, sino porque sabes cómo lo puede hacer- -explica el tenor a ABC- Esta temporada en la Ópera de Los Ángeles he programado una Manon con un director de televisión estupendo, Vicent Paterson, que ha realizado los vídeos de Madonna y de Michael Jackson. Ha sido un éxito. La gente estaba enloquecida Ante la pregunta de si el cine puede renovar la ópera, afirma: Hace falta darle un interés a las producciones. Estando cerca de Hollywood, he invitado a muchos cineastas- -Maximilian Schell, Marta Keller, Gary Marshall- -pero tienen que saber con qué material trabajan, y estar bien preparados. Y la verdad es que hemos tenido espectáculos maravillosos confiesa con cierto orgullo. Sin embargo, no todos sus proyectos en colaboración con Hollywood han llegado a buen puerto. Ése es el caso de una Tetralogía para la que Domingo quiso contar con George Lucas hace unos años. Al final no se hizo. Lo que yo necesitaba de él era la tecnología. Les animé a realizar un experimento pero a un precio asequible. Un Anillo como yo me lo había imaginado hubiera costado 60 millones de dólares. Ellos no se involucraron y no nos dieron precios de costo, sino lo que costaba si se hubiera hecho para el cine, y el precio era una irresponsabilidad... Pero bueno, soñar no cuesta nada bromea. espantada del cineasta danés Lars von Trier Rompiendo las olas a quien el Festival de Bayreuth le había encargado un montaje de la Tetralogía de Wagner. En España, son pocos los cineastas que se han animado al trasvase cine- ópera. El caso más notable es el de Pilar Miró, que en 1982 se estrenó en el Teatro de la Zarzuela con una nueva producción de Carmen que no fue muy bien recibida por un público en exceso conservador. La realizadora de El crimen de Cuenca no se dejó abatir y volvió a intentarlo en 1994 en ese mismo escenario. En esta ocasión, con un título menos conocido, El cazador furtivo de Weber, para el que contó con la inestimable colaboración del director de fotografía Javier Aguirresarobe. Tampoco entonces se ganó los aplausos del respetable. En aquella Carmen la directora contó con la colaboración en el diseño de vestuario de Gerardo Vera, quien luego ha realizado su primera incursión en la ópera como regista con Macbeth de Verdi, estrenada hace dos temporadas en el Real. Este romance entre cine y ópera parece estar echando raíces en nuestro país, así lo demuestra la intendente del Palau de les Arts de Valencia, que ve en el Séptimo Arte la pócima La primera propuesta operística de Minghella ha sido muy bien recibida en Nueva York En su primera temporada en Valencia, Helga cuenta con Milos Forman, y ha invitado a Banderas, Saura y Amenábar mágica para acercar la ópera al público más joven. Helga en su primera temporada cuenta ya en sus filas con el director Milos Forman, y ha cursado invitaciones a otros cineastas como Antonio Banderas, Saura y Amenábar. Consciente de que es difícil compatibilizar los tiempos, su agenda es muy complicada por la duración de los rodajes ya ha concretado un proyecto con Saura, que se encargará de llevar a escena la próxima temporada Carmen dirigida por Lorin Maazel. defiende que un edificio como el creado por Santiago Calatrava es el marco ideal para trabajar con efectros ópticos y virtuales, y justifica que la ópera se aborde de esta manera Su primer fichaje, Milos Forman. E título elegido, El paseo bien pagado de Jiri Slitr, será una coproducción entre la Ópera Nacional de Praga y el teatro valenciano, que se estrenará en España el próxi- mo mes de mayo. Lo haré junto con mis hijos, Petr y Matej- -explica a ABC el cineasta- que ya han producido otra ópera que quedó muy bonita. Por ese motivo, acordamos que colaboraría ahora con ellos pero que en los créditos debería aparecer dirigida por Milos Forman... o Petr Forman (depende de los resultados) bromea. Ante esta masiva incorporación de cineastas al mundo de la ópera, Forman reconoce que sí es cierto que tanto para el teatro, y en especial en el género lírico, están buscando cineastas porque la ópera se está convirtiendo en una pieza de museo, por eso se está intentando atraer nuevos públicos con un enfoque distinto Sobre su montaje no adelanta muchos datos. Es difícil describirlo, pero incluso el guardarropa formará parte de la escena Y en cuanto a su continuidad es cauto: Vamos a esperar los resultados de esta producción. Luego ya veremos Boceto de El primer emperador que se estrena en el Met en diciembre, con dirección de Zhang Yimou Cineastas europeos En esta cruzada por impregnar de nuevos aires a la ópera, Europa no ha permanecido ajena. Luchino Visconti, de quien ahora se cumple el centenario, fue uno de los grandes directores escénicos de la ópera italiana y de su cine se dijo que era operístico Otro ejemplo es Roman Polanski La semilla del diablo que ha llevado a escena títulos como Lulu de Alban Berg, en el Festival de Spoleto; Rigoletto de Verdi, en la Ópera de Munich; o Los cuentos de Hoffman de Offenbach, en la Ópera de la Bastilla. Más reciente en nuestra memoria, se encuentra la Del escenario a la gran pantalla. De Georges Méliès a Kenneth Branagh, con La flauta mágica El maridaje entre ópera y cine es muy antiguo, y sus frutos han quedado plasmados en la gra. Sin abandonar la cámara, muchos cineastas han demostrado su amor por el género. El último ha sido Kenneth Branagh, que acaba de estrenar en Sevilla su filme La flauta mágica con música de Mozart. El director, que ha trasladado la acción a la Primera Guerra Mundial, explicaba a ABC el motivo de su incursión en el género: La idea de llevar al cine esta ópera y traducirla del alemán al inglés surgió con el objetivo de abrir las puertas a la ópera en el Reino Unido, donde se la considera elitista Antes que él, en 1975, Igmar Bergman (cineasta que en su juventud fue ayudante en el teatro de ópera de su ciudad) había llevado este mismo título a la gran pantalla, traducido al sueco. Muchos han sido los directores que vieron en el cine la oportunidad de hacer llegar las grandes óperas a audiencias mayores y a precios mucho más asequibles. Entre ellos Franco Zeffirellli, que también la dirigió sobre el escenario- Tosca La traviata El director italiano contó para ello con un colaborador que como él creía en la popularización del género: Plácido Domingo. Juntos trabajaron en La traviata (1982) y Otello (1986) El tenor español ha participado además en la Carmen (1984) de Francesco Rosi, título que también llevó al cine Peter Brook un año antes. Joseph Losey eligió Mozart y su Don Giovanni interpretado por Ruggero Raimondi en 1979. La lista es interminable. Desde Georges Méliès La condenación de Fausto 1904) y Cecil B. DeMille Carmen 1915) hasta Otto Preminger Porgy and Bess 1959)