Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12 s 11 s 2006 Máxima tensión en Oriente Próximo INTERNACIONAL 39 El retardado culto al rais Si viviera, la crisis que atravesamos no tendría lugar decía Abdeljawad Saleh, uno de sus mayores críticos. Con Al Fatah y Hamás al borde de la guerra, con la criminalidad disparada, miles de palestinos homenajearon a Arafat a los dos años de su muerte LAURA L. CARO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Son los periodos de crisis social, los de calamidades económicas, los de la convulsión de la guerra, los que impulsan a los pueblos a la búsqueda de amparo en la mística. Y quizás por ello, porque la gravedad de la situación, cercana al colapso, es hoy más profunda que nunca, miles de palestinos viajaron ayer hasta la Muqata en autobuses, para rendirse ante la tumba de Yaser Arafat en el segundo aniversario de su muerte, lo que no hicieron hace un año. Entonces, la necesidad de buscar un nuevo líder, de poner en marcha unas elecciones a las que el rais siempre se negó en vida y la resaca de la retirada israelí de la franja de Gaza, no invitaban al ejercicio de nostalgia en torno a los restos mortales de Abu Amar, convertido en objeto de culto, símbolo de una unidad palestina quebrada hasta lo irremediable dos años después de su fallecimiento. Ayer, con los 19 muertos de Beit Hanun todavía en la retina, con una precariedad política y económica en los territorios peor a la que siguió al estallido de la Intifada de Al Aksa en septiembre de 2000- -cuando Israel volcó su represión militar y Estados Unidos aisló a Arafat tras su declaración de guerra- pareció llegar el demorado homenaje. ¡Cuánto te echamos de menos, Abu Ammar! titulaba en grandes caracteres la primera página del diario palestino Al- Quds Arafat, cuánto te echamos de menos, te echamos de menos por la situación que vivimos y seguiremos echándote de menos pues la situación empeorará proclamaba Naser al Kidwa, el sobrino del que fue durante cuatro décadas conductor indiscutible de la política palestina entre los aplausos de la multitud congregada ayer en Ramala. Donde las sombras de su gestión- -la glorificación de la violencia que causó miles de víctimas en su propio pueblo, la destrucción de las infraestructuras, la desaparición o malgasto de 3.000 millones de dólares de ayuda extranjera- -se desvanecieron para dar paso al brillo de la leyenda del hombre que llevó adelante el Proceso de Paz de Oslo y bajo cuyo liderazgo carismático fue posible eludir las que la rivalidad entre su partido, Al Fatah, y Hamás, estallarán en olas de violencia interna como las que arrasan ahora los territorios hasta hacer temer el inicio de una guerra civil palestina. Por no hablar del surgimiento de clanes familiares mafiosos que han disparado hasta límites desconocidos la criminalidad en la franja. Líder efectista Ante esta circunstancia, las miradas se volvían ayer hacia el controvertido y complejo jefe, que supo controlar al Movimiento de Resistencia Islámica cada vez que comprometía el proceso de paz con Israel con golpes de efecto como la reclusión en una residencia vigilada de su guía espiritual, el jeque Yassim, o la detención de su número dos, Abdelaziz Rantissi. Pero también para añorar como, incluso cuando Arafat permanecía sitiado en la Muqata y marginado por Estados Unidos, había salarios para pagar a los funcionarios y llevar comida a casa. Tan lejos de la asfixia económica actual, provocada por el embargo internacional impuesto tras la victoria electoral de Hamás, que ha sido incapaz de encontrar vías alternativas de financiación para conseguir los 100 millones de euros mensuales para pagar a los 165.000 empleados públicos, de los que depende un tercio de los palestinos de Cisjordania y Gaza. Si Arafat viviera, la crisis que atravesamos no tendría lugar afirmaba el ex diputado Abdeljawad Saleh, uno de los más implacables críticos del dirigente. En el fondo era un estratega capaz de enfrentarse a las crisis y de aportar soluciones, nadie- -añadió- -es capaz de cumplir el papel que él se había atribuido Como dándole la razón, sobre la tumba del rais su sucesor, Mahmud Abás, hablaba ayer de nuevo de que habrá acuerdo con Hamás para formar el gobierno de unidad y poder sacudir así el actual boicot. Estará listo, decía esta vez, hacia final de mes Mahmud Abbás, presidente palestino, saluda al público durante el homenaje a Yaser Arafat REUTERS EE. UU. veta la condena de la ONU a Israel por la matanza de Beit Hanun MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Por segunda vez en menos de seis meses Estados Unidos vetó ayer una resolución de la ONU que condenaba los abusos militares de Israel en Palestina, esta vez referida a la matanza de Beit Hanun. El voto americano fue el único en contra, aunque Gran Bretaña, Japón, Dinamarca y Eslovaquia se abstuvieron por entender que el texto no era equilibrado. El embajador estadounidense, John Bolton, consideró que las interpretaciones de las partes no eran ecuánimes y entendió que calificar de excesivas y desproporcionadas las operaciones militares de Israel, legales -insistió- -por su derecho a la autodefensa, es un juicio de valor que no debe hacer el Consejo de Seguridad A Bolton también le pareció imperdonable que no hubiera ni una sola referencia al terrorismo explicó. El texto propuesto por Qatar ya había sido suavizado. La palabra masacre había desaparecido y ya no se ordenaba el despliegue de observadores de la ONU para supervisar un cese el fuego, aunque se pedía el alto inmediato de las actividades militares israelíes que pusieran en peligro la vida de la población civil palestina y la retirada de las tropas a las posiciones de junio pasado. El representante palestino lamentó que se envíe a Israel el mensaje de que pueden seguir comportándose por encima de la legislación internacional ABC. es Imágenes y vídeo de la tensión en Oriente Próximo: http: www. abc. es internacional