Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12 s 11 s 2006 ESPAÑA 29 Detectan en Madrid 210 kilos de vacuno sin pasar los controles de las vacas locas Sanidad desconoce si una parte ha llegado a los consumidores y a otras comunidades G. ZANZA MADRID. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria detectó a última hora de la tarde de ayer en Madrid una partida de 210 kilos de vacuno británico en la que podría haber restos de una res irlandesa (pero sacrificada en Gran Bretaña) y que no ha pasado los controles sanitarios previstos contra la encefalopatía espongiforme bovina, más conocida como el mal de las vacas locas. La partida está almacenada en una nave industrial de Madrid, a la que los técnicos sanitarios no pudieron acceder al cierre de esta edición. La agencia dependiente del Ministerio de Sanidad no pudo precisar si parte de esos 210 kilos han sido distribuidos a los puntos de venta y, por ende, a los consumidores españoles. Fuentes de la consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid señalaron que a esta partida podrían sumarse otras más que ya se habrían distribuido a otras comunidades autónomas, aunque no pudieron precisar ni la cantidad ni a cuales. La carne pudo haber llegado a España sin ser procesada, en canal. En la carne afectada no existen restos de material específico de riesgo (MER) la parte más sensible de transmitir la enfermedad. Este material comprende elementos como el craneo, cerebro, ojos, columna vertebral (espinazo) o intestinos. Este hecho haría más difícil la transmisión de la enfermedad al hombre, siempre y cuando el animal afectado estuviese enfermo, cosa que no se ha podido demostrar. Se trata del primer caso de un animal no examinado de los 330.000 sacrificados en Gran Bretaña 13 meses después de que se autorizase la venta de reses de más de 30 meses. La alerta se produce pocos meses después de que Gran Bretaña volviese a obtener permisos para poder exportar carne de ganado vacuno a la Unión Europea. Según el diario The Guardian las autoridades británicas habrían pedido a España, Francia e Italia que alertasen a los consumidores de la existencia de carne británica que no ha sido sometida a las pruebas para la detección del mal de las vacas locas. La notificación no se recibió hasta última hora de la tarde de ayer. El rotativo advierte de que los británicos pueden haber comido carne no sometida al exa- men. Tras la alarma de las autoridades del Reino Unido, se están ya retirando por precaución del mercado británico miles de cortes de carne. Los supermercados Co- op informaron de que el problema afecta a unas 5.700 cajas- -cada una contiene varios paquetes de productos frescos de vacuno- Las autoridades británicas insisten en que el riesgo para la salud es extremadamente bajo y señalan que se dejó de examinar a una vaca, aunque la carne de ese animal se mezcló con la de otros sacrificados al mismo tiempo. Muchos de esos productos han caducado. Más de 150 fallecidos Un total de 158 ciudadanos británicos han muerto hasta ahora como consecuencia de esa variante de la enfermedad Cretzfeld Jacob, y seis enfermos continúan aún con vida. Al margen de esa tragedia humana, la enfermedad de las vacas locas ha supuesto un desastre económico para la ganadería del Reino Unido con más de 183.000 casos confirmados desde su estallido y millones de animales sacrificados. En el lote afectado puede haber restos de una res irlandesa que no fue analizada en Gran Bretaña