Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL Máxima tensión en Oriente Próximo DOMINGO 12 s 11 s 2006 ABC Nadie de España ha hablado con Hamás: tienen miedo a Israel Khaled Mashaal s Líder de Hamás exiliado en Damasco Yo no ordené personalmente la captura del soldado israelí Gilat Salid. Hamás opera en Gaza de manera independiente afirma el portavoz de Hamás, quien avisa que vamos a seguir luchando POR MIKEL AYESTARÁN CORRESPONSAL DAMASCO. El búnker del líder de Hamás es una pequeña Palestina dentro de Damasco. Khaled Mashaal (Ramalah, 1957) lleva seis años refugiado en Siria y vive rodeado de fuertes medidas de seguridad. Su nombre está en la lista de los más buscados por Israel y hasta el momento ha sufrido dos atentados, uno de ellos en Damasco. Físico y padre de siete hijos, este hombretón de barba cerrada y canosa recogió el testigo del asesinado jeque Ahmed Yasin en 2004. Su discurso es duro, directo y amenazante, pero habla con calma, sin alzar la voz. Estamos en un momento crítico, muy crítico repite una y otra vez mientras los informativos de Al Yazira de la televisión de su despacho ofrecen en directo el funeral de la masacre de Beit Hanun. Un enorme póster de la mezquita de Al Aqsa, de Jerusalén, es toda la decoración de su lugar de trabajo. Mashaal sueña con volver a su tierra, pero una vez esté liberada para un estado que ha perdido la confianza en su ejército y en sus gobernantes. -Tras el alto el fuego, Nasrallah aseguró que no hubiera ordenado la captura de los dos soldados de haber sabido las consecuencias. ¿Se arrepiente usted de la captura del soldado israelí Gilat Salid el pasado 25 de junio? -Yo no ordené esa captura personalmente. Hamás opera en Gaza de manera independiente. Además, a diferencia del Líbano, la captura vino tras una escalada de violencia. Había demasiadas agresiones a las que responder y este tipo de acciones sirven para poder luego cambiar prisioneros. Tenemos más de diez mil palestinos en cárceles de Israel, de ellos al menos cuatrocientos son menores de dieciocho años y otros cien están gravemente enfermos. -La guerra debilitó a Olmert. ¿Es ahora su gobierno más vulnerable incluso que el palestino? -Sin duda. Tanto Hamás como el Gobierno de la ANP no son débiles, pero sufren un bloqueo y unas presiones que les impiden trabajar con normalidad. Además, estamos avanzando en el proceso de unidad y pronto habrá resultados. Hamás tiene en estos momentos la llave de la paz, somos los más fuertes. Khaled Mashaal en su casa de Damasco, junto a un póster de la mezquita de Al Aqsa be al momento, a las imágenes aún frescas de los cuerpos muertos. En Hamás no creemos en este sentimiento, sino en los motivos patrióticos y religiosos de la resistencia. Hay una tierra por liberar, una ocupación con la que hay que terminar y vamos a seguir luchando por conseguirlo. ese paréntesis y volver a la acción. No nos dejan otra opción. ¿Conoces alguna nación que se haya liberado sin luchar? ¿Entiende alguna fuerza ocupante otro lenguaje que el de las armas? M. AYESTARÁN ¿Cuál es esa llave? -La llave es la fortaleza y la honestidad. La gente confía en nosotros, lo que nos da la legitimidad política y la legitimidad a la resistencia. A la comunidad internacional sólo le quedan dos caminos, seguir callada ante los crímenes de Israel o sentarse con nosotros a hablar. En ambos casos, Hamás está listo para la guerra y para la paz. ¿No hay un mínimo espacio para el entendimiento? -No. Nunca nos han dado una mínima opción de recuperar los nuestro. Que nadie se olvide de Oslo. Arafat lo intentó por la vía pacífica, y, ¿qué consiguió? Trece años después estamos peor. Israel sólo entiende la resistencia. -La orden está dada y ahora cada unidad entrará en acción cuando lo estime oportuno. Cualquier operación que consideremos correcta será llevada a cabo, desde ataques suicidas hasta capturas de soldados. Lo que nadie debe olvidar es que nuestras posibilidades son limitadas, no somos Hizbolah. -Después de tanto tiempo, ¿piensa de verdad que la vuelta a los atentados y las capturas de soldados traerán la paz? -No hay una vuelta a nada porque nosotros nunca hemos parado. Dentro de la actividad de la resistencia hay paréntesis de calma, pero al aumentar la agresión es la hora de cerrar ¿Cómo es su relación con el líder del Partido de Dios? -Muy buena. Nos vemos con frecuencia. ¿Cómo afectó a los palestinos la retirada israelí del Líbano? -Esta derrota ha hecho que, a corto plazo, aumente la agresividad sobre Gaza, pero a medio, va a suponer un problema -El presidente sirio, Bachar Al Assad, ha repetido en numerosas ocasiones que España está jugando un papel fundamental para la puesta en marcha de un proceso de paz en la región. ¿Opina usted lo mismo? -España es un país activo en la búsqueda de soluciones, pero nadie de España ha hablado con Hamás. Tienen demasiado miedo a Israel. ¿Cuándo empezarán la actividad armada de nuevo? ¿Qué tipo de lucha plantean esta vez? -Esta semana Israel ha vuelto a asesinar a decenas de palestinos. ¿Lleva usted la cuenta? -Los procesos de liberación no entienden de números de mártires y para decir si esta batalla va bien o mal no podemos tampoco comparar las bajas en ambos bandos porque ellos son infinitamente superiores. Sin embargo, el valor de recuperar la tierra es más grande que el de nuestras vidas. El responsable final de este conflicto es Israel. Ellos atacan y nosotros nos defendemos, resistimos y resistiremos. Dimiten los cinco ministros chiíes del Gobierno libanés EFE BEIRUT. Los cinco ministros de los movimientos chiíes libaneses Hizbulá y Amal presentaron ayer su dimisión de los cargos que ocupaban en el gobierno del primer ministro Fuad Siniora, informaron medios locales. Estas dimisiones llegan después de que aumentara la tensión entre la mayoría parlamentaria anti- siria y los partidos chiíes por la exigencia de estos de formar un gobierno de unidad nacional y, en especial, por la posible creación de un tribunal internacional que juzgue el asesinato del ex primer ministro Rafic Hariri. Según explicó la cadena Al Manar órgano de Hizbulá, las dimisiones se deben a la insistencia del gobierno de imponer condiciones y resultados previos a las negociaciones para la formación de un gobierno de unidad nacional. Ambos partidos señalan que dichas exigencias dañan los intereses nacionales superiores -En los funerales por las víctimas de Beit Hanun la gente pedía venganza a gritos. ¿Va a vengar Hamás estas muertes? -La demanda de venganza por parte de la multitud se de-