Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL DOMINGO 12 s 11 s 2006 ABC Asesinados dos cascos azules jordanos cuando patrullaban en la capital de Haití MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Dos soldados jordanos de las fuerzas de pacificación de Naciones Unidas en Haití (Minustah) fueron abatidos a tiros en Puerto Príncipe, según fuentes de la misión de la ONU en el país caribeño. La agencia oficial de noticias jordana, Petra, detalló que los dos militares recibieron el ataque de desconocidos mientras patrullaban durante la madrugada del sábado por la zona industrial de Sonapi, cerca de Cité Soleil, el barrio más pobre y violento de la capital. Los dos cascos azules muertos son el teniente Ahmed Mohamed y el cabo Rame Waff. El Gobierno jordano, que deplora la muerte de estos dos mártires, continuará asumiendo su papel humanitario en la instauración de la seguridad y de la paz mundiales declaró el portavoz gubernamental en Amán. Con estas dos muertes, ya son once los cascos azules asesinados en esta misión, seis jordanos. Un congreso del partido neonazi desata la indignación de los partidos alemanes Políticos de todos los signos exigen que se prohíba la formación tras permitir un juez el encuentro s El último intento de ilegalización que impulsó Schröder fracasó GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. La celebración del congreso federal del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD) ayer en Berlín, con la participación de 700 delegados que reeligieron a la presidencia encabezada por Udo Voigt, motivó que políticos de todo color reclamaran un nuevo proceso para la prohibición del partido. El último intento, impulsado por el gobierno de Gerhard Schröder y la oposición de entonces, fracasó en 2003 ante el Tribunal Constitucional Federal porque el Estado no quiso revelar cuántos topos de los servicios secretos estaban infiltrados en el partido para su vigilancia y cuál era su influencia en las actividades de la formación. De un tiempo a esta parte, las fuerzas ultraderechistas se han consolidado en Alemania, sobre todo en el Este del país, donde han logrado copar las lagunas de la oferta de ocio para jóvenes, formación e incluso cuidado de niños. En el Este alemán, los neonazis ya no son un fenómeno extremo marginal, sino que forman parte de una nueva normalidad social Uno de cada diez alemanes tiene profundas convicciones antisemitas advierte un reciente estudio de la Fundación Friedrich Ebert. El senador de Interior de Berlín, Ehrhart Körting, se mostró ayer partidario de retirar a los topos del NPD para que el proceso de prohibición pueda cuajar. Me parece factible sin complicaciones declaró a la agencia Dpa. Körting no se contaba entre los manifestantes que increparon ayer frente a la sala de congresos a los delegados del NPD, protegidos por 700 efectivos policiales, a gritos de ¡Nazis fuera! Las autoridades del distrito de Reinickenforf se habían negado a facilitar una sala a los ultraderechistas para su reunión, pero un tribunal dio la razón al NPD en el último minuto para celebrar su congreso en la capital del Reich como la llaman sus dirigentes. Al fin y al cabo, se trata de un partido legal que, de hecho, si lograra superar el 5 por ciento de los votos en las próximas elecciones federales, tendría incluso derecho a que el Estado le financiara una fundación política, como ocurre con el resto de los grupos parlamentarios. Mientras, el NPD se afianza en el tejido social del Este del país, se suceden con un goteo incesante las agresiones racistas y antisemitas. La última se produjo el pasado jueves, aniversario de la noche de los cristales rotos de 1938, la caza de judíos de Hitler en la que ardieron las sinagogas de todo el país. En Fráncfort del Oder, en la frontera con Polonia, dieciséis neonazis de entre 16 y 24 años causaron destrozos en un monumento en recuerdo de las víctimas de 1938 a gritos de ¡Sieg Heil! Ayer, el tribunal de esa ciudad rechazó cursar la orden de detención contra ellos con el argumento de que no ve peligro de reincidencia. es posible que Mario M. un violador pedófilo de 36 años con antecedentes graves procesado desde el pasado lunes por el secuestro de una niña de 13 años de la que abusó brutalmente durante semanas, escapara el miércoles a la observación de sus vigilantes en el patio de la cárcel y lograra encaramarse al tejado de la institución penitenciaria. Permaneció ahí dando vueltas un total de 20 horas, hasta que la Policía logró convencerle de que se bajara. Sin embargo, a efectos mediáticos, el mal ya estaba hecho: Mario M. salió en varias ediciones de todos los canales de noticias increpando a los policías que intentaban hacerle entrar en razón desde un helicóptero. El ridículo puede costarle la dimisión al ministro sajón del Interior, Geert Mackenroth. El violador pedófilo El NPD sabe aprovechar bien su presencia en los parlamentos regionales. En Dresde (Sajonia) los ultraderechistas han reclamado una comisión de investigación para aclarar cómo Las autoridades locales se negaron a facilitar una sala para la cita, pero un tribunal dio la razón a la ultraderecha Protesta contra los neonazis junto al edificio de Berlín donde éstos celebraban ayer su congreso AP Con grupo parlamentario propio en varios Estados G. S. BERLÍN. Desde septiembre de 2004, el Partido Nacional Democrático (NPD) tiene grupo parlamentario propio en el Estado federado de Sajonia y, desde septiembre de este año, también en Mecklenburgo- Antepomerania, donde el partido obtuvo el 7,3 por ciento de los sufragios. Allí, el partido arrastró el 15 por ciento del voto joven, y en algunos pueblos fue incluso la fuerza más votada. Otro partido del mismo palo, la Unión del Pueblo Alemán (DVU) tiene representación parlamentaria en Brandeburgo. Fundado en Hannover en 1964, el NPD logró escaños en siete parlamentos regionales en la segunda mitad de la década de los sesenta por espacio de una legislatura, pero en los siguientes treinta años fue insignificante. Volvió a tomar impulso a partir de 1990, con la reunificación, sobre todo en el Este. Hoy tiene unos 6.000 miembros registrados y un amplio apoyo extraparlamentario de grupos violentos. El diario Der Tagespiegel informó ayer de que el número de delitos de motivación ultraderechista va camino de alcanzar un récord este año. Hasta finales de septiembre, la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) registró 9.013, un 20 por ciento más que en los mismos nueve meses de 2005.